Skip to content
 

Protéjase de la estafa de la niñera

Fraude afecta en especial a quienes ofrecen sus servicios en línea.

In English | Luego de años de trabajar como niñera cuidando a niños del vecindario y a sus amados nietos, Beth Palzet supuso que podría ganar algunos dólares extras publicando su disponibilidad y cualificaciones en Care.com, un legítimo y ampliamente usado sitio web para cuidadores.

Pronto recibió un pedido de “Nancy Wagner”. Estoy viviendo en el extranjero, escribió la persona, pero estoy a punto de regresar a EE. UU. ¿Podría cuidar de mis dos niños? Después de intercambiar mensajes de texto a través de sus teléfonos celulares y correos electrónicos, se le dijo a Palzet que estaba contratada. Wagner hasta ofreció pagarle por adelantado.

Vea también: Tres estafas que afectan a los adultos mayores.

Este es un caso más de la “estafa del sobrepago a la niñera”. Y Palzet, una socia de AARP de 61 años que reside en Illinois, estuvo a punto de caer en la trampa.

La suya es la típica experiencia para este tipo de artimaña, que en el 2010 ocupó las portadas de los medios de comunicación, generando advertencias de Better Business Bureau (oficina de ética comercial) y otras organizaciones.

La estafa consiste en que un estafador responde a un aviso en línea de un cuidador, usando un nombre falso. Una vez que se llega a un acuerdo —generalmente sin que las partes se encuentren cara a cara o sin mediar siquiera una comunicación telefónica—, el “cliente” envía un cheque como pago anticipado por el trabajo prometido.

Pero el cheque es con un monto considerablemente más alto que el acordado. Se le pide al cuidador que deposite el cheque y que rápidamente gire el monto pagado de más al supuesto empleador o a un tercero. Unos días más tarde, se comprueba que el cheque es falso, y la víctima debe responder por el dinero que fue a parar a manos del estafador.

En el caso de Palzet, el cheque se hizo por $2.700. De esa suma, $500 correspondían a su “primer pago” y el resto debía ser transferido vía Western Union a un “empresario” que usaría el dinero para comprar juguetes para los hijos de Nancy Wagner.

“El hecho de que Wagner y yo nunca habláramos o que ella no pidiera entrevistarme personalmente antes de contratarme me resultó verosímil, dado que dijo que no se encontraba en el país”, dijo Palzet. “Mi fotografía y cualificaciones están publicadas, y como ella dijo que vivía en el extranjero, supuse que así era como ellos solían manejarse”.

Pero Palzet no cayó, sino que esperó a que verificaran que el cheque depositado no era falso. Efectivamente, dos días después le informaron que el cheque venía de una cuenta inexistente.

Los cheques por sobrepagos también suelen aparecer en otros ardides vinculados con empleos desde casa, ventas y subastas en línea, así como sorteos y loterías.

Siguiente: Sepa lo que debe hacer en cada caso »

No importa cuál sea el engaño, esto es lo que debería hacer:

  • Los estafadores que utilizan este tipo de artimaña (sobrepagos), se escudan en el anonimato de correos electrónicos y mensajes de texto. Desconfíe de cualquier relación comercial en la que no pueda hablar o reunirse con la otra parte. Honestamente, ¿qué padre razonable confiaría sus hijos a un extraño y, más encima, le pagaría por adelantado?
  • Nunca deposite un cheque por un monto mayor que el acordado, y no siga las instrucciones de devolver parte del dinero, especialmente vía MoneyGram o Western Union. Desconfíe más aún cuando la correspondencia esté plagada de errores ortográficos y gramaticales, señal de un estafador que opera desde el extranjero.
  • Para no correr riesgos con cualquier cheque depositado, comuníquese con su banco para que le avisen cuando los fondos hayan sido cobrados.
  • Los estafadores pueden imprimir cheques falsos con materiales fácilmente accesibles en cualquier tienda de suministros de oficina. Sospeche de cualquier cheque inesperado. Comuníquese con el banco emisor para verificar su autenticidad. Si el cheque tiene un número telefónico, no llame a ese número, ya que podría atenderlo el estafador simulando ser un empleado del banco. En su lugar, averigüe el número del banco por su cuenta.
  • Cuando intercambie correspondencia con una persona que le proponga contratarlo a partir de un anuncio de oferta laboral, haga una búsqueda en línea para tratar de confirmar el nombre, el número telefónico, la dirección y la empresa a la que pertenecería esa persona.

Al buscar “Nancy Wagner babysitting” (Nancy Wagner servicio de niñera) en Google, nos enteramos de cómo semanas antes de que Palzet fuera contactada, muchas otras personas resultaron víctimas de un estafador que utilizaba ese nombre.

Sid Kirchheimer es autor de Scam-Proof Your Life (Haga su vida a prueba de estafas), publicado por AARP Books/Sterling.

Las personas mayores en la mira de los estafadores

Cómo evitar estafas después de un desastre

Página de inicio de AARP

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto