Skip to content

La Parte B de Medicare ayuda a pagar las visitas al médico, las pruebas de laboratorio, los exámenes de diagnóstico, los equipos médicos, el transporte en ambulancia y otros servicios ambulatorios, pero esa cobertura conlleva algunos gastos de bolsillo:

  • un deducible, que debes pagar antes de que Medicare cubra los cargos de tus médicos y algunos otros servicios ambulatorios
  • un coseguro, que es el porcentaje que pagas tú del costo de las visitas al médico y de los servicios ambulatorios
  • una prima, que es el cargo mensual que pagas por la Parte B de Medicare
  • una penalidad por inscripción tardía en la Parte B, si no te inscribiste en el momento debido

¿Cuál es el importe de las primas de la Parte B en el 2022?

En el 2022, la mayoría de las personas pagan $170.10 al mes por la Parte B de Medicare. Esta prima se paga al Gobierno federal, independientemente de si participas en Medicare Original o tienes un plan Medicare Advantage a través de una compañía de seguros privada.

Si estás recibiendo beneficios del Seguro Social, la prima mensual se descuenta de tu pago mensual de beneficios. En caso contrario, Medicare te enviará una factura trimestral, o puedes configurar el pago electrónico.

De qué manera la inscripción tardía afecta las primas de la Parte B

Si no te inscribes en Medicare cuando reúnes inicialmente los requisitos y no te corresponde un período especial de inscripción, es posible que debas pagar una multa por inscripción tardía.

La multa por inscripción tardía en la Parte B agrega el 10% a la prima estándar de la Parte B por cada período completo de 12 meses en los que debías haber tenido cobertura de la Parte B, pero no la tuviste. Esta penalidad dura por el resto de tu vida.

De modo que si demoraste tu inscripción 40 meses a partir del momento en que reuniste los requisitos para inscribirte, por ejemplo, pagarás una penalidad basada en tu falta de cobertura durante 36 meses, es decir, tres años completos. En el 2022, eso representa más de $50 adicionales —$170.10 x 0.1 x 3 = $51.03— que pagarás cada mes, lo cual suma más de $600 al año. En este caso, la penalidad se redondeará a $51 porque los montos se redondean a los 10 centavos más cercanos.

La penalidad vuelve a calcularse cuando se anuncian las primas para el año siguiente. Y en los últimos 53 años, las primas han aumentado o se mantuvieron invariables todos los años, con excepción de tres.

Normalmente, debes inscribirte en Medicare durante tu período inicial de inscripción, que comienza tres meses antes del mes en que cumples 65 años, y termina tres meses después. No obstante, es posible que puedas demorar tu inscripción si tú o tu cónyuge continúan trabajando y tienes cobertura médica a través de alguno de esos empleadores. En ese caso, para evitar la multa por inscripción tardía debes inscribirte en la Parte B de Medicare antes de que concluya la cobertura del empleador o en los ocho meses siguientes a la pérdida de la cobertura a través del empleo.

Costos de la Parte B para personas con ingresos altos

Quienes ganan más dinero pagan primas más altas por la Parte B de Medicare. Si eres soltero y tu ingreso bruto ajustado es más de $91,000, o si estás casado y presentas una declaración de impuestos conjunta con ingresos brutos ajustados superiores a $182,000, deberás pagar un sobrecargo por ingresos altos, además de un sobrecargo por la Parte D de Medicare, que cubre los medicamentos recetados.

Este cargo se denomina oficialmente “ajuste mensual relacionado con los ingresos” (IRMAA). En el 2022, quienes ganan más dinero pagan entre $238.10 y $578.30 al mes por persona por la Parte B, según el nivel de ingresos.

Por lo general, el cargo adicional se basa en la última declaración de impuestos que hayas presentado, que en el 2022 para la mayoría es la declaración del 2020. Sin embargo, si tus ingresos han disminuido desde entonces debido a ciertos acontecimientos que han cambiado tu vida —como un matrimonio, un divorcio, el fallecimiento de un cónyuge o la jubilación—, puedes oponerte al cargo adicional por ingresos altos y solicitar a la Administración del Seguro Social (que administra estos cargos) que vuelva a calcular tus primas en función de tus ingresos más recientes.

Cargos adicionales de la Parte B para personas que perciben ingresos altos

Si los ingresos brutos ajustados modificados que figuran en la declaración de impuestos federales del 2020 fueron superiores a $91,000 para quienes presentan declaraciones individuales o $182,000 para quienes presentan declaraciones conjuntas, en general se aplicará un cargo adicional por la prima de la Parte B en el 2022.

Ingresos de declaración individual Ingresos de declaración conjunta Ingresos de matrimonio que declara por separado Primas mensuales de la Parte B en el 2022
$91,000 o menos $182,000 o menos $91,000 o menos $170.10
$91,001 a $114,000 $182,001 a $228,000 No corresponde $238.10
$114,001 a $142,000 $228,001 a $284,000 No corresponde $340.20
$142,001 a $170,000 $284,001 a $340,000 No corresponde $442.30
$170,001 a $499,999 $340,001 a $749,999 $91,001 a $408,999 $544.30
$500,000 o más $750,000 o más $409,000 o más $578.30

Fuente: Medicare

¿Cuáles son los gastos de bolsillo de la Parte B?

En el 2022, el deducible de la Parte B es $233. Debes pagar esa cantidad antes de que comience la mayor parte de la cobertura de la Parte B. Una vez que llegas a esa cifra, pagas el 20% —lo que se conoce como coseguro— de la cantidad aprobada por Medicare por la mayoría de las visitas al médico, los servicios ambulatorios y los equipos médicos durables.

La Parte B también cubre servicios preventivos, incluida la atención médica para prevenir enfermedades o para detectarlas en las etapas iniciales. Cubre las vacunas contra la gripe y un examen anual de rutina, y también los exámenes de detección de cáncer colorrectal, las mamografías, los exámenes de detección de cáncer de próstata y otras pruebas para personas de cierta edad o en ciertos grupos de riesgo.

El deducible y los copagos no se aplican a los servicios preventivos. Por lo general, no debes pagar nada si recibes los servicios de un proveedor que acepta asignaciones, es decir, acepta el monto de los pagos que Medicare aprueba para el servicio.

Los médicos que no aceptan asignaciones pueden cobrar hasta un 15% por encima del monto aprobado por Medicare para el servicio, algo que tú deberás pagar además del copago del 20% por los servicios del médico. La mayoría de los médicos aceptan asignaciones.

Para tener en cuenta

Para cubrir una parte de los gastos de bolsillo, puedes comprar un plan Medigap, también llamado seguro suplementario de Medicare, si decides inscribirte en Medicare Original.

Si necesitas ayuda financiera, es posible que reúnas los requisitos para recibir ayuda de uno de los programas de ahorros de Medicare en tu estado, según tu nivel de ingresos y de activos.

Un plan Medicare Advantage, que puede tener gastos de bolsillo diferentes, es otra opción. Las compañías de seguros privadas ofrecen planes Medicare Advantage, aprobados por Medicare, que combinan la Parte A (cobertura hospitalaria), la Parte B (servicios médicos y ambulatorios) y normalmente incluyen la cobertura de medicamentos recetados de la Parte D, todo en un solo plan. Estos planes podrían tener una prima adicional. Si decides obtener cobertura a través de un plan Medicare Advantage, debes inscribirte igualmente en las partes A y B de Medicare y pagar la prima de la Parte B y cualquier porción de la prima de la Parte A que te corresponda.

Actualizado el 10 de junio de 2022