Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Cómo entender las opciones de Medicare

Lo que necesitas saber acerca de las Partes A, B, C y D.

Un hombre busca información sobre Medicare en una computadora portátil

CENTERS FOR MEDICARE AND MEDICAID SERVICES

In English | Medicare es complicado y puede ser confuso de navegar. Para facilitarlo, el programa ha sido dividido en cuatro partes básicas que incluyen todas las coberturas que este ofrece, desde atención hospitalaria hasta las consultas médicas y los medicamentos recetados.

Parte A: cobertura hospitalaria

Cuando solicitas la cobertura de Medicare, te inscriben automáticamente en la Parte A. Esta parte cubre los gastos de hospitalizaciones, los cuidados paliativos y parte de la atención especializada de enfermería que podrías necesitar después de estar hospitalizado debido a un derrame cerebral, una fractura de cadera u otros problemas de salud que requieran rehabilitación en un hogar de ancianos u otro centro de cuidados para que puedas recuperarte.

La mayoría de las personas no tienen que pagar una prima por la Parte A; ya aportaron al sistema por medio de sus deducciones de nómina para los impuestos de Medicare.

Sin embargo, la Parte A no es completamente gratis.

Medicare cobra un deducible alto cada vez que eres hospitalizado. Cambia todos los años, pero para el 2020 es $1,408. Puedes comprar una póliza de seguro complementario o una póliza Medigap para cubrir ese deducible y algunos gastos de bolsillo para las otras partes de Medicare.

Medicare paga prácticamente todos los servicios de hospital durante los primeros 60 días en los que estés hospitalizado. Hay algunas excepciones; por ejemplo, no pagará por una habitación privada.

Si eres ciudadano o residente permanente de Estados Unidos y no has trabajado lo suficiente para ser apto para Medicare, puedes participar en el programa si pagas una prima de la Parte A.

Parte B: servicios de médicos y atención ambulatoria

Esta parte de Medicare cubre las consultas con los médicos, las pruebas de laboratorio, los exámenes de detección, el equipo médico, el transporte en ambulancia y otros servicios para pacientes ambulatorios.

A diferencia de la Parte A, la Parte B implica más gastos, y tal vez quieras aplazar tu inscripción en la Parte B si todavía trabajas y tienes seguro a través de tu empleo o si estás cubierto por el plan de seguro médico de tu cónyuge. Pero si no tienes otro seguro y al inscribirte por primera vez en Medicare no te anotas para la Parte B, es probable que tengas que pagar una prima mensual más alta durante todo el tiempo que permanezcas en el programa.

El Gobierno federal establece la prima mensual de la Parte B, que es $144.60 para el 2020. Podría ser mayor si tus ingresos superan los $87,000.

También tendrás un deducible anual, que para el 2020 es $198. Y deberás pagar el 20% de los costos de las consultas con los médicos y otros servicios para pacientes ambulatorios. Si recibes pagos del Seguro Social, las primas mensuales se deducirán de esos beneficios mensuales.

Parte C: Medicare Advantage

Medicare Advantage es la alternativa de seguro médico privado al Medicare original administrado por el gobierno federal. Piensa en Medicare Advantage como una opción única que combina varias partes de Medicare en un solo plan.

Si escoges un plan Medicare Advantage, todavía tendrás que inscribirte en las Partes A y B y pagar la prima de la Parte B. Luego, además, deberás escoger un plan Medicare Advantage e inscribirte con una aseguradora privada.

El Gobierno federal requiere que los planes Medicare Advantage cubran todo lo que cubre Medicare Original, y algunos planes pagan por servicios que no cubre Medicare Original, entre ellos cuidado dental y de la vista. Además, en los últimos años, los CMM (Centros de Servicios de Medicare y Medicaid), que establecen las reglas para Medicare, han permitido que los planes Medicare Advantage cubran opciones adicionales como rampas para sillas de ruedas y agarraderas de duchas para el hogar, entrega de comidas y transporte de ida y vuelta a los consultorios de los médicos.

La mayoría de los planes Medicare Advantage también incluyen cobertura para medicamentos recetados. No todos estos planes cubren los mismos beneficios adicionales; asegúrate de leer con cuidado las descripciones de cada uno.

Los planes Medicare Advantage, por lo general, son HMO (organizaciones para el mantenimiento de la salud) o PPO (organizaciones de proveedores preferidos).

En las HMO, por regla general escoges un médico de atención primaria que dirigirá tus cuidados y tendrá que remitirte cuando necesites consultar a un especialista. Con las PPO, hay redes de médicos que puedes consultar y centros médicos que puedes usar, a menudo sin necesidad de que te remitan.

Si vas a un proveedor de atención médica que no forma parte de la red del plan, es probable que pagues más.

Parte D: medicamentos recetados

Esta es la parte de Medicare que paga algunos de tus medicamentos recetados. Compras un plan de la Parte D de una aseguradora privada.

Por lo general, incluye primas y otros gastos de bolsillo, ya sean copagos fijos por cada medicamento o un porcentaje del costo del medicamento recetado. También tienen un deducible anual.

Si los costos totales de tus medicamentos, la cantidad que tú y tu plan de seguro de la Parte D han pagado, alcanzan $4,020 en 2020, serás responsable del 25% del costo del resto de los medicamentos recetados que compres durante el año.

Si los costos de tus medicamentos siguen acumulándose, podrías llegar a reunir los requisitos para la cobertura catastrófica. Para el 2020, una vez que hayas pagado $6,350 en costos de medicamentos —solo tus gastos, no lo que ha pagado tu plan de seguro de la Parte D—, deberás pagar el 5% del costo de cada uno de tus medicamentos.

Verifica en Medicare.gov para asegurarte de que el plan que contemplas incluye tus medicamentos en sus listas de cobertura, que se conocen como listas de medicamentos cubiertos. Estas listas cambian de un año al otro, por lo cual es importante verificar tu plan de nuevo todos los años durante el período de inscripción abierta, que es del 15 de octubre al 7 de diciembre del 2020 y los cambios que hagas entrarán en vigor en enero de 2021.

Nota del editor: Este artículo ha sido actualizado con información del 2020.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.