Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Estafas nigerianas Skip to content
 

CENTRO DE RECURSOS CONTRA EL FRAUDE

Estafas nigerianas

In English |  Una de las primeras estafas en cobrar auge en internet, la estafa del "príncipe nigeriano" —también conocida como la estafa 419, que es el número del artículo del código penal nigeriano que trata del fraude—, tiene una historia deshonrosa muy anterior a la era digital. Sus raíces se remontan a un famoso fraude del siglo XIX llamado "el prisionero español", y el método de ataque ha evolucionado de cartas y mensajes por fax a mensajes de correo electrónico y en los medios sociales.

Lo que no ha cambiado es la premisa. El estafador se hace pasar por una persona muy rica y de posición elevada que necesita sacar de su país una gran suma de dinero y —humildemente, urgentemente y confidencialmente— solicita tu ayuda a cambio de una porción considerable del tesoro.

En la versión que se generalizó en línea en la década de 1990, el supuesto benefactor es un miembro de la realeza nigeriana, un funcionario del Gobierno o un ejecutivo de empresa cuya fortuna está inmovilizada por motivos de guerra, corrupción o agitación política. Este desesperado personaje solo necesita el número de tu cuenta bancaria (para transferir el dinero a un lugar seguro) o un pago adelantado relativamente pequeño (para cubrir impuestos, comisiones bancarias o sobornos bien distribuidos), o ambas cosas. Y en poco tiempo algunos de sus millones serán tuyos. Por supuesto, si muerdes el anzuelo, tu "socio" nigeriano vaciará tu cuenta bancaria o te pedirá más y más comisiones hasta que finalmente te des cuenta de la estafa.

Actualmente, las estafas nigerianas provienen de muchos países e incluyen distintos escenarios de enriquecimiento, siguiendo a veces los sucesos mundiales (ese príncipe nigeriano podría ser ahora un banquero de Siria, por ejemplo). Pero el término se ha consolidado como referencia global de las estafas internacionales de "comisiones adelantadas" que prometen una lluvia de ganancias si das información financiera o entregas dinero por adelantado. Y Nigeria continúa siendo un semillero del crimen cibernético donde los estafadores expanden el libro de tácticas de las estafas 419 en áreas como las citas en línea, las herencias falsas y los concursos ficticios, y donde sofisticadas pandillas cibernéticas apuntan a las empresas para robos a gran escala.

Señales de advertencia

  • Recibes un correo electrónico no solicitado de alguien que dice ser un ejecutivo o dignatario extranjero.
  • El mensaje te promete una participación en una fortuna multimillonaria a cambio de tu ayuda para sacar el dinero del país del remitente.

Qué hacer

  • Desconfía de cualquier promesa de mucho dinero por tu cooperación en una operación de transferencia de fondos.
  • Ponte en contacto con la oficina local del FBI o del Servicio Secreto de EE.UU. si tú o alguien que conoces se ha visto implicado en una estafa 419.

Qué no

  • No respondas, ni siquiera por curiosidad, ningún mensaje (por ningún medio de comunicación) de alguien que dice ser un ejecutivo o funcionario de un gobierno extranjero que necesita ayuda para transferir una gran suma de dinero.
  • No proporciones ninguna información personal ni financiera a alguien que te pida algo así.
  • No aceptes enviar dinero por transferencia bancaria, transferencia internacional de fondos, tarjeta de efectivo recargable o en criptomoneda a ningún extraño que te contacte por internet.

Red contra el Fraude, de AARP

Combate los fraudes y las estafas. Llama a nuestra línea de ayuda gratuita Red contra el Fraude al 877-908-3360 para hablar con voluntarios capacitados en el asesoramiento contra el fraude. También puedes inscribirte para recibir alertas de vigilancia y consultar nuestro mapa de rastreo de estafas (en inglés).

Más recursos

Publicado: Dic. 31, 2018

Más del Centro de recursos contra el fraude

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.