Skip to content
 

Cómo reducir tus primas de Medicare después de jubilarte y evitar sorpresas costosas

Las primas de los beneficiarios de altos ingresos podrían aumentar cientos de dólares.

Una mujer sentada en su cocina conversa por teléfono mientras tiene un pote de pastillas en su mano

GETTY IMAGES

In English

Si eres soltero y tu ingreso bruto ajustado y modificado es de más de $91,000, o más de $182,000 si estás casado y presentas una declaración conjunta, tus primas mensuales de la Parte B pueden ser de $238.10 a $578.30 por persona, según tus ingresos. También es posible que tengas que pagar entre $12.40 y $77.90 adicionales al mes si tienes cobertura para medicamentos recetados de la Parte D de Medicare. Los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid estiman que el 7% de los beneficiarios de Medicare tendrán que pagar el cargo adicional por altos ingresos en el 2022, y recibirán un aviso sobre las primas más altas en las próximas semanas.

Tal vez te sorprenda recibir este aviso si tus ingresos ahora son más bajos. Esto se debe a que las primas de las Partes B y D generalmente se basan en el registro de tu última declaración de impuestos (en la mayoría de los casos, eso significa que las primas para el 2022 se basan en los ingresos del 2020). Pero si tus ingresos disminuyeron desde entonces debido a ciertos sucesos que cambian la vida, tal vez puedas reducir o eliminar el cargo adicional. Pero debes presentar documentación para que se reconsideren las primas y proporcionar evidencia del cambio que reúne los requisitos.

Sucesos que cambian la vida

La cantidad del ajuste mensual relacionado con el ingreso (IRMAA) se basa en tus ingresos brutos ajustados más los ingresos por intereses libres de impuestos. Si tus ingresos han disminuido desde que presentaste tu última declaración de impuestos, puedes pedirle a la Administración del Seguro Social que vuelva a calcular tus primas en función de un año fiscal más reciente, pero solo si tus ingresos disminuyeron debido a un suceso que puede cambiar la vida, como la jubilación o la pérdida de empleo, el divorcio, el matrimonio o la muerte de un cónyuge. “Si tu situación financiera ha cambiado porque perdiste tu empleo o te jubilaste, apela la IRMAA”, dice Tatiana Fassieux, especialista en educación y capacitación de California Health Advocates. 


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


La reducción del trabajo también es un suceso que puede cambiar la vida, por lo que es posible que puedas disputar el cargo adicional si tus horas se redujeron debido a la COVID, dice Diane Omdahl, presidenta de 65 Incorporated en Mequon, Wisconsin, que ayuda a las personas que tienen problemas para inscribirse en Medicare.

Para solicitar el cambio, presenta el formulario SSA-44 (en inglés) con la fecha del suceso que cambia la vida y una copia de tu declaración de impuestos más reciente (o puedes estimar tus ingresos anuales y enviar la declaración cuando la presentes). También debes proporcionar evidencia del suceso que cambia la vida, como una carta de tu antiguo empleador que indique que te jubilaste, o un certificado de defunción, un decreto de divorcio o un certificado de matrimonio. Si no puedes obtener una carta de tu empleador, puedes proporcionar una declaración firmada, bajo pena de perjurio, en la que afirmes que dejaste de trabajar parcial o completamente o aceptaste un trabajo con compensación reducida. Consulta la lista de pruebas admisibles en las instrucciones del formulario SSA-44.

Por lo general, puedes enviar los formularios por correo o presentarlos en persona en tu oficina local del Seguro Social (no puedes enviarlos por internet). Aunque las oficinas del Seguro Social se han cerrado debido a la pandemia, Omdahl recomienda enviar la documentación a través de Federal Express o UPS, para que tengas un número de seguimiento y sepas cuándo llegó. A medida que las oficinas locales comienzan a abrir, Casey Schwarz, asesora sénior de educación y políticas del Medicare Rights Center, recomienda llamar al Seguro Social (800-772-1213) o a tu oficina local para consultar la mejor manera de presentar tus formularios. Consulta el localizador de oficinas del Seguro Social (en inglés) para obtener información de contacto.

Disputar el cargo adicional

Sandy Leith, directora del Senior Health Insurance Program del Departamento de Envejecimiento de Illinois, dice que los asesores del Programa Estatal de Asistencia con el Seguro de Salud (SHIP) reportan un aumento en las personas que preguntan sobre cómo apelar el cargo adicional por altos ingresos, ya que perdieron su empleo o se jubilaron. Dice que el procedimiento para llenar el formulario SSA-44 y presentar las pruebas generalmente no es complicado, pero procesar la solicitud puede tomar unas semanas. Por lo general, debes seguir pagando las primas adicionales mientras esperas. Si se aprueba el cambio y se elimina o reduce el cargo, recibirás un reembolso de las primas adicionales que pagaste.

“Guarda tu documentación y notas”, aconseja Omdahl, quien acumuló un expediente de dos pulgadas de grosor con documentación después de que su esposo se inscribió en Medicare hace varios años. Desde que él se jubiló a mitad de año, la pareja ha necesitado presentar los documentos para reducir la IRMAA dos veces: por el año en que se jubiló y luego de nuevo al año siguiente.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Puedes obtener ayuda del Programa Estatal de Asistencia con el Seguro de Salud (shiphelp.org, enlace en inglés) o más información de la Guía Interactiva de Medicare (en inglés) del Medicare Rights Center. El sitio de la Administración del Seguro Social "Primas de Medicare: reglas para beneficiarios con ingresos altos” también incluye más información sobre el cargo e instrucciones para reportar un evento que cambia la vida (en inglés).

Cómo evitar el cargo adicional de Medicare en el futuro

Puedes disputar el cargo por altos ingresos solo si has experimentado un suceso que causa cambios en la vida. ¿Pero qué pasa si tus ingresos fueron inusualmente altos durante un año y luego disminuyeron por otras razones? Aunque no podrás reducir tus primas, es posible que tengas que pagar el cargo por solo un año.

Este se vuelve a calcular anualmente, por lo que tus primas disminuirán si tus ingresos disminuyen. Si ganaste mucho dinero en el 2020 (por ejemplo, de una gran venta de acciones, bonos en el trabajo o ganancias tributables de venta de vivienda), podrías estar sujeto al cargo adicional por altos ingresos del 2022, pero tus primas del 2023 se reducirán si tus ingresos del 2021 son más bajos. Convertir dinero de una cuenta IRA tradicional a una cuenta Roth IRA también puede aumentar tus ingresos durante el año.

Puede beneficiarte tener cuidado con los cambios financieros de fin de año que podrían hacer que tus primas aumenten en el futuro, como convertir una cantidad sustancial de dinero de una cuenta IRA tradicional a una cuenta Roth o vender inversiones para obtener grandes ganancias.

Omdahl ha visto que las personas que no sabían sobre las primas relacionadas con los ingresos tienen que pagar el cargo adicional después de ganar solo unos cuantos miles de dólares por encima del límite. Una persona soltera que presente una declaración de impuestos cuyos ingresos brutos ajustados y modificados fueron incluso un poco más de $91,000 en el 2020 tendrá que pagar $68 adicionales al mes por la Parte B en el 2022, más $12.40 adicionales al mes por la Parte D si no pasó por un suceso que cambia la vida. Cada cónyuge tiene que pagar el cargo adicional para las parejas casadas que presentan una declaración conjunta con ingresos del 2020 por encima de $182,000. Pero si planeas con anticipación, es posible que puedas evitar el cargo. “Trabajé con una mujer que estaba familiarizada con el concepto, y quedó $1,500 por debajo del límite gracias a la planificación”, dice. Los niveles de ingresos pueden aumentar para la inflación cada año, pero mantener tus ingresos por debajo de los límites actuales puede ayudar.

Kimberly Lankford, una columnista desde hace mucho tiempo en Kiplinger’s Personal Finance, es la autora de Rescue Your Financial Life.