Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

CENTRO DE RECURSOS CONTRA EL FRAUDE

Estafas de ayuda hipotecaria

In English | Cuando las personas se atrasan en el pago de su hipoteca y temen perder su vivienda, pueden ser vulnerables a las falsas ofertas de ayuda de los delincuentes. La pandemia de COVID-19 ha dado a los estafadores la oportunidad de explotar aún más el temor de los propietarios de vivienda con promesas falsas de que conseguirán aliviar la carga de su deuda y evitar la ejecución hipotecaria (en inglés).

Los estafadores que ofrecen falsa asistencia hipotecaria encuentran a sus víctimas de distintas maneras. Algunos anuncian servicios de asesoramiento legal o financiero mediante anuncios en internet, carteles fijados a postes telefónicos o folletos que introducen por debajo de las puertas. Otros examinan detenidamente los archivos de propiedad del Gobierno local o los avisos en los periódicos para identificar a propietarios en riesgo de ejecución hipotecaria. Usan logotipos, membretes o números de identificación falsificados para hacerse pasar por prestamistas legítimos, organizaciones sin fines de lucro o las entidades hipotecarias establecidas por el Gobierno, Fannie Mae y Freddie Mac.

¿Has visto este fraude?

Inscríbete para recibir alertas de vigilancia gratuitas que ofrecen más consejos para evitar fraudes

Una vez que establecen el contacto, los estafadores se ofrecen a negociar, por un cargo, con un prestamista hipotecario para reducir o retrasar los pagos y evitar la ejecución hipotecaria. Es posible que intenten convencerte de que les entregues directamente a ellos los pagos de tu hipoteca mientras resuelven la situación, o te aconsejan que dejes de hacer pagos bajo el pretexto de que conseguirán una mejor oferta de tu prestamista o del administrador de tu hipoteca. “Garantizarán” los resultados o la devolución de tu dinero, posiblemente afirmando que tienen una relación especial con bancos cuyo apoyo obtendrán en tu nombre. 

Cuando hayan robado todo lo que crean que pueden conseguir, advierte la Comisión Federal de Comercio (FTC), dejarán de contestar tus llamadas y se desvanecerán.

Otras tácticas incluyen obtener, con el uso de engaños, el título de propiedad de la vivienda de la víctima (ocultando el documento de transferencia en la mitad de un denso “contrato de préstamo”), o con un supuesto acuerdo para alquilar la vivienda a los propietarios anteriores hasta que puedan comprarla de nuevo o venderla en su nombre —estafas conocidas como “alquiler con opción a compra” (rent-to-buy) y “robo del título de propiedad” (equity-skimming), respectivamente—. Algunos estafadores se hacen pasar por expertos en préstamos que realizan una “auditoría forense” de tu hipoteca para identificar errores que supuestamente puedes usar para exigir mejores términos a tu prestamista. La FTC dice que no hay evidencia de que estas auditorías ayuden a obtener asistencia hipotecaria.

Con el daño generalizado que el coronavirus ha causado a la economía, los estafadores han empezado a perseguir a los propietarios de viviendas aún más agresivamente, según la Agencia Federal de Financiamiento de la Vivienda (FHFA). Desconfía de llamadas, correos electrónicos y mensajes de texto que prometan aprovechar la pandemia para reducir o retrasar tus pagos hipotecarios. Los prestamistas y administradores de préstamos legítimos tienen programas para prestatarios con dificultades financieras; comunícate con el tuyo y pregúntale qué ayuda te puede ofrecer.

Señales de advertencia

  • Un servicio de ayuda hipotecaria garantiza que puede prevenir la ejecución hipotecaria o conseguir que modifiquen tu préstamo, independientemente de tu situación financiera.
  • La compañía exige un pago por adelantado para la renegociación de tu préstamo. Según establece la regla Mortgage Assistance Relief Services (MARS) —en inglés—,  esto es ilegal.
  • Te dicen que no te comuniques con tu prestamista hipotecario o administrador del préstamo, asesor de viviendas o abogado.
  • Describen la modificación del préstamo prometida como “aprobada por el Gobierno”. Los estafadores a menudo fingen que están afiliados a agencias gubernamentales.

Qué hacer

  • Comunícate directamente con tu prestamista si tienes problemas para pagar tu hipoteca y pregúntale sobre las opciones que existen para modificar tu préstamo o tu plan de amortización.
  • Verifica la información de cualquier abogado que te ofrezca ayuda hipotecaria. Ponte en contacto con el colegio de abogados de tu estado o busca en su sitio web para ver si se han registrado problemas anteriores.
  • Evita las compañías de asistencia que no realicen las divulgaciones exigidas por el Gobierno federal. Uno de los requisitos de la regla MARS es que las empresas confirmen a los clientes potenciales que no están asociadas con el Gobierno ni con el prestamista del cliente y que detallen las posibles consecuencias negativas de demorar el pago de la hipoteca.
  • Considera acudir a un asesor crediticio o de viviendas sin fines de lucro para recibir ayuda gratuita o de bajo costo en relación con los problemas asociados con el pago de tu hipoteca. El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de EE.UU. (HUD) tiene un directorio en línea de agencias de asesoramiento de viviendas aprobadas por el Gobierno (en inglés).

Qué no

  • No respondas a llamadas, mensajes de texto o correos electrónicos no solicitados de compañías de ayuda hipotecaria.
  • No pagues ninguna tarifa por adelantado. Una compañía de ayuda hipotecaria no puede legalmente pedirte que le pagues hasta que haya obtenido un acuerdo por escrito con tu prestamista o administrador de tu hipoteca.
  • No aceptes pagarle a nadie que no sea la institución financiera que tiene tu hipoteca.
  • No dejes de hacer los pagos de tu hipoteca porque te lo haya recomendado una compañía de ayuda hipotecaria. Te arriesgas a perder tu vivienda y perjudicar tu calificación crediticia.
  • No firmes documentos que no hayas tenido la oportunidad de leer detenidamente, que no entiendas por completo o que tengan líneas o espacios en blanco.
  • No transfieras a nadie tu título de propiedad.

Más recursos

  • Si piensas que has sido víctima de una estafa de ayuda hipotecaria:
    • Llama a la FTC al 877-382-4357 o presenta una queja en internet.
    • Infórmalo a la Oficina del Inspector General de la FHFA, en internet (en inglés) o al 800-793-7724.
    • Comunícate con la oficina del fiscal general de tu estado.
  • La Oficina de Protección Financiera del Consumidor federal tiene una guía en línea de opciones de asistencia y protección para prestatarios que tengan hipotecas de Fannie Mae, Freddie Mac y otras hipotecas respaldadas por el Gobierno.

Publicado: Dic. 3, 2018

Acerca de la Red contra el Fraude

Ya sea que te hayas visto afectado por estafas o fraudes o estás interesado en obtener más información, la Red contra el Fraude, de AARPaboga por ti y te prepara con el conocimiento que necesitas para sentirte más informado y poder detectar y evitar estafas con firmeza.

Más del Centro de Recursos contra el Fraude

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.