Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Estafas de farmacias en línea Skip to content
 

CENTRO DE RECURSOS 
CONTRA EL FRAUDE

Estafas de farmacias en línea

In English | Según la Food and Drug Administration (FDA, Administración de Alimentos y Medicamentos) de Estados Unidos, casi una cuarta parte de las personas en el país que usan internet han comprado medicamentos en farmacias en línea. Ese es un grupo enorme de posibles objetivos para las farmacias ilícitas que brotan como malezas en línea. Las farmacias en línea dominan la búsqueda de medicamentos de marca en Google, y cada vez más aparecen en las redes sociales ofreciendo un envío rápido de analgésicos, medicamentos contra el cáncer, para la salud sexual, antidepresivos y más, a precios de ganga y sin necesidad de receta.

El costo y la conveniencia hacen que las farmacias en línea sean tentadoras, especialmente para los adultos mayores en Estados Unidos, quienes representan el 71% de las recetas de pacientes ambulatorios. Pero hacer un pedido puede ser peligroso tanto para tu salud física como financiera.

Hay decenas de miles de esos sitios, y la National Association of Boards of Pharmacy (NABP, Asociación Nacional de Consejos Farmacéuticos) estima que el 95% no cumplen con las leyes de farmacia de Estados Unidos o los estándares profesionales. Las farmacias fraudulentas a menudo se identifican como canadienses, aprovechándose de la reputación que tienen nuestros vecinos del norte de ser el paraíso de los medicamentos de bajo costo, pero muchas están registradas en los dominios web rusos. Pueden traficar productos que están mal etiquetados, caducados, ineficaces (con los ingredientes activos incorrectos o ninguno) o incluso tóxicos, mezclados con opioides y otras sustancias peligrosas.

Estos operadores ponen en riesgo mucho más que tu salud. Según un informe del Center for Safe Internet Pharmacies (CSIP), una organización sin fines de lucro, algunos están vinculados al crimen organizado y utilizan tu información personal y de pago para robarte la identidad. Las estafas de medicamentos recetados han tomado un nuevo giro, y es que los delincuentes se hacen pasar por la FDA o agentes de la Drug Enforcement Administration (DEA, Administración de Control de Drogas) y contactan a las personas que compraron medicamentos en línea o por teléfono y los amenazan con arrestarlos a menos que paguen multas inmediatamente. 

Comprar medicamentos recetados en línea no es ilegal, pero los consumidores deben tomar precauciones para distinguir las farmacias en línea que son legítimas de los estafadores y los vendedores del mercado negro.

Señales de advertencia

  • Recibes correos electrónicos no solicitados o publicaciones en redes sociales que prometen grandes descuentos en medicamentos conocidos.
  • La farmacia en línea te permite comprar medicamentos sin receta.
  • El sitio ofrece envío internacional.
  • La supuesta farmacia se encuentra fuera de Estados Unidos, o el sitio web no muestra una ubicación.

Qué hacer

  • Siempre que sea posible, compra tus medicamentos recetados en una farmacia de la comunidad con licencia.
  • Asegúrate de que el vendedor en línea tenga licencia. La FDA, la National Association of Boards of Pharmacy (en inglés) y el Center for Safe Internet Pharmacies (en inglés) ofrecen herramientas para encontrar farmacias en línea que sean seguras y legales. 
  • Verifica que el sitio tenga una dirección y número de teléfono de Estados Unidos.
  • Busca sitios con el dominio “.pharmacy" o que muestren el sello VIPPS (Verified Internet Pharmacy Practice Sites). Estos confirman que el sitio fue revisado y acreditado por la NABP.
  • Conoce tus medicamentos. Consulta a tu farmacéutico si notas algo diferente o inusual en el empaque, aspecto, olor, sabor o textura de los medicamentos que compraste en línea.  

Qué no

  • No creas que la farmacia es legítima solo porque el sitio web se ve elegante y profesional. Los estafadores de farmacias son expertos en crear tiendas en línea convincentes.
  • No compres a menos que la farmacia requiera una receta de tu propio médico y tenga un farmacéutico con licencia que puedas consultar.
  • No des la información de tu tarjeta de crédito u otra información de pago a menos que estés seguro de que la farmacia en línea es segura. 
  • No des dinero ni información financiera en respuesta a una carta o llamada telefónica supuestamente de la FDA o la DEA, es casi seguro que es una extorsión. Esas agencias no envían advertencias ni exigen dinero a consumidores individuales.

Red contra el Fraude, de AARP

Combate los fraudes y las estafas. Llama a nuestra línea de ayuda gratuita Red contra el Fraude al 877-908-3360 para hablar con voluntarios capacitados en el asesoramiento contra el fraude. También puedes inscribirte para recibir alertas de vigilancia y consultar nuestro mapa de rastreo de estafas (en inglés).

Más recursos

  • La campaña BeSafeRx (en inglés) de la FDA tiene consejos para reconocer y minimizar los riesgos de comprar medicamentos en línea. La FDA también ofrece varias formas de denunciar (en inglés) farmacias sospechosas, así como enlaces a agencias estatales donde puedes verificar si un farmacéutico tiene licencia.
  • La FTC toma denuncias en línea (en inglés) de estafas de medicamentos falsificados y otros fraudes, y el sitio web de la agencia ofrece una guía (en inglés) para comprar productos y servicios de salud en línea.
  • La NABP mantiene una lista de farmacias en línea acreditadas. El programa del CSIP "Verificar antes de comprar" (en inglés) también puede ayudarte a determinar si un vendedor es legítimo. 

Publicado: Dic. 3, 2018

Más del Centro de recursos contra el fraude

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.