Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

Estafas de acciones: cómo engañan a inversores que buscan buenos negocios

Los corredores falsos que venden acciones a centavo apuntan a los adultos mayores.

Ilustración de una trampa de ratón con cara de un billete y la palabra Stock.

HARRY CAMPBELL

In English | ¿Recuerdas las estafas de acciones a centavo? Los corredores de inversión que estafaron a miles de inversores desafortunados en la década de 1990 vendiéndoles acciones sin ningún valor todavía existen. Y los expertos dicen que son más astutos que nunca.

Aunque los reguladores prohibieron a numerosos corredores que negocian acciones a centavo que operen en la industria de valores —y docenas de ellos fueran encarcelados—, los vendedores de acciones fraudulentas siguen activos y, con frecuencia, apuntan a los adultos mayores porque tienen riqueza acumulada. “Es el principio de Willy Sutton. ¿Por qué robaba bancos? ‘Ahí es donde está el dinero’”, dice Lori J. Schock, directora de educación y defensa de derechos de los inversores de la Comisión de Bolsa y Valores (SEC). Casi el 30% de las víctimas del fraude de acciones de microcapitalización (empresas muy pequeñas) son personas mayores de 65 años, observa Terrence Bohan, vicepresidente de investigaciones de FINRA, la autoridad reguladora de la industria financiera. (Una compañía con microcapitalización tiene muy poca capitalización o valor).

Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


El objetivo de los estafadores siempre es el mismo: lograr que compres acciones en estas compañías convenciéndote de que su valor está por aumentar. Pero a menudo, las acciones no tienen prácticamente ningún valor y, para algunas de ellas, no hay un mercado de operaciones activo. A veces, las acciones sí son de una compañía legítima, pero la compañía es pequeña y tiene un futuro incierto; otras veces, la compañía es fantasma, creada únicamente para vender acciones falsas.

Señales de advertencia de una estafa de acciones a centavo

Los corredores de bolsa de acciones con valor inferior a $1 continúan haciendo llamadas no solicitadas a las víctimas. Muchos llaman desde el extranjero, usando tecnología para ocultar su ubicación. ¿Cómo puedes evitar convertirte en una víctima?

Recursos en línea:

Visita brokercheck.finra.org o investor.gov 
(enlaces en inglés) para averiguar si la firma o el corredor se han registrado alguna vez y si han sido expulsados o sancionados.

Si no aparecen en la base de datos, no deberían estar vendiéndote acciones, afirma Schock.

  1. Ten cuidado con los agentes que no están registrados y con los retornos de inversión garantizados. Estos son dos de los indicios más comunes de un esquema de inversión fraudulento. Pocas inversiones legítimas ofrecen ganancias garantizadas, y los corredores o firmas no registrados en FINRA son una señal de alerta.
  2. Duda de los discursos de venta de “industria muy atractiva”. Los estafadores aprovechan las últimas tendencias. Desconfía si los discursos de venta incluyen áreas que están en las noticias, como el coronavirus, la marihuana o la cadena de bloques.
  3. Los planes grandes con frecuencia son fantasía. Los estafadores de acciones pueden describir contratos o colaboraciones inexistentes con firmas conocidas o patentes que no existen. Puedes buscar en Google el sistema EDGAR de la SEC, que te dará acceso a los informes financieros de la compañía.
  4. Está atento a las ventas sutiles sospechosas. Los corredores que no te presionen a comprar de inmediato aún podrían ser estafadores. Muchos corredores de bolsa de acciones a centavo pasarán semanas o meses intentando ganarse tu confianza. “Puede que estén dispuestos a que tome un buen tiempo”, explica Shock, con miras a concretar la venta después de haber fomentado la relación.
  5. El listado en bolsa no es una garantía. Aunque la mayoría de las estafas de acciones a centavo se realizan con compañías que no participan en bolsas de valores legítimas, las compañías listadas en NASDAQ o en la Bolsa de Valores de Nueva York también pueden incluirse en una estafa. Bohan dice que los reguladores “han visto un aumento drástico en fraudes con empresas de microcapitalización que cotizan en bolsa en los últimos cinco o seis años”.
  6. No te dejes engañar por variaciones a las llamadas no solicitadas. Los estafadores no solo se comunican por teléfono; los discursos de venta pueden presentarse a través de correos electrónicos basura, correo directo, boletines informativos, e incluso, anuncios publicitarios en la radio o televisión. Bohan comenta que cuando las personas investigan empresas en Facebook y Google, a veces se topan con estafadores a través de enlaces patrocinados.

Los estafadores se quedan con hasta la mitad del dinero que les envías —en concepto de comisión por venderte acciones que, con frecuencia, no tienen ningún valor—. Ese es un incentivo sumamente bueno para engañarte.

La Red contra el Fraude, de AARP, puede ayudarte a identificar y evitar las estafas. Inscríbete para recibir nuestras Alertas de vigilancia, consulta nuestro mapa de rastreo de estafas (en inglés) o llama gratis a nuestra línea de ayuda especializada en fraudes al 877-908-3360 si tú o un familiar sospechan que han sido víctimas de una estafa.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.