Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

Encuentra la tarjeta de crédito de recompensas adecuada

Lo que es ideal para tu vecino podría no serlo para ti.

Tarjetas de crédito tiradas sobre una mesa.

BLOOMBERG / GETTY IMAGES

Tengo dos tarjetas de crédito clave que uso para las compras diarias, pero no las uso como tarjetas de crédito. De hecho, nunca he pagado a ninguno de mis emisores de tarjetas de crédito ni un centavo por intereses en mi vida. Utilizo mis tarjetas de crédito para cargar compras por la conveniencia y por las recompensas, y las pago en su totalidad mensualmente. Debido a que recomiendo encarecidamente evitar las tarjetas de crédito con tasas de interés altas, me voy a enfocar solo en las tarjetas de recompensas.

Las recompensas pueden ser lucrativas con el tiempo y el IRS no las grava. (No puedes deducir los intereses de las tarjetas de crédito de gastos personales, que es otra razón para evitar tener un saldo). Analizaré algunos factores que deben considerarse al elegir tarjetas de recompensas y luego te diré dónde adquirir la mejor tarjeta que se adapte a tus necesidades.

Hay dos tipos de recompensas:

Recompensas con reembolso en efectivo Estas pueden ser simples o complejas. Por ejemplo, una tarjeta simple con reembolso en efectivo puede darte un reembolso en efectivo fijo del 1 al 2% por cada compra que realices. Pero las tarjetas con reembolso en efectivo también pueden ser complejas y otorgar mayores recompensas para categorías como restaurantes, gasolina o comestibles. Algunas de estas categorías selectas pueden establecer límites a tus recompensas anualmente.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Recompensas no monetarias Por lo general, están relacionadas con viajes y son patrocinadas por aerolíneas, hoteles y empresas de alquiler de vehículos. Las tarjetas de recompensas no monetarias generalmente otorgan puntos o millas por cada compra, pero suelen ofrecer más recompensas por compras del patrocinador, por ejemplo, una aerolínea o una cadena de hoteles.

Ambos tipos de tarjetas pueden ofrecer bonificaciones de inscripción, como recompensas de una única vez si compras cierta cantidad con la tarjeta en los primeros meses.

Después de analizar los beneficios de estas tarjetas, debes evaluar sus costos. Aunque muchas tarjetas no tienen una cuota anual, otras sí. Y algunas no cobrarán la cuota el primer año, pero la cobrarán al siguiente. Las cuotas no son necesariamente algo malo, siempre que los beneficios adicionales que recibas sean mayores que el costo de la cuota. El valor es igual a los beneficios menos los costos.

¿Qué es apropiado para ti?

Al seleccionar una tarjeta, debes considerar dos cosas: qué tan valiosas son las recompensas para ti y qué tan valioso es tu tiempo.

Factores para elegir las tarjetas de recompensas adecuadas

  • ¿Quieres efectivo o puntos de millas?
  • ¿La oferta incluye una bonificación de una única vez?
  • ¿Estás dispuesto a pagar una cuota anual?
  • ¿Quieres simplicidad, con una o dos tarjetas, o complejidad, con varias tarjetas, para maximizar las recompensas? 
  • ¿Tu puntaje de crédito es lo suficientemente bueno como para obtener las recompensas más altas?

Si vas a ser un viajero frecuente (después de la pandemia), es posible que las tarjetas de recompensas de viajes sean mejores. Por ejemplo, si te encuentras en el nivel más alto de un programa de viajero frecuente, la aerolínea puede facilitarte el canje de puntos por viajes. Pero si no lo estás (como yo), las restricciones o los puntos o las millas adicionales que se cobran por vuelos convenientes hacen que estas recompensas sean mucho menos atractivas. Es posible que puedas obtener un vuelo gratuito de Los Ángeles a Filadelfia, pero solo en un viaje nocturno o con tres escalas en el camino.

Lo grandioso de una tarjeta con reembolso en efectivo es que prácticamente no existen restricciones. Una vez que el efectivo llega a tu cuenta bancaria, puedes usarlo en cualquier lugar para comprar cualquier cosa, y no hay fechas de vencimiento. Así que, definitivamente, compara las recompensas de reembolso en efectivo con el valor de las recompensas no monetarias.

Por supuesto, puedes elegir tanto tarjetas con reembolso en efectivo como tarjetas con recompensas. Pero eso también tiene un costo. La complejidad de hacer malabares con varias tarjetas de crédito te cuesta tiempo. Alguien con quien estaba cenando sacó una docena de tarjetas de crédito y me explicó qué tarjeta usa para cada tipo de compra con el fin de maximizar el beneficio. Su negocio gasta cientos de miles de dólares al año, por lo que vale la pena para él.

Dónde buscar las tarjetas de crédito adecuadas para ti

Internet ha facilitado bastante la elección de tarjetas que satisfagan tus necesidades. Prefiero los sitios web que evalúan varias tarjetas en cada categoría y te permiten ingresar información como cuánto gastas anualmente y en qué categorías, tu puntaje de crédito (para ver tu probabilidad de ser aprobado) y tu voluntad de administrar varias tarjetas. Algunos sitios útiles son (enlaces en inglés):

Debes saber que muchos emisores de tarjetas de crédito pagan a estos sitios cuando solicitas la tarjeta a través de un enlace que proporcionan.

Mi consejo es que elijas las tarjetas de recompensas adecuadas para ti. Elegí dos tarjetas con reembolso en efectivo del 2% sin cuota anual. Soy frugal, pero vivo ocupado, así que no tengo tiempo para hacer malabares con muchas tarjetas para maximizar las recompensas. Además, creo que a medida que envejecemos, la simplicidad en las finanzas se vuelve más atractiva.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


3 consideraciones de precaución

Debes saber que tu puntaje de crédito FICO es importante y se ve afectado por tus decisiones relacionadas con las tarjetas de crédito.

Normalmente, cuando solicitas una tarjeta, el emisor realiza una "consulta firme" a una agencia de crédito, que generalmente reduce tu puntaje, aunque suele ser temporal. Eso puede hacer que necesidades como comprar un seguro o adquirir una hipoteca sean más caras.

Recomiendo solicitar la tarjeta de crédito en línea, en lugar de hacerlo por teléfono.

Una vez abrí una tarjeta de crédito con reembolso en efectivo del 2%, pero en su lugar recibí una tarjeta del 1%. Debido a esa experiencia, escribí un artículo sobre cómo no debes abrir una tarjeta de crédito. Si lo hubiera hecho en línea y guardado capturas de pantalla, me habría facilitado mucho demostrar el error del emisor.

Recuerda que las recompensas gratuitas pueden no ser tan gratuitas como creemos.

Las investigaciones demuestran que cuanto más fácil es pagar por algo, más tendemos a comprar. Comprar con tarjetas de crédito es muy fácil, solo uno o dos clics en tu computadora o tu teléfono inteligente. Las recompensas adicionales pueden hacer que compres algo que en realidad no necesitas.


Allan Roth es un planificador financiero en actividad que ha enseñado finanzas y finanzas conductuales en tres universidades y ha escrito para publicaciones nacionales, entre ellas The Wall Street Journal. A pesar de sus muchas credenciales (planificador financiero certificado [CFP], contador público certificado [CPA], maestría en Administración de Empresas [MBA]), sigue estando convencido de que aún puede mantener la simplicidad a la hora de invertir.

 

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.