Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

10 estafas de servicios públicos que debes evitar


Señales de alerta de una estafa de servicios públicos

Podrías jurar que pagaste la última factura de gas y electricidad. Pero la persona que llama de la compañía eléctrica insiste en que estás atrasado y te dice que si no pagas ahora, te cortarán el agua, el gas o la electricidad en 10 minutos: lo último que deseas en pleno invierno (o el largo y caluroso verano, según sea el caso). Lo mejor es no arriesgarse.

Así es como los estafadores quieren que pienses, y suficientes personas pagan para que los servicios públicos sean un tema común de estafas de impostores, que es, por mucho, el tipo de fraude más común reportado a la Comisión Federal de Comercio (FTC). “Es posible que nos comuniquemos contigo mediante una llamada telefónica, un mensaje de texto o en persona. Pero lo que [las estafas de servicios públicos] tienen en común es que quieren que se les pague de inmediato”, dice Floyd B. McKissick Jr., miembro de la Comisión de Servicios Públicos de Carolina del Norte y presidente del Comité de Consumidores de la Asociación Nacional de Comisionados Reguladores de Servicios Públicos (NARUC) y el Interés Público.

spinner image Image Alt Attribute

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Los adultos mayores y los clientes que no hablan inglés pueden ser el principal objetivo de estas estafas, pero los clientes de la generación del milenio y de la generación X también han sido víctimas, dice Mónica Martínez, directora ejecutiva de Utilities United Against Scams, un grupo de educación al consumidor. Cualquiera que sea tu grupo demográfico, ten por seguro: “Una empresa de servicios públicos nunca te llamará y te dirá que cortará el servicio en minutos”, dice Martínez.

Aunque las empresas de servicios públicos intentan mantenerse a la vanguardia y compartir información sobre estafas con el público, la mejor manera en que los consumidores pueden protegerse es siendo proactivos, no reactivos, dice McKissick. Para convertirse en un consumidor informado, ten en cuenta estas nueve estafas de servicios públicos adicionales:

1. Reembolsos por pagos en exceso

En vez de alegar que debes dinero, los estafadores que llaman podrían decir que pagaste de más y pedirte información de tu cuenta bancaria o tu tarjeta de crédito para hacer un “reembolso”. Para “procesar” tu dinero, te pedirán un número de tarjeta de crédito para obtener tu información financiera, dice Martínez. 

spinner image cartoon of a woman holding a megaphone

¿Has visto este fraude? 

  • Llama a la línea de ayuda gratuita de la Red contra el Fraude, de AARP al: 877-908-3360 o repórtalo en el Mapa de Rastreo de Estafas, de AARP (en inglés).
  • Inscríbete para recibir alertas de vigilancia gratuitas que ofrecen más consejos para evitar fraudes.

2. Auditorías energéticas gratuitas

Es posible que lleguen a tu puerta trabajadores y se ofrezcan a realizar una “auditoría” gratuita de eficiencia energética para poder entrar a tu casa.

3. Ofertas para reducir los costos de energía

Podrías recibir un correo electrónico o ver alguna publicación en las redes sociales con una oferta para que te inscribas en un programa gubernamental que reduce las facturas de energía o en una organización benéfica que te ayudará a pagar las facturas. Los estafadores a menudo piden una pequeña “donación” de $50 como cargo por servicio o para pagar la buena acción, dice Martínez. El objetivo del estafador es recopilar información personal para utilizarla en el robo de identidad.

4. Ofertas para cambiar de servicio

Los delincuentes pueden ofrecerte cambiar de servicio en el acto, presionándote para que firmes un contrato. O pueden ofrecerte instalar equipos de energía alterna, como paneles solares, y mencionar beneficios fiscales, diciendo que necesitan tu información financiera para decirte cuánto ahorrarás. Es posible que ofrezcan financiamiento y quieran que completes una solicitud. “Su objetivo es robar tu información. No te dejes presionar por estas tácticas”, dice McKissick. "Toma su información si quieres, pero no les des la tuya".

5. Cargos para restablecer el suministro eléctrico después de un desastre natural

Durante una interrupción del servicio, los estafadores pueden hacerse pasar por trabajadores de servicios públicos que usan chalecos y walkie-talkies (que se compran fácilmente en línea) y ofrecen incluirte en una lista preferida para restaurar el servicio rápidamente o afirmar que necesitan una tarifa de reconexión para restaurar el servicio. “Vemos un aumento de estos casos cuando hay una situación de crisis”, dice Martínez. Los delincuentes intentan atraer a las personas para que proporcionen información personal o entreguen dinero. Las empresas de servicios públicos no exigen tarifas de reconexión en situaciones de crisis, ni ofrecen restauración prioritaria del servicio, enfatizan McKissick y Martínez.

“Nadie va a tocar a tu puerta y exigirte dinero. Esta no es una táctica que utilicen las empresas de servicios públicos”, afirma McKissick.

6. Investigar fugas de emergencia, reparar o revisar equipos en tu propiedad

Los estafadores pueden llamar a tu puerta haciéndose pasar por trabajadores de servicios públicos y decirte que necesitan reparar lo que afirman es una fuga de gas de emergencia o inspeccionar equipos nuevos. “Se enteran de que (una empresa de servicios públicos) está instalando nuevos medidores, como medidores inteligentes”, dice Martínez. Los estafadores a menudo siguen las instalaciones y les dicen a los clientes que deben pagar una tarifa para que se revise el medidor, a menudo presentándolo como un problema de seguridad.

7. Textos y correos electrónicos de impostores

Los impostores de servicios públicos envían correos electrónicos de phishing o mensajes de texto “smishing” con el objetivo de convencerte de que emitas un pago o proporciones datos personales o financieros para solucionar un problema de servicio.

Entretenimiento

Juegos de AARP

Juegos y rompecabezas gratis en línea, incluidos los clásicos de Atari

See more Entretenimiento offers >

8. Sitios web falsos

Una estafa cada vez mayor involucra anuncios en línea que parecen ser de compañías de servicios públicos que ofrecen servicios o formas fáciles de pagar, y que a veces incluyen códigos QR que afirman estar vinculados a páginas de pago. “Estamos viendo mucho de esto con nuevos clientes porque es más probable que se conecten y busquen ‘¿quién es mi servicio público?’”, dice Martínez. Si estás buscando un nuevo servicio, consulta la Comisión Estatal de Servicios Públicos y la Cámara de Comercio local para obtener listas de empresas que brindan servicios.

9. Abrir cuentas a tu nombre

Los ladrones de identidad utilizan información personal robada para abrir cuentas de servicios públicos y generar cargos a nombre de la víctima.

Cómo puedes protegerte

  • Mantén la calma. Los estafadores son buenos para hacer que entres en pánico, dice Martínez. Si te dicen que te van a cortar la electricidad inmediatamente, respira profundo y recuerda que los servicios públicos no cortan el servicio sin previo aviso. Si las personas que llaman exigen el pago inmediatamente, eso debería ser una señal de alerta, dice McKissick.
  • Llama al número de atención al cliente de la empresa de servicios públicos. Averigua a través de un representante de servicios si tienes pagos atrasados o si han intentado comunicarse contigo. “Obtén el número de la factura real que recibes, no de un sitio web ni de una persona que llama”, dice McKissick. “Las empresas de servicios públicos cuentan con personal altamente capacitado para ayudar al público y son la mejor fuente”. Martínez, que paga su factura en línea, dice que guarda una copia digital de su factura en su teléfono en caso de que necesite llamar.
  • Ten cuidado con las solicitudes de pago inusuales. Las empresas de servicios públicos nunca pedirán que les pagues con tarjetas de regalo, tarjetas de débito prepagadas, o criptomoneda, dicen McKissick  y Martínez. Nunca le des dinero a un supuesto trabajador de una empresa de servicios públicos que se presenta en tu casa.
  • Nunca compartas información personal con una persona que llama. “Las empresas de servicios públicos no necesitan tu fecha de nacimiento ni uu número de Seguro Social. Y no necesitan saber si recibes beneficios del Seguro Social”, dice McKissick. “Por lo general, la dirección del servicio es la que te pedirá una empresa de servicios públicos”.
  • Solicita la identificación del empleado. Solicita siempre su número de identificación de empleado y llama a la compañía de servicios públicos para verificar su identificación y el motivo de su visita, dice McKissick.
  • No hagas clic en enlaces no verificados. No hagas clic en enlaces en un correo electrónico, código QR o mensaje de texto relacionado con servicios públicos a menos que estés seguro de que proviene de la empresa real.
  • Notifica a las autoridades, a tu compañía de servicios públicos y a tus vecinos. Si estás siendo atacado, es probable que otras personas en tu ciudad también lo sean. “[Los estafadores] tienden a centrarse en una o dos empresas de servicios públicos en una región con cierto tipo de estafa. Las autoridades locales y las empresas de servicios públicos pueden advertir a los clientes que estén alerta”, dice Martínez.

Qué debes hacer si has sido objeto de una estafa de servicios públicos

  • Presenta una queja ante la Comisión Federal de Comercio (en línea o llama al 877-382-4357) y haz una denuncia a la Oficina de Protección al Consumidor o la Comisión de Servicios Públicos (en inglés) de tu estado y a tu compañía de servicios públicos.
  • Comunícate con tu banco para ver si puedes suspender el pago y poner las alertas de fraude necesarias en tu cuenta. La FTC tiene una guía con información útil sobre cómo puedes intentar recuperar tu dinero.
  • Si alguien ha abierto una cuenta de servicios públicos a tu nombre, llama al National Consumer Telecom & Utilities Exchange al 866-349-5185 para obtener una copia del historial de tu cuenta y apelar el contenido inexacto. Puedes agregar una alerta de fraude extendida si has sido víctima de esta estafa, por lo que las empresas deben verificar cualquier cuenta que se abra a tu nombre durante siete años.

Para obtener más información sobre estafas de servicios públicos: Utilities United Against Scams, ofrece información detallada sobre las estafas de impostores relacionadas con los servicios públicos en su sitio web (en inglés) y en su guía completa Consumer's Guide to Impostor Utility Scams.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?