Skip to content
 

5 errores que cometen los abuelos

Evita estos errores comunes y fortalece la relación con tus nietos a base de confianza.

In English | Es posible que cuando fuiste abuelo por primera vez, hayas esperado una experiencia fabulosa: nietos que te adoraban infinitamente; y que los padres de esos nietos te buscaran para pedirte apoyo y consejos.

Pero, tal vez las cosas no hayan resultado tan idílicas como esperabas. Oigo preguntas todo el tiempo de abuelos que quieren saber por qué reciben una respuesta fría en lugar de un entusiamo ilimitado por parte de sus propios hijos y de sus nietos. A continuación te presento unos cuantos consejos que me gustaría compartir contigo. 

1. No les digas a tus hijos cómo tienen que criar a sus hijos. Evita emitir juicios acerca de su estilo de crianza y cierra la boca a menos que te pidan consejos. Si no estás de acuerdo con sus decisiones, y seguramente esto te pasará  tarde o temprano, quédate callado. Tu papel es ser el abuelo, no el padre. Por el contrario, respeta sus esfuerzos como padres y busca razones para felicitarlos. Acepta que los métodos para criar a los hijos varían de una generación a otra y que tus hijos tal vez hagan las cosas de manera diferente a como tú lo hiciste. Ser padre es un trabajo difícil, y la mayoría de los padres no se sienten seguros acerca de sus aptitudes como padres, aunque no lo admitan. Los padres de tus nietos no necesitan que tú estés siempre insistiendo sobre sus principales temores y haciendo que se sientan peor. Mientras más te vean como alguien que los critica, estarán más a la defensiva y puede surgir rápidamente un distanciamiento. Mientras más te vean como alguien que les da apoyo, más dispuestos estarán a forjar una relación sólida.

2. No te olvides de cómo decir que no. Nunca te comprometas a cuidar a tus nietos ocasionalmente o de manera más permanente si en realidad no quieres hacerlo. Terminarás por sentir resentimiento. Recuerda, tú también tienes derecho a vivir tu vida. Cuando ofreces o aceptas el pedido de cuidar a los nietos, hazlo sabiendo muy bien lo que haces y establece ciertos límites. Quizás estés dispuesto a hacer algunos sacrificios por tus nietos y estás contento con la oportunidad de cuidarlos, pero no te sientas que estás obligado a pasar todo el tiempo con ellos. Vive tu propia vida con equilibrio y serás un gran ejemplo a seguir. Cuando se trata de regalos para los nietos, la misma norma aplica. No dejes que la culpabilidad te haga gastar en los nietos más dinero del que te permiten tus ingresos. Si los padres de tus nietos dependen de ti para que pagues por cosas adicionales o hasta por las esenciales, considera tu propia seguridad financiera y recuerda que hasta los gastos pequeños se convierten en grandes cuando se van sumando. Ten la intención de ser generoso, pero se prudente. De lo contrario, podrías terminar siendo tú el que necesitas ayuda. Los abuelos suelen decir que la diferencia entre un abuelo y un padre es que lo que ellos hacen por los nietos es algo que han elegido, no una obligación. Elije bien cuando se trata de tu tiempo y tus finanzas.

3. No compitas. Muchos abuelos caen en el abismo profundo y oscuro de ''soy la mejor abuela o el mejor abuelo''. Los abuelos que compiten sólo logran alienar a sus hijos y en última instancia pueden hacer que tus nietos se sientan presionados e incómodos. Cuando tus relaciones se manejan como una competencia, estás sentando un precedente peligroso para tu familia y, francamente, te estás convirtiendo en un modelo que es mejor no imitar.

Hoy en día las familias tienen todo tipo de relaciones diferentes, con lo cual es posible que algunos niños tengan varios abuelos. La buena noticia es que mientras más adultos que los quieren haya en la vida de los niños, mayores serán sus oportunidades de éxito. Por eso, alégrate de que haya otros abuelos en el entorno familiar y entiende que tus nietos pueden sentirse cercanos a todos sus abuelos. Todos ustedes son personas diferentes y, por ende, serán diferentes como abuelos. Es posible que una abuela sea la entusiasta de la vida al aire libre; otra quizás sea la que le enseñe a una nieta cómo pintarse las uñas. Una quizás tenga más dinero para gastar, pero otra tal vez disponga de más tiempo. Alégrate de tus diferencias y disfruta de lo que tienen en común.

4. No pases por alto las normas de los padres.  Las ideas acerca de la disciplina, las meriendas y el horario para ver televisión, pueden ser asuntos conflictivos. Ten cuidado de no alargar los límites. Conversa sobre las normas que no son negociables y que son importantes para tus hijos. Pero, al mismo tiempo, introduce la idea de que en tu hogar tú podrás imponer ciertas reglas propias. Por ejemplo, tal vez tus nietos no tienen permiso para comer frente a la televisión en la casa de sus padres, pero es posible que tú sí lo permitas. Asegúrate de que tus hijos lo sepan; además, cerciórate de que tus nietos sepan que tú respetas las decisiones de sus padres. A los abuelos les encanta mimar a sus nietos de vez en cuando y esa es una de las recompensas de este papel ¿verdad? Si todo está claro y se respetan las reglas que no están sujetas a negociaciones, es posible que los padres estén mucho más dispuestos a sonreír y a no darse por enterados.

5. No seas demasiado insistente. Resiste el deseo de ver a tus nietos todo el tiempo. Por el contrario, deja que tus hijos, y más tarde tus nietos, vengan a ti. Avísales siempre cuando estás disponible, pero no insistas en reuniones no deseadas o inoportunas. Entiende que tú no serás siempre la prioridad más alta para tus nietos. Habrá períodos en que los nietos estarán más interesados en sus actividades y sus amigos que en pasar tiempo contigo. Acéptalo, pero también díles que los quieres, pase lo que pase. Recuerda que parte del proceso de crecimiento es aprender a poner límites; de manera que si los nietos se alejan, empujarlos hacia ti es lo peor que puedes hacer. Escucha, no sermonees. Conviértete en un lugar seguro para ellos y volverán a ti finalmente. Es posible que tus nietos no te manifiesten que tú tienes un impacto sobre ellos pero, a la larga, la mayoría de los adultos dirán que los mejores recuerdos que tienen de los abuelos son los de sentirse siempre queridos y aceptados. Concéntrate en ser positivo y en dar apoyo sin ser invasivo, y serás un éxito como abuelo.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto