Skip to content
 

5 maneras comprobadas de mejorar tu puntaje crediticio

Si tu solvencia se ha dañado, estos trucos deberían mejorarla.

Medidor de malo a muy bueno

ISTOCK / GETTY IMAGES

In English

Tu puntaje crediticio desempeña un papel crítico, a veces incomprendido, en tu vida financiera. Este número puede determinar todo, desde que puedas obtener la tarjeta de una tienda hasta que el arrendador te elija como inquilino. Incluso puede influir en la decisión de que te contraten para un trabajo.

Es importante comprender que tu puntaje crediticio es diferente de tu informe crediticio, aunque están relacionados. Tu puntaje crediticio reduce toda la información que figura en tu informe crediticio a un número, normalmente entre 300 y 850. Cuánto más alto sea el puntaje, mejor es la solvencia; se considera “bueno” a partir de 670. Aproximadamente el 67% de las personas del país tienen la calificación “bueno”, o mejor, según la agencia de informes crediticios Experian.

Muchos bancos y compañías de tarjetas de crédito, así como Experian, te darán tu puntaje crediticio de forma gratuita. El sistema de puntaje crediticio más común se llama FICO —el acrónimo de Fair, Isaac and Co., la compañía que lo creó—, pero otras empresas calculan los puntajes de manera diferente. Si nos fijamos en los puntajes de distintas fuentes que usan la misma escala, todos deberían estar en el mismo rango; una diferencia de veinte puntos es normal. Si uno de los puntajes es mucho peor que los otros, podría deberse a problemas en tu informe crediticio.

Pagar tus cuentas a tiempo es lo que influencia principalmente tu puntaje crediticio, pero otros factores también entran en juego, incluidos cuánto debes y la longevidad de tu historial crediticio. Si tu puntaje crediticio necesita mejorar, te presentamos cinco formas de hacerlo.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


1. Verifica tu informe crediticio.

Tu informe crediticio es un historial extenso de todos los tipos de crédito que has tenido, y es lo que se usa para generar tu puntaje crediticio. Tres agencias de créditoExperian, TransUnion y Equifax (enlaces en inglés)— mantienen informes crediticios que deberían tener información similar, pero no idéntica. Normalmente, tienes derecho a recibir una copia electrónica gratis de tu informe crediticio cada año de cada agencia de crédito a través de AnnualCreditReport.com (en inglés). Durante la pandemia, no obstante, puedes obtener informes crediticios gratis por internet semanalmente en el sitio web AnnualCreditReport.com.

5 factores principales de los puntajes crediticios

  • Historial de pagos: 35%
  • Cantidades adeudadas: 30%
  • Longevidad del historial crediticio: 15%
  • Variedad de créditos: 10%
  • Crédito nuevo:10%

Fuente: Experian

Deberías obtener tu informe de crédito porque, si tiene errores, tu puntaje crediticio podría verse perjudicado. También puedes verificar que nadie te haya robado tu identidad. Verifica tu información personal —nombre, dirección, número de teléfono y número de Seguro Social— para asegurarte de que todo esté correcto. Verifica que tus saldos y límites de crédito, así como la información de pago, sean correctos.

Si encuentras algún error, comunícate con el acreedor y las agencias de crédito para pedirles que actualicen o corrijan cualquier información errónea. En tu informe crediticio encontrarás información sobre cómo hacerlo. La Oficina para la Protección Financiera del Consumidor tiene ejemplos de cartas para solicitar que se corrija un informe crediticio. También puedes corregir tu informe en línea, que es más rápido que hacerlo por correo postal.

2. Programa pagos de facturas automáticos.

Si tienes el dinero, pero se te olvidan realizar los pagos a tiempo, pon tus facturas en piloto automático. La mayoría de las compañías con gusto te ayudarán a establecer pagos automáticos en línea. Tus facturas se pagarán antes de la fecha de vencimiento y no tendrás que salir a comprar estampillas.

Las compañías de informes crediticios normalmente no te amonestarán si te atrasas un solo día en un pago, dice Rod Griffin, director sénior de educación del consumidor en Experian. “Por lo general, un pago tardío aparece en tu informe crediticio si te atrasas un ciclo de facturación completo”, dice Griffin. No obstante, tu prestamista podría cobrarte un cargo por pago tardío o aumentar tu tasa de interés, incluso si solo te atrasas un día.

Tu puntaje crediticio no mejorará automáticamente una vez que establezcas los pagos automáticos y, si tienes un puntaje bajo debido a algo grave, como el incumplimiento con el pago de un préstamo, podría tomarte años cosechar los beneficios. Sin embargo, si el problema principal es que se te olvida hacer el pago del automóvil, el pago automático de la factura puede ayudar a que tu puntaje crediticio empiece a mejorar. Tu historial de pagos a tiempo representa el 35% de un puntaje FICO.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


3. Reduce la cantidad que adeudas

Los prestamistas quieren que pidas dinero prestado, pero no demasiado. Generalmente, los prestamistas comienzan a preocuparse cuando usas más del 30% de tu crédito disponible en todas tus tarjetas de crédito. Esto se mide mediante lo que se conoce como la tasa de utilización del crédito —cuánto crédito usas dividido entre la cantidad total que tienes disponible— y, si es baja, significa que probablemente elaboras bien tu presupuesto. La utilización del crédito representa el 30% de tu puntaje FICO.

Además, tener poca actividad también puede ser un problema, dice Griffin, porque si necesitas un préstamo, el prestamista querrá ver que has usado el crédito de manera inteligente en el pasado. Incluso si no tienes una tarjeta de crédito, puedes pedir que los pagos de las facturas de servicios públicos u otros pagos de facturas regulares se agreguen a tu informe crediticio.

Para los préstamos de tasa fija, como los préstamos hipotecarios o de automóvil, los prestamistas examinan tu relación deuda-ingresos, que refleja cuánto de tus ingresos anuales se destinan al pago de deudas. Es la cantidad de los pagos de tus deudas mensuales dividido por tus ingresos mensuales. Tu relación deuda-ingresos no afecta tu puntaje crediticio; sin embargo, si es demasiado alta, es posible que no recibas tantas ofertas de tarjetas de crédito y podría resultarte más difícil obtener un préstamo de automóvil o una hipoteca.

Si has utilizado, o estás por alcanzar, el crédito máximo de una tarjeta, págala de manera agresiva. Incluso podrías considerar usar el dinero reservado para los ahorros para pagar tu tarjeta de crédito. En igualdad de condiciones, pagar una tarjeta de crédito que cobre el 18% de interés es aproximadamente lo mismo que una inversión que devengue el 18%.

4. No corras a cerrar las cuentas viejas.

Tanto la longevidad de la cuenta más antigua como la de tu cuenta más reciente y la longevidad promedio de todas tus cuentas puede representar el 15% de tu clasificación crediticia. Siempre y cuando no pagues cuotas anuales por una cuenta abierta, puede que valga la pena dejarla acumular polvo. Cuánto más tiempo hayas tenido crédito, mejor será tu puntaje.


AARP Money Map™ te ayuda a retomar el control de tus finanzas. 


5. No solicites crédito muy seguido.

Obtener una tarjeta nueva ocasionalmente no debería dañar tu crédito, así como tampoco debería hacerlo obtener un préstamo de automóvil o una hipoteca. Las personas que no cumplen con los pagos de los préstamos tienden a acumular mucha deuda antes de incumplir en el pago; es por eso que los prestamistas están atentos a cuántas veces solicitas. Las consultas nuevas representan el 10% de tu puntaje FICO. (El último 10% se basa en la variedad de crédito; los prestamistas quieren ver distintos tipos de deuda, todos al día).

Los prestamistas obtienen tu informe crediticio cuando están considerando prestarte dinero, y este tipo de consulta se llama “consulta incidente”. Las consultas incidentes permanecen en tu informe crediticio durante aproximadamente dos años. Los prestamistas consideran un grupo de consultas incidentes como una señal de problemas financieros.

Las “consultas no incidentes” son cuando alguien examina tu crédito como una verificación de antecedentes; por ejemplo, un empleador podría obtener tu informe crediticio si has solicitado un trabajo. Y, a veces, los prestamistas obtendrán tu informe para ver si eres un buen candidato para una tarjeta de crédito nueva. Las consultas no incidentes no afectan tu puntaje crediticio.

 

John Waggoner escribe para AARP sobre temas financieros, desde presupuestos e impuestos hasta el Seguro Social y la planificación de la jubilación. Anteriormente fue periodista para Kiplinger's Personal Finance y USA Today, y ha escrito libros sobre inversión y la crisis financiera del 2008. La columna sobre inversión de Waggoner para USA Today se publicó en docenas de periódicos durante 25 años.