Skip to content
 

Cómo superar la muerte de su pareja

El día del amor y la amistad es una fecha en la que las personas se regalan objetos, organizan reuniones o se felicitan; sin embargo, para muchos otros no fue un día de celebración, pues permanecieron en duelo por la pérdida de un ser querido.

Cuando el novio o esposo de una persona fallece, "el sujeto queda incompleto, es como si perdiera una parte de su cuerpo", asegura Isabel Sanares, especialista de la Sociedad Psicoanalítica de México.

La pérdida de un ser amado es un proceso difícil, del que se habla poco y que probablemente se tiene que afrontar con ayuda psicológica porque "en la pareja depositamos una gran cantidad de expectativas "esperamos que sea quién le dé sentido a buena parte de nuestra vida", dice la especialista.

Con la pareja se comparten vivencias, sentimientos, intimidad e incluso una familia, es por ello que si la muerte sorprende a alguno de los involucrados en la relación, es un suceso que marca un capítulo doloroso. Si la muerte llega de improvisto, es decir, sino se esperaba por enfermedad o vejez sucede algo similar a lo que ocurre cuando un padre pierde a su hijo, algo inesperado y hasta cierto punto algo "no natural".

"Nosotros pensamos que nos vamos a morir cuando seamos viejos, entonces no se piensa que el novio o esposo joven pueda fallecer de pronto", según Sanares. Según la psicóloga, no se puede generalizar quién sufre más por el fallecimiento del novio o esposa, pero, en su experiencia, hay una tendencia a que las mujeres son quienes más lo expresan.

"Las mujeres se permiten vivir y expresar más el dolor", ante la muerte de un novio o esposo, indica. En el caso de los hombres, "se engarzan más fácilmente en otras relaciones, pero el problema es que esas siguientes relaciones fracasan", según Sanares.

Ante cualquier muerte, la persona pasa por un duelo natural, en el que se manifiesta tristeza, desilusión, pena y rabia contra sí mismo o contra el fallecido.

"Muchas veces tendemos a sentir mucha tristeza, nos sentimos cansados, y hasta enojados. Algunas veces hasta hay un enojo contra quien murió, cómo diciendo ¿por qué me dejó? ¿por qué me pasa a mí esto?", indica la doctora. Aunque no hay un tiempo exacto para dar por terminado el duelo, Sanares señaló en entrevista con esta casa editorial que sí hay tiempo "normal", que dura unos seis meses aproximadamente, aunque varía según la circunstancia.

"El indicador más relevante para saber que alguien no ha superado el duelo es cuando el deudo no regresa a sus actividades cotidianas", dice. La psicóloga señala que en algunos casos "se hace de cuenta que (el difunto) no murió, se pone su plato en la mesa, se conserva intactas las pertenencias del difunto, es decir se pretende que no ha muerto". Para superar este etapa, la especialista recomienda pasar por la etapa de dolor sin negarlo, realizar actividades satisfactorias y que eviten pensar constantemente en la muerte del ser querido, así como apoyarse en familiares.

La psicóloga Sanares indica que la persona debe acudir a una psicoterapia si es que el deudo no logra superar el periodo de duelo.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto