Skip to content
 

Puedes guardar tu historial médico en el teléfono. ¿Es una buena idea?

Hace diez años, no existían opciones electrónicas cifradas para almacenar información en los teléfonos iPhone y Android.

Mujer mira su teléfono mientras toma su medicamento

Getty Images

In English

Buscar los expedientes médicos es una tarea que a cualquiera le causa una migraña.

Probablemente tengas un médico de cabecera y, a medida que pasan los años, tal vez consultes también a uno o más especialistas. Y es posible que estos médicos no formen parte del mismo sistema de cuidado de la salud.

Al mismo tiempo, una clínica o un laboratorio separados podrían ocuparse de tus análisis de sangre. La última operación que tuviste se realizó en un hospital. Te has vacunado o has comprado medicamentos recetados en otro lugar.

Y lo que es peor: los empleados de los consultorios médicos están sobrecargados de trabajo y a veces debes navegar un laberinto burocrático hasta llegar a alguien que te puede ayudar. Es probable que encuentres tus expedientes en línea, pero posiblemente cada grupo de médicos tenga un portal distinto para sus pacientes.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


De todos modos, encontrar tus registros médicos es más fácil hoy que hace diez años, cuando casi dos tercios de todos los médicos usaban máquinas de fax para intercambiar información. Eso se debe a la ley federal American Recovery and Reinvestment Act (Ley de Recuperación y Reinversión) que otorgó incentivos a los proveedores de servicios médicos que digitalizaran los expedientes de los pacientes y luego, siete años más tarde, penalizó a los grandes hospitales que no se habían adaptado a la modalidad.

En el 2016, la ley 21st Century Cures Act (Ley de Curas del Siglo XXI) continuó allanando el camino para el intercambio electrónico de información de salud, y los consumidores están ahora viendo los resultados de esa ley. Pero incluso hoy, tus expedientes médicos electrónicos están desparramados por todos lados.

Apple prescribe un nuevo camino personalizado

En el 2018, Apple se propuso abordar la epidemia de la diseminación de la información médica y creó una funcionalidad para que los dueños de un iPhone pudieran descargar esos registros en la aplicación Salud (Health) del teléfono. Actualmente, la funcionalidad del iPhone está disponible para pacientes de más de 800 instituciones en más de 12,000 sitios en Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido, informa la compañía.

Funciona así: se establece una conexión cifrada y directa entre los proveedores participantes y el teléfono del paciente, de modo que el usuario puede tener una visión centralizada de sus alergias, signos clínicos vitales, enfermedades, vacunas, resultados de pruebas de laboratorio, procedimientos e historial de medicamentos, todo en un mismo lugar.

La funcionalidad se basa en lo que se conoce como Fast Healthcare Interoperability Resources (FHIR), un estándar para el intercambio de expedientes médicos electrónicos entre sistemas diferentes de computación. Apple dice que los datos de su aplicación Salud nunca se comparten con ningún tercero sin la autorización expresa del usuario.

Android ofrece alternativas con aplicaciones de terceros

Google no tiene un equivalente directo de la función de información de salud del iPhone, pero hay alternativas de terceros disponibles para los teléfonos Android. Una de las más destacadas es la de Commons Project Foundation.

En el 2020, esta organización sin fines de lucro con sedes en Ginebra y en la ciudad de Nueva York creó la aplicación gratuita CommonHealth, disponible en la tienda Google Play. El Commons Project es parte de una coalición de la industria conocida como Carin Alliance, cuyo objetivo es ayudar a los consumidores y a los cuidadores autorizados a “acceder a más de su información digital con menos fricción”.

JP Pollak, cofundador del Commons Project y creador de la aplicación, dice que en la actualidad alrededor de 1,400 sistemas de salud, que representan a aproximadamente 15,000 proveedores de servicios médicos, trabajan con CommonHealth. En forma similar a la aplicación Salud de Apple, los registros cifrados se guardan en el teléfono, no en la nube, y CommonHealth afirma —al igual que Apple— que no compartirá los datos guardados en la aplicación sin tu consentimiento.

“No importa cuán seriamente encaremos la privacidad ni cuántas protecciones se establezcan [...] constantemente escuchamos inquietudes como: ‘¿Qué pasa si pierdo el teléfono? Toda mi información está allí. ¿Otras empresas tienen acceso a mis expedientes? ¿Su compañía tiene acceso a mis expedientes?’”, dice Pollak.

“La realidad es que los datos van directamente del médico al teléfono del paciente, y el teléfono los cifra con una contraseña que crea el paciente para la aplicación”, dice. De todos modos, “creo que está bien que las personas hagan esas preguntas”.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Conocer tu historial médico puede ser importante

Tener los expedientes médicos en un dispositivo que llevas a casi todas partes es cómodo, tal como descubrieron durante la pandemia muchas personas que tenían los certificados o tarjetas de vacunación contra el coronavirus almacenados en el teléfono. Estas tarjetas, conocidas como SMART Health Cards, utilizan códigos QR seguros cuando una persona desea verificar y compartir su historial de vacunación o el resultado de pruebas.

Apple hace referencia a una encuesta realizada por University of California San Diego Health antes de la pandemia: el 90% de los encuestados que tenían acceso a su historial de salud en un teléfono inteligente indicaron que este acceso los ayudaba a comprender mejor su propia salud, les resultaba útil en las conversaciones con los médicos o mejoraba el intercambio de su información personal de salud con familiares y amigos. UC San Diego Health fue uno de los primeros doce proveedores de servicios médicos que pusieron la información médica de los pacientes a disposición del iPhone.

Estas aplicaciones no lo hacen todo

Si bien puedes guardar expedientes médicos en la aplicación Salud de Apple o en CommonHealth, no puedes enviar mensajes con preguntas a los médicos, concertar citas ni pedir un nuevo surtido de un medicamento recetado. Y no puedes interpretar los resultados de las pruebas sin consultar al médico.

“Creo que aún tiene sentido preguntar: ‘Entonces, ¿cuál es el punto?’”, dice el Dr. Christopher Longhurst, jefe médico y director digital de UC San Diego Health. Ese sistema de salud pone los registros a disposición de ambas aplicaciones, Salud, de Apple, y CommonHealth. “Todavía estamos aprendiendo cómo generar consejos para los pacientes con esos datos”.

Tendrás que seguir ingresando al portal de pacientes de tus proveedores de servicios médicos o descargar sus aplicaciones. Para poder aprovechar la función de expedientes de salud en las aplicaciones de Android y Apple, debes tener una cuenta con al menos uno de tus portales locales para pacientes.

Tu información médica puede viajar contigo

Si sufres algún trastorno crónico —desde artritis hasta diabetes, hipertensión o colesterol alto—, tener tus expedientes médicos en el teléfono puede ser útil, especialmente si viajas al extranjero y de pronto necesitas ver a un médico.

Incluso cerca de casa, tener copias de tus expedientes de salud puede facilitar el cambio de médico. Pasar tus registros médicos de tu médico anterior al nuevo, aun cuando cambias de sistema de salud, es ahora más simple, sin necesidad de que los debas llevar físicamente tú, dice Longhurst.

“Esta idea de lo que llamamos interoperabilidad centrada en el paciente —que es algo como ‘descargo mis registros médicos de aquí y los subo aquí’—, resulta que, en realidad, los pacientes no quieren hacer eso”, dice. “Quieren que sus médicos hablen entre ellos”.


Cómo guardar tu información medica en tu teléfono inteligente

Si te sientes cómodo descargando tus expedientes médicos en tu teléfono, sigue estos pasos.

En la aplicación Salud del iPhone:

1. Toca el icono de la aplicación Salud en el teléfono. Tiene un corazón rojo ❤️ en la esquina superior derecha de un fondo blanco.

2. Toca el icono Explorar en la parte inferior derecha de la pantalla de la aplicación.

3. Deslízate hacia abajo hasta la sección Expediente clínico y toca Agregar cuenta.

4. Recorre la lista de instituciones médicas sugeridas, que puede contener proveedores de servicios en tu área. Toca el nombre del hospital o el proveedor de donde deseas obtener tu información médica. Si no ves la institución que buscas, ingresa el nombre del hospital, la red o la ubicación en el recuadro de búsqueda en la parte superior de la pantalla y, si lo encuentras, toca el nombre del proveedor.

5. Toca Conectar la cuenta; esto te llevará a la página de inicio de sesión de ese establecimiento médico. Ingresa tu nombre de usuario y tu contraseña, si los tienes. Algunos proveedores —aunque no todos— te permitirán crear una cuenta desde la aplicación Salud de Apple. De no ser así, deberás crear una cuenta de paciente en una computadora.

Según el proveedor y la configuración que hayas establecido, tal vez debas ingresar un código de autenticación con dos factores que la organización te envía al teléfono por cuestiones de seguridad. Tal vez debas indicar el tipo específico de expedientes que deseas compartir con la aplicación Salud.

Marca los tipos que buscas o elimina las marcas de los que no deseas. Tal vez te presenten la opción de decir por cuánto tiempo deseas que la aplicación Salud de Apple tenga acceso a esa información.

Cabe destacar que con la reciente actualización de software iOS 16 de Apple, la aplicación Salud cuenta ahora con una sección donde puedes hacer el seguimiento de tus medicamentos, pero deberás ingresarlos en forma manual. Mientras creas la lista, podrías recibir sugerencias basadas en los medicamentos que ya tienes guardados en tu información de salud.

En un teléfono Android con la aplicación CommonHealth:

1. Abre la aplicación CommonHealth e ingresa la contraseña de tu cuenta, o utiliza el sistema biométrico de tu teléfono para identificarte.

2. Toca Records (Expedientes) en la esquina inferior derecha de la aplicación.

3. Toca Add Health Records (Agregar expediente médico) en la parte superior de la pantalla.

4. Toca Vaccination (Vacunas) o Test Record (Resultado de pruebas) para agregar una tarjeta SMART Health Card, o toca Health Record (Expediente médico) para agregar expedientes de un proveedor de la lista. Si seleccionas la opción de agregar un expediente médico, deslízate hasta abajo para encontrar el nombre de una institución, o ingresa el nombre del hospital, la red o el proveedor en el recuadro de búsqueda en la parte superior de la pantalla. Cuando encuentres el nombre que buscas, tócalo.

5. Toca Add Health Data (Agregar información médica) e ingresa los datos de acceso a la institución.

Amy Brecount White es una escritora colaboradora que cubre historias de viajes, jardinería y de interés humano. Su trabajo también ha aparecido en National Geographic Traveler, TeaTime Magazine y The Washington Post.