Skip to content
 

Ten cuidado con los sitios falsos de pruebas de detección de COVID-19

Las autoridades también advierten sobre los kits falsos de pruebas para hacer en casa.

Personas realizando prueba de Covid a personas que van en su carro para ser evaluados

LISA MAREE WILLIAMS/GETTY IMAGES

In English

Ante el aumento de la demanda de pruebas de COVID-19, las autoridades estatales y federales advierten a los consumidores sobre tres problemas que pueden poner en peligro su salud y sus bolsillos:

  • Se han presentado denuncias de sitios falsos de pruebas en varios estados. Estos sitios están configurados para robar información personal, como números de tarjetas de crédito, números de Seguro Social e información médica.

  • Según se informa, los impostores han colapsado los sitios de prueba legítimos. Al parecer, los delincuentes se hacen pasar por personal de salud para intentar apoderarse de tus datos privados.

  • Se están vendiendo en internet kits falsos de pruebas caseras de COVID-19.

“A medida que la pandemia continúa azotando nuestra nación, los estafadores encuentran nuevas formas de aprovecharse de nuestra realidad actual”, dijo en enero (en inglés) la fiscal general de Míchigan, Dana Nessel.

Aquí hay más información:

Sitios falsos de pruebas de COVID-19

Los sitios falsos pueden ser difíciles de detectar, ya que “parecen reales, con letreros de aspecto legítimo, carpas, trajes de protección contra materiales peligrosos y pruebas que parecen auténticas”, según la Comisión Federal de Comercio (FTC), una agencia de protección al consumidor.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Fiscal General Ellison

DESPACHO DEL FISCAL GENERAL DE MINNESOTA

Keith Ellison es el fiscal general de Minnesota.

Una empresa nacional de pruebas es objeto de demandas en Minnesota y en el estado de Washington

El fiscal general de Minnesota, Keith Ellison, anunció (en inglés) el mes pasado que se entabló una demanda (en inglés) en defensa del consumidor contra dos empresas que supuestamente recolectaron y procesaron muestras de residentes del estado para realizar la prueba de COVID-19, pero no entregaron resultados o entregaron resultados falsificados o incorrectos.

Un tercer alegato: algunos residentes de Minnesota denunciaron haber recibido resultados de pruebas de las empresas a pesar de no haber enviado nunca una muestra.

Uno de los demandados había estado operando más de 300 sitios de pruebas en todo el país, pero un día después de que se entablara la demanda anunció que suspendería las operaciones de forma indefinida “en espera de la resolución de las indagatorias y reclamaciones federales y estatales”, dijo un portavoz de la empresa en un comunicado.

Los demandados son Center for Covid Control, LLC y Doctors Clinical Laboratory, Inc., situados en la misma dirección en los suburbios de Chicago.

USA Today (en inglés) informó que el fiscal general del estado de Washington demandó a las dos empresas el 31 de enero. El centro había operado en al menos 26 estados y procesaba más de 80,000 pruebas por día. Ahora es objeto de investigaciones por parte de las autoridades federales y varios estados, según el periódico.

De acuerdo con la FTC, se han presentado denuncias de sitios que afirman tener pruebas gratuitas, pero que más tarde facturan a los consumidores. Otras denuncias provienen de personas que nunca reciben la prueba que les prometieron.

Cuando un sitio falso obtiene tu información personal, “se puede usar para robar tu identidad o para hacer subir la factura de tu tarjeta de crédito”, indica la FTC. Y lo que es peor, los sitios falsos no están “dando a las personas la ayuda que necesitan para conservar la salud”.

Nunca proporciones tu número de Seguro Social ni tu número de pasaporte para hacerte una prueba de COVID-19, advierte la Oficina de Protección Financiera del Consumidor (CFPB).

Más consejos de la FTC:

Pide recomendaciones. Visita un lugar que recomienden tu médico o el departamento de salud estatal o local (enlaces en inglés). No confíes en cualquier sitio de pruebas que veas por la ciudad.

Desconfía. ¿Te enteraste de un nuevo sitio de pruebas en un grupo vecinal en las redes sociales o en una lista grupal de correo electrónico? Un “vecino” podría ser un estafador, así que verifica que el lugar de pruebas también se encuentre en el sitio web del departamento de salud estatal o local.

¿No estás seguro de que un sitio sea legítimo? Consulta con la policía local o la oficina del sheriff. Si se ha establecido un sitio de prueba legítimo, deberían saberlo. Por otro lado, si hay un sitio de pruebas falso que está operando, querrán saberlo.

Evita los sitios web parecidos a los legítimos. Los sitios falsos de pruebas pueden requerir que te registres en internet, así que ten cuidado con los sitios falsos que deliberadamente parecen idénticos a los de organizaciones conocidas y confiables o una agencia estatal. Antes de proporcionar tus datos personales en internet, verifica que el sitio web sea seguro y no tenga errores ortográficos ni nombres desconocidos en su URL.

Ten cuidado con las llamadas telefónicas no solicitadas sobre sitios de prueba. Las empresas o clínicas legítimas no se comunicarán contigo por teléfono, por mensajes de texto ni correo electrónico sin tu permiso. Si recibes un mensaje no solicitado, no proporciones tus datos personales a la persona que llama ni al remitente del mensaje hasta que hayas confirmado que se trata de una fuente legítima. Si te sientes presionado para proporcionar información personal, simplemente corta la llamada. 

Impostores

Después de las denuncias de Sarasota, Florida, sobre personas sospechosas que se hacían pasar por trabajadores de la salud en un sitio de prueba legítimo, la fiscal general de Florida, Ashley Moody, emitió una alerta al consumidor (en inglés) el mes pasado para advertir que supuestamente los impostores pedían información personal, financiera y médica a las personas que solicitaban pruebas. Moody sugirió estas preguntas para ayudar a detectar un impostor:

  • ¿Están vestidos igual que los otros trabajadores de la salud del lugar?
  • ¿Interactúan con las personas que solicitan pruebas dentro del área establecida del sitio?
  • ¿Pueden responder las preguntas correctamente sin parecer nerviosos o confundidos?
  • ¿Presionan a quienes solicitan pruebas para obtener información personal o financiera?
  • ¿Se cumplen las pautas y normas de atención médica?

“A medida que la pandemia continúa azotando nuestra nación, los estafadores encuentran nuevas formas de aprovecharse de nuestra realidad actual”.

— Dana Nessel, fiscal general de Míchigan

Kits falsos de pruebas para hacer en casa

En este momento, cada hogar puede recibir cuatro pruebas de COVID-19 gratuitas del Gobierno federal en COVIDtests.gov/es, y las compañías de seguros privadas deben cubrir el costo de hasta ocho pruebas de venta libre por mes para cada persona cubierta, según la CFPB.

Si deseas comprar un kit de prueba en internet, la CFPB recomienda lo siguiente:

  • Consulta la lista de pruebas de antígenos y PCR autorizadas (enlaces en inglés) por la Administración de Alimentos y Medicamentos.

  • Paga con tarjeta de crédito, ya que si te cobran un pedido y no lo recibes, puedes disputar el cargo con la empresa de la tarjeta de crédito.

Nessel, la fiscal general de Míchigan, también sugiere lo siguiente:

  • Investiga al vendedor antes de comprar, en particular si visitas un sitio desconocido. Busca el nombre de la empresa con palabras como “scam” (estafa), “complaint” (denuncia) o “review” (reseña).

  • Compara reseñas de varios sitios web en internet para conocer mejor una empresa, un producto o un servicio.

Katherine Skiba cubre temas de estafas y fraudes para AARP. Anteriormente, fue periodista con el Chicago Tribune, U.S. News & World Report y el Milwaukee Journal Sentinel. Recibió la Beca Nieman de Harvard University y es la autora del libro Sister in the Band of Brothers: Embedded with the 101st Airborne in Iraq.

La Red contra el Fraude, de AARP, puede ayudarte a identificar y evitar las estafas. Inscríbete para recibir nuestras Alertas de vigilancia, consulta nuestro mapa de rastreo de estafas (en inglés) o llama gratis a nuestra línea de ayuda especializada en fraudes al 877-908-3360 si tú o un familiar sospechan que han sido víctimas de una estafa.