Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

CENTRO DE RECURSOS CONTRA EL FRAUDE

Estafas de extorsión por correo electrónico

In English | Según un estudio de AARP de mayo del 2019, es más probable que las personas respondan a correos electrónicos amenazantes que a los que ofrecen alguna recompensa. Eso podría explicar el aumento en las estafas de extorsión por correo electrónico que amenazan con publicar información comprometedora sobre ti, sea cierta o no, si no realizas un pago de inmediato.

Los extorsionistas tienen una poderosa táctica de intimidación en sus manos: en sus mensajes, te muestran que conocen una contraseña que has utilizado para alguna cuenta en línea. Afirman que han implantado software malicioso en tu computadora que les permite capturar las pulsaciones del teclado, mirar a través de tu cámara web y acumular evidencia de que, por ejemplo, frecuentas sitios web para adultos. Y dicen que compartirán esa información con todos tus contactos de correo electrónico y redes sociales —y que tal vez incluyan un video tuyo disfrutando de lo que miras en la pantalla de tu computadora— a menos que pagues dinero para mantenerlos callados, generalmente cientos de dólares en forma de Bitcoin.

No te alarmes. Hay pocas posibilidades de que el chantajista cibernético realmente haya invadido tu computadora. Los extorsionistas envían amenazas indiscriminadamente y usan grandes listas de direcciones de correo electrónico y las contraseñas asociadas que probablemente obtuvieron en el mercado negro después de las grandes filtraciones corporativas de datos. Esperan encontrar algunas pocas personas que no cambian sus contraseñas regularmente o tienen algún secreto que no quieren que se sepa. El hecho de que ha habido casos reales de piratas cibernéticos que obtuvieron acceso a las cámaras web de las personas le da a la estafa una apariencia de plausibilidad. Para hacerlo aún más intimidante, algunos estafadores manipulan sus mensajes de correo electrónico y completan la sección del remitente con tu propia dirección de correo electrónico para crear la ilusión de que tienen el control de tu cuenta. 

Esta artimaña es rampante. La empresa de ciberseguridad Symantec dice que su software bloqueó casi 289 millones de correos electrónicos de extorsión en los primeros cinco meses del 2019. Cuando el mensaje llega al destinatario, puede ser lucrativo. El Centro de Quejas de Crímenes en Internet del FBI (IC3, Internet Crime Complaint Center) documentó 51,146 casos de extorsión en línea en el 2018. Las víctimas sufrieron pérdidas de $83.4 millones. El escenario de la pornografía, denominado "sextorsión", representó la mayoría de las quejas de extorsión, según el FBI. Pero los extorsionistas en línea también pueden afirmar que te han atrapado engañando a tu cónyuge o que han colocado una bomba en el edificio de tu oficina. 

Señales de advertencia

  • El correo electrónico incluye una contraseña que usas o has usado anteriormente en línea.
  • El mensaje parece genérico y no cita ningún sitio web específico que el remitente afirma que hayas visitado.
  • La amenaza está mal redactada y contiene errores gramaticales.
  • Te dan poco tiempo para responder —generalmente uno o dos días—, una táctica clásica de la estafa de alta presión.

 

Qué hacer

  • Realiza una búsqueda en línea de una o dos frases del correo electrónico de extorsión para ver si es un mensaje que se ha enviado a muchas personas.
  • Cambia la contraseña que usas para un sitio web en el que sabes que hubo una filtración de datos.
  • Cuando esté disponible, utiliza la autenticación de dos factores. Con este tipo de autenticación necesitas algo además de tu contraseña para ingresar a un sitio web, por ejemplo, un código que el propietario del sitio envía por mensaje de texto a tu teléfono. Esto significa que un pirata cibernético no puede acceder a tu cuenta con solo una contraseña robada.
  • Mantén tu sistema operativo, navegador de web y programas antivirus actualizados.
  • Cubre la lente de la cámara web de tu computadora con un trozo de cinta opaca cuando no la estés usando, para bloquear a un pirata cibernético que podría usarla para espiarte.

Qué no

  • No respondas al correo electrónico de un extorsionista.
  • No pagues con la esperanza de que el chantajista se vaya; podría pedir más dinero.
  • No sigas usando la contraseña que el estafador mencionó en el correo electrónico. Cámbiala de inmediato.
  • No uses la misma contraseña para varios sitios.  Si tienes problemas para recordar varias contraseñas, usa un administrador de contraseñas para rastrearlas y almacenarlas.
  • No hagas clic en ningún enlace ni abras archivos adjuntos en un correo electrónico de extorsión. Podrían ser tácticas para infectar tu computadora con un software malicioso.

Red contra el Fraude, de AARP

Combate los fraudes y las estafas. Llama a nuestra línea de ayuda gratuita Red contra el Fraude al 877-908-3360 para hablar con voluntarios capacitados en el asesoramiento contra el fraude. También puedes inscribirte para recibir Alertas de vigilancia y consultar nuestro mapa de rastreo de estafas (en inglés).

Más recursos

  • Reporta los intentos de extorsión en línea al IC3 (en inglés) o a una oficina local del FBI (en inglés) en tu área. Incluye la dirección de correo electrónico del remitente y la información de pago, si se proporciona (por ejemplo, el número de su "billetera" de Bitcoin), lo que puede ayudar con la investigación.
  • El sitio web Have I Been Pwned? (en inglés) recopila información de las principales filtraciones de datos y te permite verificar si las direcciones de correo electrónico y las contraseñas que utilizas para las cuentas en línea pueden haber sido comprometidas. Puedes obtener información sobre cómo el sitio web maneja esos datos en su página de privacidad (en inglés).

Publicado: Agosto 28, 2019

Más del Centro de recursos contra el fraude

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.