Skip to content
 

10 cosas que puedes limpiar en 10 minutos

Tareas que toman poco tiempo, y ayudan a mantener tu casa ordenada y sin gérmenes.

Persona limpia el fregadero de la cocina con una esponja y una botella de spray

Courtneyk / Getty Images

In English

Ya sea aspirar, lavar la ropa, limpiar el baño o fregar los platos, la persona promedio en el país pasa más de 23 horas al mes limpiando. A pesar de que la mayoría de las personas dedican lo que equivale a casi un día al mes a lavar y fregar, es posible que no estés limpiando algunos de los rincones de casa que contengan más gérmenes, lo que podría ser una invitación para que las bacterias tomen el control.

Estas 10 tareas de limpieza pueden realizarse en menos de 10 minutos y dejarán tu hogar más limpio que nunca.

1. Las aspas del ventilador de techo

El polvo se acumula encima de las aspas del ventilador de techo, donde no se ve. Tan pronto se enciende el ventilador, las aspas giratorias dispersan los ácaros y el polvo por toda la habitación, apunta Susan Raschal, alergóloga e inmunóloga certificada con Family Allergy & Asthma en Chattanooga, Tennessee.

Mientras más polvo y alérgenos se encuentren en las superficies, mayores probabilidades habrá de que experimentes síntomas como congestión nasal y picazón en los ojos o en la garganta, agrega.

No uses el plumero, que hará que el polvo caiga a las superficies de abajo, sino un paño húmedo o toallita desinfectante para eliminar el polvo de las aspas del ventilador.

2. El cajón de verduras del refrigerador

Lavas las verduras y frutas que salen del refrigerador, pero ¿y el cajón en sí? Investigaciones indican que los refrigeradores son criaderos de bacterias como estafilococos, E. coli y listeria.

Retira el cajón del refrigerador y límpialo con agua y jabón; déjalo secar al aire antes de volverlo a colocar. Trata de limpiar los cajones unas cuantas veces al año, a menos que los cajones de la carne o de las verduras y frutas estén visiblemente sucios debido a sangre derramada o verduras podridas, lo que podría considerarse “un evento de contaminación”, y en cuyo caso deben limpiarse de inmediato, señala el Dr. Paul Pottinger., profesor de enfermedades infecciosas en la Facultad de Medicina de University of Washington.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


3. La tabla para cortar

Limpiar la tabla para cortar con un paño no es suficiente para evitar que las bacterias, el moho y los hongos de la carne y las verduras crudas se multipliquen en la superficie.

Pottinger recomienda usar una tabla para cortar por separado para preparar carnes y otra para verduras y lavarlas después de cada uso. Para obtener mejores resultados, no las laves a mano, colócalas en el lavaplatos y elige el ciclo de “desinfección” para matar las bacterias.

“Estos ciclos tienen más calor y tiempos de secado más largos”, dice. “Incluso en ciclos estándar, el agua es tan caliente… y el lavado tan agresivo que debería ser suficiente”.

4. Los tazones y juguetes de mascotas

Confiésalo: raras veces restriegas los tazones de la comida y el agua de tu perro o gato. Una encuesta realizada por Petco halló que el 20% de los dueños de mascotas esperaban un promedio de un mes para limpiar los tazones de sus animales, aunque son criaderos de bacterias, moho y hongos. Sus pelotas y peluches favoritos también deben limpiarse con cierta frecuencia.

Coloca los tazones y juguetes de plástico del perro o gato en el lavaplatos y los peluches en la lavadora, para reducir la exposición de tu amigo de cuatro patas a gérmenes que podrían causar enfermedades.

5. La cafetera

¿Te tomas el café con leche y azúcar? ¿Y también con una pizca de bacterias? Microbiólogos tomaron muestras de las bandejas de goteo de las cafeteras (en inglés) y hallaron hasta 67 tipos de bacterias diferentes mezcladas con los restos de tu café de la mañana, incluidas varias cepas que causan enfermedades. (Un estudio de NSF International, una organización de salud pública independiente, halló que las cafeteras se encontraban entre los cinco lugares con más gérmenes en la casa).

Limpiar la cafetera es tan simple como llenar el tanque con partes iguales de vinagre y agua, y dejarlo colar. Hazlo de nuevo, pero solo con agua, para eliminar el sabor a vinagre de la cafetera.

6. El fregadero

Incluso los fregaderos que aparentan estar limpios pueden albergar gérmenes y bacterias. Lavar las verduras y frutas para eliminar los pesticidas o enjuagar los cuchillos después de cortar carne cruda contribuye a que los patógenos circulen en torno al desagüe.

“A ciertos microorganismos les encanta el agua y crecen en áreas que siempre están húmedas”, explica el Dr. John Swartzberg, profesor clínico emérito de University of California, Berkeley. “Las bacterias que crecen en lugares donde el agua abunda tienden a ser más resistente a los antibióticos”.

Limpia a diario el fregadero con un desinfectante para eliminar las bacterias de las áreas de preparación de las comidas.

7. La basura

Tirar todo a la basura, desde papeles sucios hasta restos de comida, puede crear un ambiente húmedo y cálido donde se desarrollan las bacterias. Como no te comes lo que sale de la basura, las bacterias que allí se esconden probablemente no suponen un riesgo importante para tu salud, pero eso no significa que no debas restregarla bien, dice Charles Gerba, profesor de microbiología en University of Arizona. “Es una buena idea limpiar [el bote de basura] con un desinfectante para controlar los olores”, dice Gerba.

Saca la basura y restriega el recipiente con un desinfectante; sécalo antes de colocar una nueva bolsa de basura.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


8. El colchón

Puede que cambies las sábanas regularmente, pero ¿cuándo fue la última vez que limpiaste el colchón? La combinación de sudor, células muertas y migas de comida acumulan muchas bacterias. Un fabricante de colchones encontró que los colchones de más de siete años tenían un promedio de 16 millones de bacterias (en inglés) en sus superficies.

Espolvorea bicarbonato de sodio en el colchón y luego pasa la aspiradora. Además de reducir los olores, las investigaciones demuestran que aspirar el colchón también podría reducir los síntomas de alergias. Para eliminar las manchas difíciles, prepara una solución de mitad vinagre y mitad agua y usa pequeñas cantidades para restregar las manchas. Deja que el área se seque antes de colocar las sábanas.

9. La cortina de baño

La cortina de la ducha podría ser el lugar más sucio del baño ya que alberga 60 veces más bacterias que el asiento del inodoro. El moho es el principal problema con los forros de las cortinas de baño.

“El moho produce esporas que pueden causar una reacción alérgica”, dice Gerba.

Eliminar el moho es tan simple como rociar un producto con lejía en el forro de la cortina, dejarlo actuar por unos minutos y enjuagarlo, agrega.

La próxima vez que te encuentres en una teleconferencia o esperes a que termine un anuncio publicitario, ocúpate de una de estas rápidas tareas de limpieza para que tengas una casa más limpia y libre de gérmenes.

10. El teléfono celular

Usas tu teléfono celular para hacer llamadas, videollamadas, publicaciones en las redes sociales y comprar en línea. Toda esa navegación y llamadas, que pueden llegar a superar las 3 horas y media de tiempo frente a la pantalla por día para los adultos mayores de 60 años, representa mucha exposición a los gérmenes. De hecho, los investigadores han llamado a los teléfonos celulares “un ‘caballo de Troya’ que contribuye a la transmisión de infecciones microbianas en epidemias y pandemias”.

“El teléfono móvil es una superficie que se toca mucho, pero casi nunca se limpia”, dice Pottinger.

Pottinger sugiere usar una toallita desechable con alcohol para limpiar tu teléfono inteligente. Unas cuantas pasadas rápidas por la pantalla y el estuche eliminarán los gérmenes y las bacterias, y dejarán tu dispositivo más limpio.

 

Video: cómo preparar tus propios limpiadores naturales

Haz clic en CC para ver los subtítulos en español

Jodi Helmer es una colaboradora que cubre temas de jardinería, salud y medioambiente. También ha escrito para Scientific AmericanNational Geographic Traveler y NPR.