Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Evita estos errores comunes relacionados con Medicare Skip to content
 
Entiende a Medicare

 

 

Cómo evitar estos errores comunes relacionados con Medicare

Dejar pasar las fechas límite, aplazar la inscripción o seleccionar los planes incorrectos puede ser costoso.

Tarjeta de Medicare

GETTY IMAGES

In English | Seleccionar las opciones de Medicare que más te convengan puede ser complicado. Analizar las posibilidades por medio de cuatro categorías puede ayudarte a tomar la mejor decisión.

El Medicare Rights Center (Centro de Derechos de Medicare) (en inglés), una organización de apoyo al consumidor sin fines de lucro y sin afiliación política, compartió con AARP su lista de 10 errores comunes que cometen los nuevos afiliados a Medicare.

1. No inscribirse en Medicare en el momento oportuno

Escoger el momento adecuado es muy importante. Es de particular importancia cuando tiene que ver con la inscripción en Medicare. Cuando estés a punto de cumplir los 65 años, deberás inscribirte durante lo que el Gobierno llama tu período de inscripción inicial. Este período de siete meses abarca los tres meses previos al mes en el que cumples 65 años, el mes de tu cumpleaños y los tres meses posteriores.

Si no te inscribes durante tu período de inscripción inicial, tendrás otra oportunidad de inscribirte durante el período de inscripción general anual de Medicare, del 1.° de enero al 31 de marzo de cada año. Sin embargo, si te inscribes durante este período, tu cobertura no entrará en vigencia hasta julio. Y debido a que te inscribiste tarde, es probable que tengas que pagar más por tus primas mensuales de la Parte B de Medicare (que cubren tus consultas médicas y otros servicios para pacientes ambulatorios).

2. Estar confundido sobre el período de inscripción especial

Si tienes 65 años o más, cuando dejas de trabajar y pierdes tu cobertura de seguro de salud o cuando se termina el seguro médico que tengas por medio de tu cónyuge, deberás inscribirte en Medicare. Medicare ha creado un período de inscripción especial que te permite hacerlo sin tener que pagar una multa por inscripción tardía.

De nuevo, lo más importante es encontrar el momento adecuado. Muchas personas no se dan cuenta de que solo puedes usar este período de inscripción especial mientras estás cubierto por un seguro médico vinculado al empleo o durante los ocho meses después de que ya no tengas ese tipo de seguro médico.

Nota: Medicare no considera ni el seguro de salud para jubilados ni un plan COBRA como un seguro médico vinculado al empleo. Por eso, si ese es el seguro que tienes, para evitar cometer el primer error mencionado, inscríbete al cumplir los 65 o tendrás que pagar la multa por inscripción tardía.

Calendario con una tachuela

GETTY IMAGES

Resumen de los errores

  1. No inscribirte durante el período de inscripción
  2. No saber cuándo debes inscribirte
  3.  Malinterpretar el seguro médico de tu trabajo
  4.  No prestar atención a las multas por inscripción tardía
  5. No considerar tus opciones detalladamente
  6. Aplazar la compra de una póliza Medigap
  7. No entender tus gastos de bolsillo
  8. Escoger un plan que no incluya a tus médicos
  9. Seleccionar un plan para medicamentos que no cubra lo que necesites
  10. Suponer que no puedes pagar los costos de Medicare

3. Aplazar la inscripción cuando tu seguro médico del trabajo no es tu seguro primario

Incluso si tienes un seguro médico vinculado al empleo, algunos empleadores, según el tamaño de la empresa, pueden designar a Medicare como tu cobertura primaria de seguro de salud cuando cumplas 65 años. Y si tienes cobertura para jubilados o COBRA, estos seguros se consideran como una cobertura secundaria.

Si tu seguro médico vinculado al empleo u otro seguro privado se consideran como la cobertura secundaria, solo pagarán por una reclamación médica después de que Medicare haya pagado su parte. Por eso, si tu seguro médico del empleo se convierte en tu cobertura secundaria, es importante que te inscribas en Medicare. Si tu seguro vinculado al empleo es el primario, entonces Medicare se convierte en tu cobertura secundaria.

Para averiguar si tu seguro médico del empleo se considera como primario o secundario, pregúntale a tu gerente de beneficios o a un representante del departamento de recursos humanos, o pide ayuda en 800-MEDICARE. 

4. No entender las multas por inscripción tardía de la Parte B y la Parte D

Por cada 12 meses que retrases tu inscripción en la Parte B, tu prima mensual de la Parte B podría ser un 10% más alta. La multa no aplicará si tienes seguro médico vinculado al empleo o todavía estás dentro de tu período de inscripción especial.

Por cada 12 meses que aplaces tu inscripción en un plan de la Parte D, tu prima mensual podría ser un 1% más alta. Los planes de la Parte D cubren los gastos de los medicamentos recetados. No tendrás que pagar la multa de la Parte D si puedes demostrarle a Medicare que tienes una cobertura de medicamentos recetados tan buena como la que ofrece un plan de la Parte D de Medicare.

En septiembre de cada año, debes recibir una carta de tu empleador (o tu plan de seguro) informándote si tienes cobertura de medicamentos recetados comparable a un plan de la Parte D. Si pierdes la cobertura para medicamentos, tendrás derecho a un período de inscripción especial de dos meses, durante el cual puedes inscribirte en un plan de la Parte D sin que te cobren una multa. Pero guarda esa carta para que puedas demostrarle a Medicare que tuviste cobertura de medicamentos recetados comparable a la Parte D cuando llegue el momento de inscribirte en ese tipo de seguro.

Nota: por lo general, estas multas aplican durante todo el tiempo que tengas Medicare. Pero si estás pagando esta multa, y tienes derecho a participar y te inscribes en un Programa de ahorro de Medicare o en el Programa de ayuda adicional —que ayuda a los adultos mayores de bajos ingresos a pagar los gastos de bolsillo de Medicare—, ya no tendrás que pagarla.

5. No comparar en detalle los planes Medicare Original y Medicare Advantage

Si reúnes los requisitos para inscribirte en Medicare, puedes decidir obtener tus beneficios a través de Medicare Original o de un plan Medicare Advantage. El tipo de cobertura de Medicare que escojas depende de factores tales como tus necesidades de atención médica, el seguro que aceptan tus médicos, dónde vives, si viajas a menudo y tu situación económica.

Medicare Original es el programa tradicional que se ofrece directamente a través del Gobierno federal. Consta de la Parte A, la cual cubre servicios hospitalarios, y la Parte B, que cubre las consultas con los médicos y otros servicios ambulatorios. La gran mayoría de médicos en el país aceptan este seguro. Para ayudar a pagar tus gastos de bolsillo, puedes comprar una póliza Medigap, que tiene su propia prima mensual. Medicare Original no incluye la Parte D (cobertura de medicamentos recetados), por lo que debes inscribirte para un plan individual de la Parte D si no cuentas con otra cobertura para medicamentos. Medicare Original no tiene un límite para tus gastos anuales de bolsillo.

Medicare Advantage es un tipo de seguro privado que te ofrece una alternativa a Medicare Original. Estos planes brindan beneficios de la Parte A, la Parte B y, por lo general, la Parte D. Puede que también ofrezcan ciertos beneficios que no cubre Medicare Original, como cuidado dental o de la vista, y podrían tener costos y reglas distintos a los de Medicare Original. Por ejemplo, un plan Medicare Advantage puede exigir que obtengas una derivación de un médico de atención primaria antes de cubrir los cuidados que te brinda un especialista. Y los planes Medicare Advantage por lo general tienen una red de proveedores en tu zona geográfica y podrían no cubrir los cuidados si consultas a un proveedor que no forme parte de la red (excepto en casos de emergencia). Estos planes tienen un límite anual de gastos de bolsillo y no puedes comprar una póliza Medigap cuando estás inscrito en Medicare Advantage.

6. Aplazar la compra de una póliza Medigap

Medigap son pólizas de seguro complementario que funcionan con Medicare Original. Si tienes una póliza Medigap, esta póliza paga parte de los gastos de bolsillo que no cubre Medicare, como tu deducible de hospital de la Parte A o el coseguro del 20% de la Parte B. Basado en dónde vives, puedes escoger entre hasta 10 planes distintos de Medigap. Cada póliza tiene una letra distinta como nombre (por ejemplo, Plan A) y ofrece un conjunto diferente de beneficios estandarizados. Las pólizas que tienen la misma letra brindan los mismos beneficios, pero el costo de las primas puede variar de una compañía a otra.

El mejor momento para comprar una póliza Medigap es durante tu período de inscripción abierta de Medigap. Este período de seis meses empieza cuando tienes 65 años y ya estás inscrito en la Parte B de Medicare. Es importante inscribirte en ese momento, porque durante ese período las compañías de seguros que venden pólizas Medigap no pueden negarte la cobertura si tienes una enfermedad preexistente y deben venderte un plan al mejor precio disponible. Si tratas de comprar un plan fuera de este período, las compañías pueden negarse a venderte una póliza o podrían negarte cobertura para tus problemas de salud existentes.

Algunos estados tienen sus propias reglas que rigen las pólizas Medigap. Si cometiste este error y no te inscribiste durante tu período de inscripción, comunícate con el Programa estatal de asistencia en seguros de salud (SHIP) de tu estado a través de www.shiptacenter.org (en inglés) para preguntar sobre los derechos relacionados con Medigap específicos para tu estado.

7. No entender tus gastos de bolsillo

Aunque Medicare paga la mayor parte de los gastos médicos de sus beneficiarios, necesitas estar preparado para pagar gastos de bolsillo que a veces son considerables. A continuación encontrarás un resumen.

  • Prima: cada parte de Medicare puede tener su propia prima mensual. La mayoría de las personas no tienen ninguna prima para la Parte A, que cubre los servicios de hospital. Deberás pagar la prima de la Parte B, la cual se deduce de tus beneficios mensuales si recibes pagos del Seguro Social. Si te inscribes en un plan Medicare Advantage o un plan de la Parte D, tal vez deberás pagar una prima mensual, según el plan que selecciones.
  • Deducible: antes de que Medicare empiece a pagar los gastos de tu atención médica, es posible que debas pagar una cantidad fija conocida como el deducible. Las Partes A y B de Medicare Original tienen deducibles anuales, y algunos planes Medicare Advantage y de la Parte D para medicamentos recetados también tienen deducibles. Las pólizas Medigap (o seguro complementario de Medicare) a menudo cubren los deducibles de Medicare Original.
  • Copago: esta es una cantidad fija que pagas por ciertos servicios específicos. Por ejemplo, con los planes Medicare Advantage podrías tener un copago —por lo general de unos $25— cada vez que consultas a un médico o recibes otro servicio médico.
  • Coseguro: es la manera en la que tu plan te cobra un porcentaje del costo de una consulta o servicio médico. Si tienes Medicare Original, deberás pagar el 20% del costo del servicio. Si te hacen un análisis de sangre que cuesta $100, Medicare pagará $80 y tú deberás pagar $20. Las pólizas Medigap también por lo general cubren el 20% que te corresponde pagar.

Nota: si tienes Medicare Original, debes asegurarte de que tu proveedor de atención médica acepta Medicare y lo que se conoce como “asignación”. Esto significa que está dispuesto a aceptar que le paguen la cantidad que aparece en el listado de tarifas de Medicare por el servicio que brinda. Si consultas a proveedores que no participen, pueden cobrarte hasta un 15% más que la tarifa aprobada por Medicare. Si tienes un plan Medicare Advantage, debes intentar consultar a proveedores que pertenezcan a su red, ya que ciertos de estos planes no cubrirán ningún tipo de atención fuera de la red y otros pagarán menos si te atiende un proveedor que no forme parte de la red.

8. Escoger un plan Medicare Advantage que no incluya a tus profesionales de la salud

Cada tipo de plan Medicare Advantage tiene reglas distintas para su red de profesionales. La mayoría de los planes son organizaciones para el mantenimiento de la salud (HMO, las cuales a menudo exigen referidos para especialistas y cuentan con los médicos de atención primaria para que coordinen el cuidado del paciente) u organizaciones de proveedores preferidos (PPO, las cuales tienen redes de médicos, hospitales y centros médicos que firman contratos con un plan para ofrecer servicios). Tus gastos por lo general son menores cuando usas proveedores y centros médicos que pertenecen a la red del plan, sin importar qué plan tengas.

Si decides inscribirte en un plan Medicare Advantage, verifica con tus proveedores para saber qué planes aceptan. Si tienes preguntas, comunícate con tu plan para obtener más información. Si tus proveedores no forman parte de la red del plan, averigua cuánto pagará el plan por sus servicios, si es que paga algo.

9. Seleccionar cobertura de medicamentos recetados que no cubra tus medicamentos por completo y a costos razonables

Si planeas que te cubra tus medicamentos un plan individual de la Parte D o un plan Medicare Advantage, dedica tiempo a aprender sobre las reglas, los medicamentos que están cubiertos y los gastos que tendrás.

Asegúrate de que tu plan cubra los medicamentos que necesitas. Cada plan de la Parte D tiene una lista de medicamentos cubiertos. Si tu medicamento no está incluido en la lista de medicamentos cubiertos por tu plan, tal vez debas solicitar una excepción, pagar los gastos tú mismo o presentar una apelación.

Además, averigua si tu plan tiene algunas restricciones de cobertura (a veces conocidas como estrategias de gestión de utilización). Algunos planes podrían establecer restricciones para ciertos medicamentos, mientras que otros podrían no hacerlo. Una restricción puede ser exigirte que obtengas aprobación previa del plan antes de que pague por un medicamento específico. Otro ejemplo de una restricción de cobertura es el tratamiento escalonado: esto quiere decir que tu plan exige que pruebes otros medicamentos menos costosos antes de cubrir uno más costoso que podrías necesitar.

También debes fijarte si el plan que contemplas te dará un buen precio en la farmacia que tú escojas, o por medio de un pedido por correo. Cada plan de la Parte D tiene una red de farmacias que incluye farmacias “preferidas” y “no preferidas”. Por lo general, pagas menos por tus medicamentos recetados en las farmacias preferidas.

10. Suponer que no puedes pagar los costos de Medicare

Si tus ingresos son limitados, quizás puedas obtener asistencia con tus gastos médicos por medio de ciertos programas.

Los Programas de ahorro de Medicare ayudan a pagar la prima mensual de la Parte B y podrían ayudar con los costos compartidos de Medicare, según el programa (existen tres tipos de programas). Comunícate con el SHIP de tu estado por medio de www.shiptacenter.org para saber si tienes derecho a participar en uno de estos programas de ahorro.

Ayuda adicional es un programa del Gobierno federal que ayuda a pagar entre algunos y la mayoría de los costos de la cobertura para medicamentos recetados de la Parte D de Medicare. Comunícate con la Administración del Seguro Social en el 800-772-1213 o visita www.ssa.gov para saber si tienes derecho a obtener ayuda adicional y para empezar a llenar una solicitud. 

Algunos estados ofrecen un Programa estatal de asistencia farmacéutica (SPAP) para ayudar a quienes reúnan los requisitos a pagar por los medicamentos recetados. Comunícate con el SHIP de tu estado por medio de www.shiptacenter.org para saber si existe un SPAP en tu estado.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.