Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Robo de identidad Skip to content
 

CENTRO DE RECURSOS CONTRA EL FRAUDE

Robo de identidad

In English |  El robo de identidad ocurre cuando alguien obtiene información personal de otra persona —como el número del Seguro Social, la dirección, la fecha de nacimiento o los datos de la cuenta bancaria— y la usa para cometer fraude o algún otro acto ilegal. Sucede con frecuencia: según un estudio anual realizado por Javelin Strategy & Research, una empresa consultora en finanzas digitales, en el 2017 hubo 16.7 millones de víctimas del robo de identidad en Estados Unidos; los ladrones se apropiaron de $16,800 millones ($16.8 billion).

Y se da de muchas maneras: la agencia de informes crediticios Experian lista 20 tipos de robo de identidad (algunos de ellos, como el robo de identidad impositiva y las estafas relacionadas con el número del Seguro Social, se explican en forma más detallada en otra sección del Centro de Recursos contra el Fraude). Según reveló una encuesta de AARP en el 2018 (en inglés), algunos ladrones de identidad buscan específicamente a personas mayores para sus estafas porque es menos probable que este grupo tome medidas de precaución —como vigilar las cuentas bancarias y las tarjetas de crédito en línea— como lo hace la población adulta en general.

Los ladrones tienen una variedad de tácticas para conseguir lo que necesitan, desde tácticas tradicionales (como robarte el correo) hasta prácticas de alta tecnología (como ataques cibernéticos masivos a bancos, cadenas de tiendas y otras empresas que almacenan datos de los consumidores). Estafadores que dicen representar a organismos gubernamentalescompañías de servicios públicos  o grandes empresas de tecnología pueden llamar y pedir información personal o financiera, o enviar correos electrónicos de suplantación de identidad ("phishing") con enlaces que infectan tu dispositivo con programas malignos que recolectan información.

Una vez que tienen tu información, pueden usarla para abrir cuentas de tarjetas de crédito y hacer compras grandes que tú tal vez no descubras hasta que llegue el momento de hacer un pago. Los estafadores pueden obtener tratamiento médico, presentar declaraciones de impuestos y sacar préstamos en tu nombre. Los costos del robo de identidad no se contabilizan solamente en dinero, sino también en el tiempo que tienes que dedicar a encontrar las cuentas falsas, reparar el crédito dañado y restablecer tu identidad con instituciones financieras y gubernamentales.

Pero si bien los estafadores pueden robar tu identidad de muchas maneras, también hay muchas medidas simples que puedes tomar para ayudar a mantenerlos a distancia.

Señales de advertencia

  • Estados de cuenta bancarios y de tarjetas de crédito que muestran retiros o compras que no recuerdas haber hecho.
  • Te llega una cuenta o factura por cierta actividad financiera que no reconoces o por servicios médicos que no recibiste.
  • Tu informe de crédito lista cuentas o deudas que no reconoces.
  • Un cobrador se comunica contigo por una deuda que no es tuya.
  • Tienes problemas para presentar tu declaración de impuestos porque el IRS dice que ya tiene una declaración tuya.
  • Un banco o una empresa con la cual haces negocios te informa que ha sufrido una filtración de datos.

Qué hacer

  • Usa el software de seguridad en tus dispositivos y mantenlo actualizado.
  • Establece acceso electrónico a tus cuentas bancarias y tus tarjetas de crédito. Vigílalas regularmente y comunícate con el banco o el emisor de la tarjeta inmediatamente si ves alguna actividad sospechosa.
  • Comienza a recibir tus facturas y estados financieros en forma electrónica de modo que te llegue menos información confidencial por correo.
  • Verifica tus informes de crédito. Puedes obtener un informe gratuito cada doce meses de las tres agencias de información crediticia más grandes: Experian, Equifax y TransUnion.
  • Considera poner una alerta de fraude en tu informe crediticio o congelarlo, especialmente si crees que tu información personal se ha perdido, la han robado o se ha hecho pública durante alguna filtración de datos. El congelamiento evita que alguien saque una tarjeta de crédito en tu nombre; una alerta requiere que los prestamistas o acreedores potenciales verifiquen tu identidad.
  • Presenta tu declaración de impuestos lo antes posible. Los ladrones de identidad que han obtenido tu información personal tratarán de adelantarse y hacerlo ellos.
  • Tritura estados de cuenta bancarios, formularios de impuestos, cuentas por servicios médicos y otros documentos que contengan información personal o financiera antes de deshacerte de ellos.
  • Utiliza tu PIN u otro tipo de código de seguridad para habilitar computadores portátiles, tabletas y teléfonos inteligentes. Si pierdes el dispositivo o te lo roban, será más difícil para los ladrones acceder a la información que contiene.

Qué no

  • No uses la misma contraseña para varias cuentas de internet. Crea contraseñas sólidas y variadas y utiliza la autenticación en dos fases si está disponible: este proceso evita que alguien ingrese a tu cuenta utilizando solo la contraseña.
  • No lleves tu tarjeta del Seguro Social contigo y solo lleva documentos que contengan tu número del Seguro Social cuando sea necesario.
  • No des tu número del Seguro Social ni otra información personal por teléfono a menos que estés seguro de quién lo está pidiendo y por qué razón.
  • No revises el correo electrónico, no entres en los medios sociales y no hagas compras en línea o transacciones bancarias en redes de wifi públicas. La seguridad en muchas de ellas es deficiente, lo que deja huecos para que los piratas cibernéticos intercepten datos confidenciales.
  • No dejes información personal en el auto, ni siquiera cuando está cerrado con llave.

Red contra el Fraude, de AARP

Combate los fraudes y las estafas. Llama a nuestra línea de ayuda gratuita Red contra el Fraude al 877-908-3360 para hablar con voluntarios capacitados en el asesoramiento contra el fraude. También puedes inscribirte para recibir alertas de vigilancia y consultar nuestro mapa de rastreo de estafas (en inglés).

Más recursos

  • Si te han robado la identidad o han usado tu identidad en forma indebida, haz una denuncia a la Federal Trade Commission (FTC, Comisión Federal de Comercio) en robodeidentidad.gov o llama al 877-438-4338. En el sitio web también puedes crear un plan de recuperación y hacer un seguimiento del progreso. 
  • El robo de identidad por internet también se puede denunciar al Internet Crime Complaint Center (IC3, Centro de Quejas de Crímenes en Internet) del FBI.

Publicado: Dic. 31, 2018

Más del Centro de recursos contra el fraude

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.