Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Aumentan las estafas relacionadas con el coronavirus

Cuidado con llamadas automatizadas, textos y correos electrónicos que prometen una cura o acceso rápido a cheques de estímulo.

Billete de 100 dólares con una mascarilla.

ANTON PETRUS / GETTY IMAGES

In English | Las estafas del coronavirus se están propagando casi tan rápido como el virus mismo.

Hasta el 3 de mayo, la Comisión Federal de Comercio (FTC) había recibido casi 20,000 quejas de los consumidores relacionadas con el brote. Las víctimas han reportado pérdidas de $23.3 millones, con una pérdida promedio de $516.

Los estafadores están usando toda la gama de herramientas para cometer fraudes — desde correos electrónicos y mensajes de texto que tratan de obtener tu información personal (conocido como phishing), llamadas automatizadas, esquemas de impostores, y más —  y siguiendo muy de cerca las noticias para adaptar sus mensajes y tácticas a medida que surgen nuevas noticias sobre temas médicos o económicos. Por ejemplo, las autoridades federales están alertando al público acerca de fraudes que tratan de apropiarse de los fondos del Programa de Protección de Pago (PPP) que sirven para ayudar a los pequeños negocios a sobrevivir la pandemia.

Aquí algunos otros tipos de fraudes relacionados con el coronavirus a los que tienes que estar atento.

Productos que tienen alta demanda y curas falsas

No se han aprobado vacunas o medicamentos específicamente para tratar o prevenir COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus. Eso no ha impedido que los estafadores agobien a los consumidores con ofertas de remedios falsos.

La FTC y la Administración de Medicamentos y Alimentos de los EE. UU. (FDA) han enviado más de 40 advertencias a las compañías que venden productos sin aprobar que afirman que pueden curar o prevenir la COVID-19 y cerraron un sitio web que promocionaba una vacuna inexistente.

Entre los supuestos tratamientos antivirales que se venden en clínicas y sitios web, redes sociales y programas de televisión como defensas contra la pandemia se encuentran tés, aceites esenciales, el cannabinol, la plata coloidal y terapias intravenosas con vitamina C.

Otros estafadores afirman que venden u ofrecen suministros a pedido, como máscaras quirúrgicas, kits de prueba y productos de limpieza domésticos, a menudo en llamadas automáticas, mensajes de texto o anuncios en redes sociales. La FTC ha emitido advertencias a las compañías sospechosas de provocar llamadas automáticas de coronavirus, y la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) creó un sitio web dedicado con información sobre estafas telefónicas COVID-19.

Ofertas financieras falsas

Con la mayoría de las personas en el país listas para recibir cheques de estímulo bajo la Ley federal CARES, el Servicio de Impuestos Internos (IRS) advierte sobre una ola de timos que prometen acelerar los pagos. Ten cuidado con las llamadas o correos electrónicos, supuestamente de agencias gubernamentales, que usan el término "estímulo" (el término oficial es "pago de impacto económico") y te piden que firmes un cheque o proporciones información personal como tu número de Seguro Social.

Otras estafas financieras de coronavirus se dirigen a pequeñas empresas con promesas de capital rápido o ayuda con los resultados de búsqueda de Google. Con el desempleo y la ansiedad económica en aumento, los delincuentes que se hacen pasar por bancos y prestamistas ofrecen ayuda falsa con facturas, deudas de tarjetas de crédito o condonación de préstamos estudiantiles.

El brote también ha generado estafas de acciones de empresas. La Comisión de Bolsa y Valores (SEC) advierte a los inversores sobre estafadores que promocionan acciones de empresas con productos que supuestamente pueden evitar, detectar o curar la enfermedad del coronavirus. El argumento es que debes comprar las acciones ahora porque los precios se van a disparar.

Es la clásica estafa de acciones a centavo conocida como “pump and dump” (inflar y deshacerse). Los estafadores ya han comprado las acciones, que por lo general se venden por un dólar o menos. A medida que crece la histeria y aumenta el precio de las acciones, los estafadores venden toda su posición y dejan a los demás inversores con grandes pérdidas. 

Usurpación de identidad en línea

Las estafas del coronavirus no se limitan a curas inútiles o a la promoción de acciones ficticias. Check Point, una empresa de seguridad cibernética, observa que es un 50% más probable que los sitios web que contienen las palabras “coronavirus” o “covid” en el nombre del dominio sean maliciosos, en comparación con los sitios que no incluyen esas palabras.

La trampa se activa cuando te conectas con esas direcciones maliciosas: puedes comenzar a recibir correos electrónicos de estafadores que tratan de instalar software dañino en tu computadora u obtener tu información personal. Google informó a mediados de abril que su plataforma Gmail bloquea diariamente 18 millones de mensajes de este tipo.

Estos ataques, llamados "phishing", tienen el aspecto de correos provenientes de organizaciones que parecen legítimas. Al hacer clic en un correo electrónico o descargar un archivo, podría instalarse un programa que use la conexión a internet de tu computadora para propagar más software malicioso o busque contraseñas y otra información en tus archivos personales.

Ten cuidado cuando buscas información sobre el coronavirus. Lleva mucho tiempo descubrir y probar vacunas antivíricas. Cuando estén disponibles, el anuncio provendrá de una fuente legítima, como los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) o la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Y asegúrate de visitar los sitios web legítimos de los CDC y la OMS: los estafadores los están usurpando también.

Nota del editor: este artículo se publicó el 9 de marzo del 2020. Se actualiza regularmente con información sobre nuevas estafas de coronavirus, acciones policiales y estadísticas de fraude de la FTC.

Protégete de las estafas relacionadas con el coronavirus

Consejos de la FTC, la FCC y la SEC para evitar estafas del coronavirus

  • Evita las ofertas en línea de vacunas o curas para el coronavirus. No son legítimas.
  • No hagas clic en enlaces ni descargues archivos de correos electrónicos no solicitados, aun si la dirección del remitente parece ser de una persona o una empresa que conoces. Lo mismo es cierto para los sitios web desconocidos.
  • No compartas información personal como tu número de Seguro Social, Medicare o tarjetas de crédito en respuesta a una llamada, mensaje de texto o correo electrónico de desconocidos.
  • Ten cuidado si alguien te pide dinero para las víctimas del coronavirus o para la investigación de la enfermedad, especialmente si te piden tarjetas de crédito prepagadas o tarjetas de regalo.
  • No hagas caso de llamadas telefónicas o correos electrónicos de desconocidos que te apremian para que inviertas en una nueva acción del coronavirus de gran demanda.

La Red contra el Fraude, de AARP, puede ayudarte a identificar y evitar las estafas. Inscríbete para recibir nuestras alertas gratuitas de vigilancia (en inglés), consulta nuestro mapa de seguimiento de estafas (en inglés) o llama gratis a nuestra línea de ayuda especializada en fraudes al 877-908-3360 si tú o un familiar sospechan que han sido víctimas de una estafa.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO