Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

CENTRO DE RECURSOS CONTRA EL FRAUDE

Estafas de cheques falsos

(Haz clic en el botón CC del video para seleccionar los subtítulos en español)

In English | Puede que vivamos en un mundo de tarjetas de crédito y aplicaciones de pagos móviles sin contacto, pero a los cheques tradicionales de papel les falta mucho por desaparecer. Según los últimos datos de la Reserva Federal, en el 2018 los cheques representaron más del 8% de las transacciones que no eran en efectivo y más de una cuarta parte del dinero transferido en Estados Unidos.

Esa continua dependencia del papel crea una oportunidad para los estafadores de robarte el dinero por medio de una variedad de estafas de cheques falsos. Las tácticas son diferentes, pero las estafas siguen la misma premisa: los ladrones quieren que deposites un cheque falsificado en tu cuenta bancaria, y que después les devuelvas una porción de los supuestos fondos.

Un engaño común es la estafa de sobrepago. Pones algo a la venta en un anuncio clasificado en el periódico o en internet. Alguien hace una oferta y te envía un cheque; quizás hasta un cheque bancario, que parece ser muy seguro. El cheque resulta ser por una cantidad mucho mayor que la del precio de venta. El "comprador" fingirá que fue un error y te pedirá que deposites el cheque y le devuelvas la diferencia.

Esto es una estafa. Los delincuentes se aprovechan del hecho de que los bancos deben, dentro de un par de días, proporcionarle al dueño de una cuenta los fondos de un cheque depositado, pero pueden tardarse mucho más en descubrir que el cheque es falso; a veces tardan semanas, según la Comisión Federal de Comercio (FTC). Cuando el cheque es devuelto, pierdes lo que le enviaste al estafador más cualquier cantidad del cheque falso que hayas retirado o usado. Los bancos no se hacen responsables de esas pérdidas.

Los estafadores usan varias tácticas de este tipo.

  • Recibes una carta —con un cheque adjunto— que dice que ganaste una lotería del extranjero, pero tienes que devolver una porción de las ganancias para cubrir impuestos y tarifas.
  • Te ofrecen una subvención del Gobierno o una beca y envían un cheque con fondos adicionales para impuestos o procesamiento.
  • Un trabajo desde casa que parece ser lucrativo y requiere que uses parte de tu primer cheque para comprar suministros necesarios. (Una variación popular de esto es la estafa del comprador encubierto: una compañía supuestamente te contrata para evaluar una tienda, un restaurante o servicio de transferencia de dinero y te envía un cheque para cubrir tus compras).

En cada caso, el cheque es rechazado y pierdes lo que pagaste. Y puede ser bastante dinero: el Better Business Bureau informó una pérdida promedio de $1,500 de las más de 2,000 quejas de estafas de cheques o giros postales falsos que recibió en el 2018, el año más reciente para el que hay información disponible.

Estas estafas siguen siendo populares con los estafadores porque son fáciles de lograr. Con la ayuda de un escáner y una buena impresora, un delincuente puede crear un cheque falso —incluso un giro bancario, cheque certificado o cheque bancario— difícil de distinguir de uno real. Según la FTC, algunos cheques falsificados incluso contienen marcas de agua que parecen auténticas.

Qué hacer

  • Sugiérele a un comprador que quiere pagarte por un artículo o servicio mediante un cheque que use una alternativa más segura; por ejemplo, un servicio en internet de pagos entre pares, como PayPal.
  • Pide que los cheques sean emitidos de bancos locales o bancos con sucursales locales. De esa manera, puedes visitar el banco para asegurarte de que el cheque es legítimo. Si aceptas un cheque de un banco que no es local, llama antes de depositar el cheque para verificar que es real.
  • Examina los cheques con cuidado. Los estafadores pueden duplicar cheques genuinos meticulosamente, pero algunos cometen errores, como usar un número de ruta incorrecto o incluir un número de cheque en la parte superior izquierda del cheque que no coincide con el número en la parte inferior.
  • No hagas una venta si el comprador te presiona a transferirle fondos de vuelta.
  • Espera al menos dos semanas después de depositar un cheque de una fuente desconocida antes de retirar o gastar el dinero.

 

Qué no

  • No aceptes un cheque por una cantidad mayor del precio del artículo o servicio que estás vendiendo. Insístele al comprador que envíe uno nuevo por la cantidad correcta.
  • No dependas del número de teléfono de un banco que aparezca en el cheque. Si quieres llamar para verificar la autenticidad del pago, busca el número del banco en su sitio web oficial.
  • No envíes dinero por transferencia bancaria a personas que no conoces.
  • No cedas a la presión de hacer un pago rápido para asegurar un empleo o una cantidad de dinero que supuestamente te pertenece. Si una oferta es legítima, seguirá disponible después de que se procese el cheque.

Red contra el Fraude, de AARP

Combate los fraudes y las estafas. Llama a nuestra línea de ayuda gratuita Red contra el Fraude al 877-908-3360 para hablar con voluntarios capacitados en el asesoramiento contra el fraude. También puedes inscribirte para recibir Alertas de vigilancia y consultar nuestro mapa de rastreo de estafas (en inglés).

Más recursos

Publicado: Febrero 5, 2020

Más del Centro de recursos contra el fraude

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.