Skip to content

Cada vez son menos las personas que tienen un seguro médico para jubilados por parte de un exempleador, y aunque seas uno de ellos, de todos modos deberás tomar algunas decisiones importantes sobre Medicare.

Si bien la cobertura para jubilados puede ayudar a pagar los gastos médicos, si no te inscribes en Medicare a los 65 años puedes encontrarte con grandes interrupciones de cobertura y multas por inscripción tardía. Si tu antiguo empleador ofrece un seguro médico para jubilados, tal vez descubras que las normas cambian cuando llegues a la edad para recibir Medicare. 

¿Necesito Medicare si tengo un seguro médico para jubilados?

Sí, las personas que tienen beneficios de salud por parte de un empleador, del Gobierno o de un sindicato durante su jubilación por lo general deben inscribirse en Medicare durante el período de inscripción inicial, que transcurre desde tres meses antes hasta tres meses después del mes en que cumples 65 años. Es importante que consultes con los administradores de tu plan. 

Si no te inscribes en la Parte A y en la Parte B de Medicare durante ese período, podrías exponerte a tres consecuencias negativas:

1. Multa por inscripción tardía. Si no tienes un seguro médico por parte de un empleador activo —el tuyo o el de tu cónyuge— deberás pagar una multa por inscripción tardía si te inscribes más adelante en la Parte B de Medicare. Aunque en un principio tengas un buen seguro médico para jubilados, al cabo de un tiempo pueden cambiar los costos, la cobertura y la atención médica que necesites recibir.

2. Período sin cobertura. A los 65 años, casi todos los seguros médicos para jubilados pasan a ser secundarios a Medicare, ya sea que te inscribas o no. Es posible que tu cobertura para jubilados no pague las facturas médicas si tienes derecho a recibir Medicare pero no te has inscrito.

Las normas del seguro médico para jubilados federales son diferentes, e incluimos los detalles más abajo.

3. Demora en la inscripción. Tener cobertura para jubilados no te da derecho a un período de inscripción especial para inscribirte en Medicare más adelante, de modo que tendrás que esperar hasta el período de inscripción general anual, que transcurre desde el 1.° de enero hasta el 31 de marzo. Tu cobertura comenzaría el mes siguiente a tu inscripción. Este cambio, que cobrará vigencia en el 2023, reduce hasta seis meses la interrupción en la cobertura para algunos beneficiarios de Medicare. Sin embargo, si para abril aún no tienes seguro, podrías tener que esperar nueve meses hasta que comience el siguiente período de inscripción general. 

¿Cómo se combina la cobertura de salud para jubilados con Medicare?

Si tienes a la vez un seguro médico para jubilados y Medicare, por lo general Medicare paga primero y el plan de jubilados paga después. Eso significa que Medicare se convierte en tu seguro primario y paga hasta los límites de su cobertura. Después, el plan de jubilación cubre los gastos que Medicare no cubre, que pueden incluir deducibles y copagos. 

Los detalles de la cobertura para jubilados pueden variar mucho según la empresa. Sin embargo, algunos planes cubren gastos que no están incluidos en Medicare, como la atención dental y de la visión. Consulta con el administrador de tu plan para jubilados para conocer los detalles.

Es posible que tu seguro de jubilación no cubra todos los gastos de bolsillo de Medicare. Pero si lo tienes, en general no necesitas comprar una póliza suplementaria de Medicare, que se conoce como Medigap. 

¿En qué se diferencia el seguro médico para jubilados federales?

Los empleados federales jubilados que están cubiertos por el Programa de Beneficios de Salud para Empleados Federales (FEHB) no tienen obligación de inscribirse en Medicare. Tu cobertura para jubilados federales puede continuar siendo tu cobertura primaria si no te inscribes en Medicare.

Si no tienes que pagar una prima por la Parte A, puedes inscribirte para recibirla a los 65 años o cuando dejes tu empleo federal si trabajas después de esa edad. La Oficina de Administración de Personal de Estados Unidos recomienda que los jubilados federales se inscriban en la Parte A si las primas son gratuitas. 

El dilema de la Parte B. Piensa bien si quieres demorar la inscripción en la Parte B, que en el 2022 tiene un costo de $170.10 por mes. La Parte B tiene un costo mayor si eres soltero y tus ingresos brutos ajustados modificados son superiores a $91,000 o a $182,000 si estás casado y presentas una declaración conjunta.

Puedes continuar recibiendo la cobertura completa del FEHB después de los 65 años, a diferencia de otros tipos de beneficios para jubilados que pueden no pagar a menos que te inscribas en Medicare. Sin embargo, si decides inscribirte en la Parte B más adelante —por ejemplo, si crees que tus beneficios federales de salud resultan demasiado costosos en comparación con Medicare—, tal vez debas pagar una multa por inscripción tardía.

¿El motivo? No tenías cobertura de un empleador activo (actual) durante ese período.

Empleado jubilado vs. empleado activo. Mientras tú o tu cónyuge trabajen para el Gobierno federal, los beneficios federales de salud cuentan como cobertura de una empresa grande. No necesitas inscribirte en Medicare mientras tú o tu cónyuge continúen trabajando o hasta ocho meses después de que finalice ese empleo o la cobertura, lo que suceda antes.

En cambio, si decides inscribirte en la Parte B después de ese plazo, deberás pagar una multa por inscripción tardía que suma el 10% de la prima estándar de la Parte B por cada período de doce meses en que podrías haber recibido la cobertura y no la tuviste.

Sin embargo, si nunca te inscribes en la Parte B, no deberás pagar la multa por inscripción tardía.

Cobertura suplementaria. Si decides recibir tanto los beneficios de Medicare como los del FEHB para jubilados, Medicare pasa a ser la cobertura primaria y la del FEHB es la secundaria. El FEHB puede cubrir los deducibles y copagos de Medicare, y también puede aportar otros beneficios que Medicare no cubre, como la atención dental y de la visión y algunos servicios de urgencia fuera de Estados Unidos.

Medicare se hará cargo —al menos en parte— del pago de los productos y servicios que no se incluyen en algunos planes del FEHB, como el equipo médico duradero, la atención médica a domicilio, los suministros médicos y los dispositivos ortopédicos y protésicos. Consulta la guía del FEHB y de Medicare (en inglés) de la Oficina de Administración de Personal para obtener más información.

Lo que debes tener en cuenta

Cobertura de medicamentos recetados. Para todos los jubilados que tienen un seguro médico por separado, las normas aplicables a los planes de medicamentos de la Parte D de Medicare son diferentes. Si tienes una cobertura de medicamentos recetados de un antiguo empleador o de otra fuente que se considere al menos tan buena como la de la Parte D, que el Gobierno federal considera una cobertura “válida”, no es necesario que te inscribas en la Parte D.

Consulta con tu exempleador para averiguar si tu cobertura de medicamentos es admisible. También deberías recibir cada septiembre una carta de tu plan de medicamentos que indique si tu cobertura es válida.

La cobertura para jubilados no está garantizada de por vida. Si pierdes esa cobertura de medicamentos recetados, podrás acceder a un período de inscripción especial de dos meses en el que podrás inscribirte en la Parte D sin pagar una multa por inscripción tardía.

Actualizado el 15 de agosto de 2022