Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Fraudes de suplementos dietéticos Skip to content
 

CENTRO DE RECURSOS CONTRA EL FRAUDE

Fraudes de suplementos dietéticos

In English |  La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) no evalúa la seguridad ni la eficacia de los suplementos dietéticos, como vitaminas, minerales, remedios a base de hierbas, enzimas y probióticos, pero eso no impide que las personas los consuman con la esperanza de obtener una piel más suave, unos músculos más fuertes, una mente ágil o una mejor salud. Las personas mayores, en particular, son grandes consumidores: en un estudio del 2017 con base en datos médicos federales, se encontró que el 70% de las personas mayores de 60 años en Estados Unidos toman al menos un suplemento y que el 29% notificaron tomar cuatro o más al día.

Los suplementos pueden tener verdaderos beneficios para la salud; por ejemplo, ayudarnos a satisfacer las necesidades nutricionales que cambian a medida que envejecemos. Desafortunadamente, el comercio de suplementos también atrae a muchos estafadores que difunden información errónea para exagerar productos cuestionables y persuadir a incautos con planes engañosos de comercialización.

Los fabricantes y los vendedores de suplementos falsos usan sitios web y direcciones de correo directo (a menudo creados para simular sitios de noticias y revistas reales), a fin de promocionar la eficacia de sus productos contra todo tipo de males. Las promesas de mejorar la memoria, aliviar la artritis e incluso mantener a raya el deterioro de la enfermedad de Alzheimer pueden estar acompañadas de testimonios entusiastas de usuarios satisfechos, resultados impresionantes de estudios clínicos y resonantes respaldos de especialistas médicos (todo inventado).

Si eres escéptico, los estafadores tienen otro incentivo: una oferta para probar el producto gratis sin ningún riesgo. ¿Qué tienes que perder? Dinero, y posiblemente mucho. Probablemente te cobrarán una tarifa nominal de envío, pero eso les permite a los estafadores acceder a la información de tu tarjeta de crédito. Es posible que te cobren el precio total del producto o que te suscriban a un plan a largo plazo que te termine costando cientos de dólares al año, con términos que no revelan o que esconden en la letra pequeña.

Estas estafas pueden perjudicar más que tu cuenta bancaria. Los suplementos, incluso aquellos descritos como “naturales”, pueden suponer riesgos. Algunos causan daño al interactuar con ciertos medicamentos o al alterar su eficacia. Peor aún, en años recientes los reguladores descubrieron que hay cientos de suplementos contaminados con medicamentos recetados y otras sustancias químicas posiblemente peligrosas.

Señales de advertencia

  • Promesas de que un producto tratará o prevendrá enfermedades, en particular si se asegura que puede curar una amplia gama de dolencias a la vez.
  • Las compañías que insisten que pidas un producto de inmediato porque se agotarán las existencias.

Qué hacer

  • Mantente escéptico en cuanto a los materiales promocionales llenos de términos que suenan científicos, como “metabolismo de la glucosa” o “termogénesis”. La FTC (Comisión Federal de Comercio) advierte que los estafadores usan jerga como esta para engañar a los consumidores.
  • Busca información en línea sobre la compañía de suplementos. Busca quejas de otros consumidores sobre esta.
  • Busca signos de noticias falsas. Los vendedores engañosos se apropian de logos y nombres de publicaciones y de cadenas de noticias conocidos para darles un aire de legitimidad a las promesas sobre sus productos.
  • Revisa los estados de cuenta de tu tarjeta de crédito para que puedas saber de inmediato si te están cobrando por algo que no pediste. Si te sucede, notifícaselo a la compañía de tarjeta de crédito y trata de que te devuelvan el dinero.
  • Contacta de inmediato a tu médico si presentas alguna reacción adversa o si te enfermas después de haber tomado algún suplemento dietético.

Qué no

  • No les des mucha credibilidad a afirmaciones extremas sobre algún producto; por ejemplo, que puede reducir 60 puntos la presión arterial o quemar 4,000 calorías al día de exceso de grasa para bajar de peso rápidamente.
  • No pruebes ningún producto a menos que hayas consultado con tu médico sobre sus posibles efectos secundarios e interacciones con los medicamentos reales que estés tomando.
  • No te suscribas a ninguna oferta, a menos que comprendas en lo que te estás metiendo. Lee cuidadosamente todos los términos, incluso la letra pequeña, y asegúrate de que incluyan claramente los pasos para cancelar los envíos y las suscripciones.
  • No pagues con tarjeta de débito. Las tarjetas de crédito ofrecen mucha más protección contra los fraudes.

Red contra el Fraude, de AARP

Combate los fraudes y las estafas. Llama a nuestra línea de ayuda gratuita Red contra el Fraude al 877-908-3360 para hablar con voluntarios capacitados en el asesoramiento contra el fraude. También puedes inscribirte para recibir alertas de vigilancia y consultar nuestro mapa de rastreo de estafas (en inglés).

Más recursos

Publicado: Dic. 3, 2018

Más del Centro de recursos contra el fraude

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.