Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

La vacuna de dos dosis de AstraZeneca fue un 76% eficaz en ensayos clínicos en EE.UU.

Datos de la compañía indican que la vacuna es aún más eficaz en adultos mayores de 65 años.

Letrero frente a una planta de la farmacéutica AstraZeneca

JET CITY IMAGE / ISTOCK EDITORIAL / GETTY IMAGES PLUS

In English | En momentos en que el número de personas que reciben una vacuna en Estados Unidos aumenta rápidamente, puede que haya una cuarta vacuna disponible en el país si el Gobierno federal autoriza el uso de un producto de dos dosis de AstraZeneca. La compañía dice que su vacuna tiene una eficacia del 76% para proteger contra casos moderados a graves de la enfermedad causada por el coronavirus.

Los datos de los ensayos clínicos de fase 3 de AstraZeneca, publicados el 25 de marzo, también muestran que la vacuna tuvo un 85% de eficacia entre los adultos de 65 años o más, y al igual que las otras vacunas contra la COVID-19 disponibles actualmente en EE.UU., tuvo una eficacia del 100% para prevenir hospitalizaciones y muertes por el virus. Los ensayos incluyeron a 32,449 participantes; la mayoría fueron de Estados Unidos, pero hubo algunos de Chile y Perú


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


Al 24 de marzo, el 26% de la población de Estados Unidos ha recibido al menos una vacuna contra la COVID-19, y el 69% de las personas de 65 años o más han recibido al menos una dosis.

"Tenemos buenas noticias hoy", dijo en la mañana del lunes el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los Institutos Nacionales de la Salud, acerca del comunicado de AstraZeneca en una rueda de prensa del equipo de la Casa Blanca encargado de la respuesta contra la COVID-19. En particular, destacó el hecho de que la vacuna fue igual de eficaz en personas de todos los orígenes étnicos y edades.

Ha habido cierta controversia recientemente sobre la vacuna de AstraZeneca a causa de informes de personas que presentaron coágulos de sangre después de ser inoculadas. Alrededor de una docena de países en Europa suspendieron temporalmente el uso de la vacuna de AstraZeneca, pero la mayoría han reanudado su uso después de que la Agencia Europea de Medicamentos —equivalente a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos— dijera que la incidencia de coágulos de sangre entre las personas que habían recibido la vacuna de AstraZeneca en realidad fue menor del índice esperado para la población en general.

La compañía dijo que no hubo casos de coágulos de sangre entre las personas que fueron vacunadas durante sus ensayos clínicos. Pero su comunicado de prensa no mencionó ningún efecto secundario ocurrido durante los ensayos. Se espera una revisión más detallada de los resultados de seguridad de los ensayos de fase 3 cuando AstraZeneca solicite la autorización de uso de emergencia de la FDA, lo que dice hará dentro de unas semanas.

Una perspectiva internacional

El Gobierno de Estados Unidos ya se comprometió a comprar 300 millones de dosis del producto de AstraZeneca y envió recientemente 4 millones de dosis de las reservas del país a México y Canadá. El presidente Joe Biden dijo a principios de este mes que espera que para el 1.º de mayo haya suficientes dosis disponibles de las tres vacunas ya aprobadas en Estados Unidos para vacunar a todos los adultos del país. Los expertos predicen que la mayoría de las vacunas de AstraZeneca se enviarán al extranjero.

"Sospecho que la vacuna de AstraZeneca desempeñará un papel limitado en Estados Unidos, pero creo que esto es muy importante a nivel mundial", dijo William Moss, médico y director ejecutivo del International Vaccine Access Center de la Facultad de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins. El producto ya se ha distribuido en 70 países.

 "Debemos adoptar una perspectiva internacional sobre esto porque necesitamos frenar la pandemia en todo el mundo para controlar el surgimiento de las variantes", dice William Schaffner, epidemiólogo y profesor de Medicina Preventiva y Políticas de Salud en Vanderbilt University. Pero eso no significa que no la necesitaremos en Estados Unidos, informa. "Cada fabricante adicional es una póliza de seguro", indica Schaffner. "Supongamos que hubiese, Dios no lo quiera, un incendio en la fábrica de cualquiera de estos fabricantes; es recomendable tener un exceso de capacidad en caso de que se necesite".

Cómo se fabrican las vacunas contra la COVID-19

La vacuna de AstraZeneca se creó usando la misma tecnología del producto de Johnson & Johnson, el cual recibió la autorización de uso de emergencia el 27 de febrero para su vacuna de una sola dosis. La vacuna de J&J resultó ser un 69% eficaz en ensayos clínicos en varios países y un 72% eficaz entre los participantes del ensayo en Estados Unidos.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Hay diferencias y similitudes entre ambas. La vacuna de AstraZeneca requiere dos dosis en vez de la dosis única que requiere la de J&J, pero al igual que el producto de J&J, la vacuna de AstraZeneca se puede transportar y almacenar a temperatura ambiente.

Todas las vacunas contra la COVID-19 tienen por objeto estimular el sistema inmunitario para que produzca anticuerpos frente a la proteína que se encuentra en la superficie del coronavirus, comúnmente llamada proteína "spike" o "S".

Las vacunas de AstraZeneca y J&J se crearon usando un adenovirus —es decir, un virus inofensivo

que ya no puede replicarse— para enviar un mensaje genético a nuestras células. El adenovirus se adentra en el núcleo de las células y usa nuestro ADN para enviar el código genético. Este código desencadena respuestas inmunitarias que le permiten al organismo crear anticuerpos contra la proteína que se encuentra en la superficie del coronavirus. Esos anticuerpos ayudarán a combatir una infección por COVID-19 si el verdadero coronavirus entra en el organismo.

Las vacunas de Pfizer-BioNTech y Moderna, que recibieron la autorización de uso de emergencia en diciembre del 2020, usan lo que se conoce como ARNm (ARN mensajero) para proveer el código genético que nuestras células necesitan para producir los anticuerpos. Ambas vacunas requieren dos dosis y tuvieron una eficacia del 94 al 95%.

La FDA ha indicado que las vacunas contra la COVID-19 tendrían que alcanzar una eficacia mínima del 50% para recibir la autorización. Una vez que AstraZeneca presente la solicitud de autorización para uso de emergencia, un panel independiente de expertos analizará datos más detallados que los que se publicaron el lunes y evaluará la solicitud en una reunión pública.

"Creo que todas las vacunas, incluso esta, ofrecen una protección similar contra la enfermedad más grave, evitan las hospitalizaciones y la necesidad de terapia intensiva y evitan la muerte", dijo Schaffner. "Desde ese punto de vista, creo que todas son comparables".

Dena Bunis informa sobre temas relativos a Medicare, atención de la salud, políticas en materia de salud y el Congreso estadounidense. Además, es autora de la columna “Medicare Made Easy” para AARP Bulletin. Galardonada por su labor periodística, Bunis trabajó durante años en diarios de grandes ciudades. Entre los puestos que ocupó se incluyen los de jefa de la oficina de Washington del Orange County Register y reportera de temas de salud y entorno laboral para Newsday.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.