Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

5 razones para usar una mascarilla

Nuevos estudios confirman la eficacia de los recubrimientos faciales en la lucha contra el coronavirus.

Familia al aire libre usando mascarillas

GETTY IMAGES

In English | En las últimas semanas, y a medida que los casos de coronavirus continúan propagándose en muchas partes del país, los expertos en salud han enfatizado aún más la importancia de que el público use mascarillas. Y esto tiene que ver en gran medida con lo que los investigadores han descubierto sobre la eficacia de los recubrimientos faciales.

Un creciente número de estudios señalan que la mascarilla es una poderosa herramienta que puede ayudar a controlar la propagación del coronavirus, el cual ha infectado, hasta la fecha, a más de 3 millones de personas en el país. Estas son cinco razones, basadas en las investigaciones más recientes, por las que debes usar una mascarilla.


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


1. Las mascarillas protegen a otras personas

La principal manera en que el coronavirus se propaga es de persona a persona mediante gotitas respiratorias que se producen cuando la persona infectada tose, estornuda o habla. Las mascarillas, sin embargo, pueden bloquear esas gotitas. Actúan como una barrera para evitar que las partículas que contienen el virus se escapen de una persona infectada y caigan sobre otra persona, explica el Dr. Ron Waldman, profesor de salud global en la Facultad de Salud Pública Miken Institute de George Washington University (GWU).

Una nueva simulación creada por investigadores en Florida Atlantic University demuestra cuán eficaces son los recubrimientos faciales a la hora de reducir el número de gotitas que se dispersan en el aire y la distancia que estas pueden recorrer. Sin una mascarilla, las gotitas se desplazaron más de 8 pies. Una bandana cortó esa distancia a 3 pies y 7 pulgadas, y un pañuelo de algodón doblado por la mitad redujo la distancia aún más, hasta 1 pie y 3 pulgadas, indican los investigadores.

"Está demostrado: es un hecho indiscutible que incluso un recubrimiento facial de tela reduce de manera sustancial la cantidad de virus que una persona propaga", dice Waldman.

2. Puede que no te des cuenta de que eres contagioso

Las mascarillas solían recomendarse solo para personas que sabían que tenían COVID-19 con el fin de proteger a otros a su alrededor. Sin embargo, cuando se hizo evidente que el virus puede ser transmitido por personas antes de que empiecen a presentar síntomas (presintomáticas) y por personas que nunca desarrollaron los síntomas (asintomáticas), los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) ampliaron sus recomendaciones, instando a todo el mundo a usar mascarillas de tela en público.

Algunos estudios, entre ellos un informe publicado recientemente en la revista Nature, han revelado que más de un 40% de las personas con infecciones por coronavirus nunca desarrollaron los síntomas de COVID-19. Esto hace que sea muy difícil detectar quién es un posible transmisor del virus, indica Waldman.

Por ese motivo, tanto los CDC como la Organización Mundial de la Salud (OMS), recomiendan el uso de mascarillas, incluso si piensas que estás sano. Es una manera de ayudar a evitar la transmisión del virus a otras personas sin saberlo, especialmente a aquellas con un mayor riesgo de enfermarse gravemente si contraen el coronavirus.

"Se trata de demostrar un sentido de responsabilidad social", dice Neysa Ernst, enfermera titulada y administradora de enfermería de la unidad de biocontención de Johns Hopkins Hospital en Baltimore. Usas una mascarilla porque "quieres proteger a la sociedad", añade ella.

3. Las mascarillas también te protegen a ti

Varios estudios sugieren que las mascarillas de tela brindan cierta protección al usuario, pero las ventajas de dicha protección son más evidentes cuando todo el mundo se cubre la boca y la nariz. Considéralo un beneficio colectivo: cuantas más personas bloqueen la propagación del virus mediante el uso de mascarillas, menor será la cantidad de virus que circule en la comunidad. Esto reduce el riesgo de infección para todos.

"Si esa cadena se rompe en cualquier punto, el virus ya no podrá propagarse o transmitirse", explica Waldman. "Por lo tanto, sea que intervengas del lado del transmisor o del receptor de la transmisión viral, si bloqueas el desplazamiento del virus en cualquier extremo de esa cadena, todo el mundo se beneficiará".

Varios estudios destacan el poder del uso generalizado de las mascarillas en la comunidad. Un informe publicado en Health Affairs, por ejemplo, reveló que los estados con mandatos que exigen el uso de mascarillas observaron una mayor reducción en las tasas diarias de crecimiento de COVID-19 en comparación con aquellos estados que no emitieron mandatos similares. Los autores estiman que es posible que estas políticas sobre mascarillas hayan evitado hasta 450,000 casos de coronavirus en el país.

Más aún, el Institute for Health Metrics and Evaluation en University of Washington predice que las mascarillas podrían salvar hasta 34,000 vidas en los próximos meses. En la actualidad el instituto pronostica que 180,000 personas en el país fallecerán a causa del coronavirus para el 1.º de octubre. Pero si por lo menos un 95% de las personas usan mascarillas en público, ese número disminuirá a alrededor de 146,000.

"No hay duda de que [las mascarillas] juegan un papel importante en reducir la transmisión", afirma Waldman.


dynamic a logo mark for a a r p

Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


4. Puede que las mascarillas ayuden en la recuperación económica

Las mascarillas también podrían beneficiar a la economía. Un informe publicado por la empresa de inversiones Goldman Sachs reveló que un mandato nacional que exigiera el uso de mascarillas podría sustituir a los cierres de emergencia "los cuales de lo contrario supondrían un descenso de casi un 5% del PBI [producto bruto interno]".

El reciente incremento marcado en el número de casos de coronavirus ha hecho que algunas comunidades en el país detengan o reduzcan sus planes de reapertura y "han despertado el temor de que tengamos que volver a experimentar los cierres de emergencia que tuvieron lugar en marzo y abril", explicó Jan Hatzius, director de Goldman Sachs Research y economista principal de la empresa, en una sesión informativa por video sobre el informe. "Sabemos que eso es muy perjudicial para la economía".

Los cierres de emergencia impuestos al comienzo del brote paralizaron la economía del país; más de 44 millones de personas en EE.UU. han presentado solicitudes de beneficios por desempleo desde mediados de marzo. No obstante, el uso generalizado de mascarillas podría reducir de manera significativa la tasa de crecimiento del virus, que el principal experto en enfermedades infecciosas, el Dr. Anthony Fauci, dijo que podría alcanzar 100,000 al día si no se controlan los brotes. Y si disminuimos la incidencia de nuevos casos "se reducirá la necesidad de tomar medidas que supondrían un fuerte golpe para la economía", indica Hatzius.

5. Hay pocas alternativas

Al no disponer de una vacuna o de terapias farmacológicas más eficaces para tratar a las personas que se enferman de COVID-19, las medidas preventivas de lavarse las manos, practicar el distanciamiento físico y usar una mascarilla son "las tres cosas que sé que funcionan" a la hora de combatir el coronavirus, dice Ernst de Johns Hopkins. Es más, estas estrategias son de bajo costo y relativamente fáciles de implementar.

"El esfuerzo es mínimo si se compara con el beneficio. No hay una intervención más económica y fácil que sea tan eficaz y que proporcione el mismo grado de protección", explica Waldman de GWU. "Si las personas simplemente respetaran estas tres reglas —permanecer a 6 pies de distancia de otras personas, lavarse las manos frecuentemente y usar una mascarilla en público, especialmente cuando el distanciamiento social es difícil o imposible—, no estaríamos en el lugar en el que nos encontramos actualmente".

(Video en inglés)

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO