AARP

El presidente toma medidas que debilitarán la ley de salud

Dos nuevas decisiones elevarían los costos de salud para las personas mayores y para quienes padecen de enfermedades en el país.

Casa Blanca de fondo y texto que lee 'Decreto presidencial'

Un decreto presidencial y el posterior anuncio sobre los subsidios para el cuidado de la salud cambiarán radicalmente el mercado de seguros. — Istock

In English | El presidente Trump asestó dos golpes, uno detrás del otro, a la Ley del Cuidado de la Salud a Bajo Precio (ACA). En las últimas horas del jueves, anunció la eliminación del pago a las compañías aseguradoras de los subsidios que ayudan a las personas de ingresos más bajos a costear el cuidado de la salud. La medida fue tomada apenas horas después de la firma de un decreto presidencial que, según dice el presidente, promoverá una mayor competencia en el mercado de seguros de salud.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Los pagos a las compañías aseguradoras ayudan a financiar subsidios que asisten a las personas de bajos ingresos en el pago de los deducibles, los copagos y otros gastos de bolsillo relacionados con el cuidado de la salud. Hacía meses que el presidente amenazaba con suspender el pago de estos subsidios.

La Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO), una entidad sin afiliación política, había estimado antes que si se suspendiera el pago de subsidios, las primas de las personas que compran los planes de seguro más populares en el mercado de seguros de salud de la ley ACA se dispararían un 20% el año próximo y un 25% para el año 2020.

El presidente tomó estas medidas apenas dos semanas antes de que comience el período de inscripción abierta del mercado de seguros médicos. Las compañías aseguradoras habían amenazado con dejar el mercado si se eliminaban los subsidios. Algunos estados ya han expresado su intención de confrontar esa decisión en los tribunales.

En los últimos meses, el Congreso intentó derogar y reemplazar la ley ACA varias veces. Los anuncios forman parte de la estrategia más reciente del presidente para continuar con esos intentos ante la falta de acción del Congreso. AARP se ha opuesto firmemente a cualquier derogación de la ley del cuidado de la salud.

El decreto presidencial da instrucciones al secretario de Trabajo para que considere ampliar la capacidad de las pequeñas empresas para formar lo que se conoce como planes de seguro médico a través de asociaciones ("association health plans"). Estos planes podrían eludir muchas regulaciones estatales y federales sobre seguros. Podrían, por ejemplo, estar exentos de las reglamentaciones de la ley ACA que protegen a las personas mayores en el país y a quienes tienen trastornos de salud preexistentes para que no se les cobren primas muchísimo más altas, y podrían también estar exentos del requisito que establece esa misma ley de ofrecer beneficios de salud que son esenciales, como atención en las salas de emergencia y servicios de salud mental.

Estos cambios podrían afectar a millones de adultos mayores y personas con enfermedades. La razón es que las nuevas opciones de seguro atraerán probablemente a individuos con menor riesgo —quienes son, por lo general, más saludables—, y dejarán dentro del mercado individual actual a las personas mayores y a quienes tienen problemas de salud. Como estos planes tendrían una gran mayoría de personas enfermas, los participantes pagarían primas sustancialmente más altas.

“El decreto apunta a crear planes de seguro con poca regulación que podrían brindar beneficios reducidos y primas más bajas a las personas jóvenes y con buena salud, pero encarecerían la cobertura de las personas mayores y de quienes padecen enfermedades preexistentes", dijo Larry Levitt, vicepresidente sénior de iniciativas especiales de la Henry J. Kaiser Family Foundation, una organización sin afiliación política. "Sin embargo, todavía hay muchas preguntas sin respuesta sobre cómo funcionaría todo esto y sobre cuánta autoridad legal tiene en realidad la presidencia".

El decreto también prepara el terreno para un uso más amplio de las pólizas a corto plazo. Estas pólizas no están obligadas a incluir beneficios de salud esenciales ni a brindar cobertura a personas con enfermedades preexistentes. Los planes a corto plazo a menudo sirven como puente mientras una persona pasa de un empleo a otro. Con el Gobierno anterior, estos planes se podían comprar solo por tres meses; el decreto extendería su duración a casi un año.

El presidente ha pedido a los secretarios del Tesoro, de Trabajo y de Salud y Servicios Humanos que permitan que un número mayor de empresas establezcan la modalidad de reembolsos por gastos médicos. Con esta modalidad, las empresas podrían usar dólares antes de la retención de impuestos para reembolsar a los empleados las primas y los gastos médicos de bolsillo.

Las primas de seguro para el 2018 ya están establecidas; la mayoría de las compañías aseguradoras había anticipado la pérdida de los subsidios y fijó precios considerablemente más altos para compensar. Las que no lo han hecho, podrían pedirle al comisionado de seguros de su estado que les permita aumentar las primas.

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Dile al Congreso que proteja a Medicare

Medicare es un acuerdo establecido con el pueblo hace mucho tiempo. Ahora le toca al Congreso protegerlo. Únete a la lucha

 

Publicidad

El tío Sam
a tu servicio

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad