Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Estafas de vacaciones


   

Los estadounidenses están tomando la carretera y los cielos en masa, desatando los años de demanda de viajes reprimida a causa de la pandemia. Pero pocas cosas pueden arruinar ese esperado viaje como llegar a tu destino y darte cuenta de que te estafaron. La modalidad es ofrecer paquetes de vacaciones y propiedades en alquiler a precios que son simplemente demasiado buenos para ser reales. 

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Estafas de alquileres vacacionales

Los estafadores de propiedades en alquiler llaman tu atención al ofrecer precios muy bajos y servicios fabulosos de casas, cabañas y apartamentos en ubicaciones ideales. Incluso los listados de sitios web de alquiler con buena reputación pueden ser engañosos o completamente falsos. Algunos criminales se apropian de listados reales e incluyen su propia información de contacto; otros usan fotos robadas y detalles inventados para crear listados ficticios. Suelen tratar de comunicarse solo por correo electrónico, hacer el negocio rápido y recibir el pago por adelantado. Solo cuando llegas al destino, descubres que la condición de la propiedad se exageró bastante o que la reservación misma fue fraudulenta.

Estafas de alquiler de autos

Los alquileres de auto son otro riesgo de estafa para los viajeros que buscan gangas. Con los precios por las nubes en medio de la escasez de automóviles (las principales empresas de alquiler redujeron drásticamente su inventario durante la pandemia), los estafadores están creando sitios web fraudulentos y líneas de servicio al cliente falsas, y promocionando tarifas bajísimas. Insistirán en que pagues por adelantado, a menudo con una tarjeta de regalo o una tarjeta de débito prepagada, y luego te dejarán tirado antes de salir a la carretera.

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Estrategias de escape

Compañías de viajes inescrupulosas se unen al juego al ofrecer lo que parecen grandes descuentos en paquetes de cruceros y complejos hoteleros. Una vez reciben tu depósito, puedes enterarte de que las ofertas “de lujo” son mucho menos generosas de lo que se anunció, y que para disfrutar los beneficios prometidos se deben pagar elevadas tarifas adicionales que cancelan los supuestos ahorros.

Trabajo y empleos

Lista de empleos, de AARP

Busca oportunidades de empleo para trabajadores con experiencia

See more Trabajo y empleos offers >

Otra estafa de vacaciones frecuente es el regalo falso. Recibes un correo electrónico o una llamada que no solicitaste (usualmente automatizada) felicitándote por haber ganado unas vacaciones gratis a un destino popular. Solo deberás pagar los impuestos o los “gastos de procesamiento”, mediante lo cual los delincuentes pueden robarse tu información personal y financiera. O que para recibir el premio debes ir a una reunión corta, que resulta ser una estrategia de ventas agresiva para vender planes de tiempo compartido o membresías en clubes de viajes. Hay clubes de viajes legítimos, pero algunos son dudosos, ya que cobran cuotas altas por beneficios que son difíciles o imposibles de obtener. Desconfía de los que te ofrecen de repente un viaje “gratis”.

Señales de advertencia

  • El precio de una propiedad vacacional excepcional es muchísimo más bajo que el de otras propiedades en alquiler en la misma área.
  • El propietario que figura en el listado te pide que le hagas una transferencia de fondos o que le pagues el precio total. La Federal Trade Commission (FTC, Comisión Federal de Comercio) considera este como el “signo más seguro” de una estafa, porque cuando transfieres dinero es casi imposible recuperarlo.
  • El dueño de una propiedad o la compañía de viajes te presiona para que hagas el negocio rápido.
  • Una compañía promociona grandes descuentos en paquetes de cruceros o vacaciones, pero no incluye muchos detalles sobre las instalaciones de “cinco estrellas” o “de lujo”.
  • Recibes una oferta de un viaje gratis, pero, para reclamarla, debes dar la información de tu tarjeta de crédito, pagar algún costo por adelantado o ir a una presentación.
  • Busca información sobre posibles propiedades vacacionales en alquiler. Busca la dirección en línea para confirmar que exista, y usa una herramienta llamada Google Street View para asegurarte de que las fotos concuerden con las del listado. Haz una búsqueda de la propiedad y del dueño con palabras como “estafa”, “queja” y “reseña”.
  • Habla por teléfono con el dueño y hazle preguntas detalladas sobre la propiedad y el área. Si la persona insiste en comunicarse solo por correo electrónico o te da respuestas imprecisas, desiste.
  • Obtén un contrato de arrendamiento por escrito. Todo propietario, agente o gerente de buena reputación te dará uno que incluya los términos y las medidas de protección para ambas partes.
  • Lee la letra pequeña, en especial sobre las políticas de cancelación, reembolso y depósito. Verifica que la compañía de alquiler incluya protección contra las estafas.
  • Obtén los términos del acuerdo de viaje por escrito. Revisa si hay costos escondidos, como gastos de procesamiento, tarifas por temporada alta y seguro de viaje sin autorizar.
  • Verifica que estás en el sitio web genuino de una empresa de alquiler de automóviles o hablando con su línea de servicio al cliente real antes de confirmar una reservación y proporcionar información de pago.
  • Paga con tarjeta de crédito. Esto te da la mayor protección si el acuerdo resulta fraudulento o engañoso.
  • No compres un plan de vacaciones antes de investigar la compañía que lo ofrece. Búscala en el directorio de la Better Business Bureau (BBB, Oficina de Ética Comercial —en inglés—) y lee reseñas en sitios de viajes como TripAdvisor.
  • No asumas que el listado de una propiedad vacacional en alquiler es legítimo porque está en un sitio web conocido. Ten especial cuidado con los sitios de anuncios clasificados, como Craigslist, que no incluyen reseñas ni ofrecen garantías.
  • No pagues el alquiler de una propiedad vacacional o de un automóvil mediante transferencia bancaria electrónica, tarjeta de débito prepagada o tarjeta de regalo. Ninguna empresa o propietario legítimo exigirá el pago por estos métodos.
  • No pagues “gastos de procesamiento” ni otros costos por adelantado para asegurar un viaje “gratis”. Es muy probable que sea una táctica para obtener la información de tu tarjeta de crédito.
  • No compres inmediatamente una membresía en un club de viajes para recibir un viaje “gratis”. Busca información sobre la compañía en línea, obtén por escrito las políticas de cancelación y reembolso, y haz preguntas detalladas sobre los descuentos y los destinos.
spinner image cartoon of a woman holding a megaphone

¿Has visto este fraude? 

  • Llama a la línea de ayuda gratuita de la Red contra el Fraude, de AARP al: 877-908-3360 o repórtalo en el Mapa de Rastreo de Estafas, de AARP (en inglés).
  • Inscríbete para recibir alertas de vigilancia gratuitas que ofrecen más consejos para evitar fraudes.

Más recursos

  • Si eres víctima de un fraude de vacaciones, presenta una denuncia ante la FTC en línea o al 877-382-4357.
  • Puedes revisar el historial de la compañía de viajes y denunciar ofertas de vacaciones engañosas o falsas a la BBB y a la oficina de protección al consumidor de tu estado.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?