Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Las personas en EE.UU. dicen que necesitarán $1.5 millones para jubilarse. Han ahorrado sólo $88,000

Una nueva encuesta muestra un rápido aumento en el “número mágico” de jubilación, siendo la principal culpable la inflación.


spinner image un hombre sube una escalera por un signo de interrogación hecho con dinero en efectivo
Collage web de AARP (Fuente: Getty Images (3))

$1.46 millones.

Eso es lo que los adultos en Estados Unidos creen que necesitarán ahorrar para vivir cómodamente durante sus años de jubilación, según el último Planning & Progress Study (en inglés) de Northwestern Mutual, que sondea las opiniones de las personas en el país sobre su seguridad financiera a largo plazo.

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

La “cifra mágica” de la jubilación, como la denomina el informe de abril del 2024 de la firma de servicios financieros, es un 15% superior a la de hace un año y ha aumentado un 53% desde el 2020, cuando la cantidad promedio que los ahorradores para la jubilación dijeron que necesitarían era de $951,000.

Al mismo tiempo, el ahorro real de las personas en el país para la jubilación ha cambiado poco. La encuesta, realizada para Northwestern Mutual por Harris Poll con casi 4,600 participantes de 18 años en adelante, reveló que el promedio de los ahorros es de $88,400, apenas por encima de los $87,500 del 2020. La diferencia entre lo que los trabajadores tienen ahorrado y lo que creen que necesitan ahorrar ha pasado de $864,000 a $1.37 millones en solo cuatro años.

Si realmente necesitas $1.46 millones para jubilarte cómodamente dependerá de una serie de factores, como tu longevidad prevista, dónde piensas vivir y a qué quieres dedicarte. (Puedes utilizar la Calculadora para la jubilación, de AARP, para obtener una estimación). Pero el pronunciado aumento de lo que los trabajadores en el país creen que necesitarán es una prueba más de su creciente ansiedad acerca de la jubilación.

La proporción de personas en el país en edad laboral que creen que el país se enfrenta a una “crisis de la jubilación” creció del 67% en el 2020 al 79% el año pasado, según un estudio de febrero del 2024 (en inglés) del Instituto Nacional para la Seguridad Jubilatoria. Una encuesta de Gallup de mayo del 2023 (en inglés) reveló que el 43% de los adultos en el país son optimistas sobre la posibilidad de vivir cómodamente en la jubilación, la cifra más baja desde el 2012, cuando el país acababa de salir de la Gran Recesión.

La inflación afecta mucho

¿Cuál es el culpable principal del aumento de la cifra mágica? La inflación, que en junio del 2022 alcanzó su nivel más alto en 40 años: el 9.1%.

“No cabe duda de que los jubilados de hoy tienen un nivel adicional de estrés que no existía en los últimos 20 o 30 años”, afirma John Faircloth, asesor patrimonial privado y director de operaciones de Riverwalk Wealth Advisors de Northwestern Mutual en Tampa, Florida. 

“Cuando las personas se jubilan, surgen las típicas preocupaciones: ¿Tendré suficiente dinero, caerán los mercados en cuanto me jubile, sobreviviré más que mi dinero, etc.?”, dice. “Creo que la subida de precios en artículos cotidianos como la comida, la gasolina, los seguros, incluso el hogar y el automóvil, ha preocupado a muchas personas”.

Aunque la inflación se ha reducido, rondando el 3.5% en los últimos meses, el ciclo pandémico de subidas de precios fue una llamada de atención para muchas personas en el país, afirma Tom Chang, economista del comportamiento y profesor adjunto de Finanzas y Economía de Negocios en la Facultad de Negocios Marshall de la Universidad del Sur de California.

“Fuimos forzados a pensar en la inflación”, dice Chang, especialmente los adultos más jóvenes que pasaron la mayor parte de su vida en una época de precios estables. “La inflación se ha convertido en un rasgo mucho más destacado. Las personas piensan en la inflación y se dan cuenta de que tienen que ahorrar más”.

Impacto duradero

Incluso con el enfriamiento de la inflación, los precios al consumidor aumentaron casi un 20% desde principios del 2020 hasta principios del 2024. Es una cifra considerablemente inferior al crecimiento de la cifra mágica durante el mismo período, pero “esas cifras [de inflación] se acumulan sobre sí mismas”, afirma Faircloth.

Entretenimiento

Juegos de AARP

Juegos y rompecabezas gratis en línea, incluidos los clásicos de Atari

See more Entretenimiento offers >

“Cuando los precios suben, no suelen volver a bajar”, afirma. Como resultado, “el aumento del costo de vida durante la jubilación es una gran preocupación”.

Incluso un ligero cambio en la inflación puede suponer una gran diferencia en las necesidades de ahorro a largo plazo. Por ejemplo, si la inflación promedio es del 2% en los próximos 40 años, algo que hoy cuesta $100 costaría unos $220. Pero si la inflación es del 3% cada año, ese artículo costará unos $325.

“Si se contempla un horizonte temporal de 40 años, la diferencia del 1% de inflación significa que hay que ahorrar un 50% más”, afirma Chang.

Ese horizonte temporal forma parte cada vez más de los cálculos de jubilación de las personas. “Vivimos más años”, afirma Faircloth. “Si vas a estar más tiempo en ese período de jubilación, necesitarás más dinero”.

Casi 1 de cada 3 milénicos y miembros de la generación Z considera probable o muy probable vivir hasta los 100 años, en comparación con aproximadamente 1 de cada 5 boomers y miembros de la generación X, según el estudio de Northwestern Mutual. Al mismo tiempo, las generaciones más jóvenes planean jubilarse antes: a los 60 años para la generación Z y a los 64 años para la generación del milenio, frente a los 67 años para la generación X y 72 años para los boomers. Para cumplir esas expectativas, sus ahorros tendrán que ser mayores y durar más.

Quedarse corto

Dada la creciente diferencia entre los ahorros reales de las personas en Estados Unidos y lo que creen que necesitarán para una jubilación segura, no es de extrañar que muchos no confíen en poder ponerse al día. Según la encuesta de Northwestern Mutual, menos de la mitad de los boomers y miembros de la generación X que aún no se han jubilado creen que estarán preparados económicamente cuando lo hagan.

Cómo alcanzar la cifra mágica

Nunca es demasiado tarde para empezar a ahorrar para la jubilación, pero cuanto antes se empiece, más grandes serán los ahorros que se puedan acumular gracias a la capitalización de los rendimientos a lo largo del tiempo. A continuación se indica cuánto tendrías que aportar cada mes en una cuenta de jubilación, a partir de diferentes edades, para alcanzar la “cifra mágica” de $1.46 millones a los 65 años, según el Progress & Planning Study del 2024 de Northwestern Mutual. Las cifras se basan en un rendimiento promedio del 7% calculado diariamente.

A partir de los 20 años: $382 al mes

30 años: $805 al mes

40 años: $1,792 al mes

50 años: $4,586 al mes

La generación X, cuyos miembros de más edad se acercan a los 60 años, parece especialmente preocupada, pues afirma en mayor número que los boomers que no sabe cuánto dinero necesitará para jubilarse cómodamente ni cómo hacer frente a los gastos de atención médica y de cuidados a largo plazo a medida que envejece.

“Esas cifras me dicen que hay mucha ansiedad”, afirma Faircloth.

A este malestar se suma la incertidumbre sobre el futuro del Seguro Social, que proporciona más de la mitad de los ingresos a aproximadamente 2 de cada 5 beneficiarios mayores de 65 años, según la Administración del Seguro Social (SSA).

El último informe anual de los administradores del Seguro Social prevé que los fondos fiduciarios que pagan los beneficiarios se quedarán cortos para el 2035. Si el Congreso no toma medidas para fortalecer las finanzas del programa para entonces, esos beneficiarios solo recibirían alrededor del 83% de sus pagos previstos, lo que les haría depender más de los ahorros.

“Yo también pertenezco firmemente a la generación X. Llevan muchos años diciéndonos que no contemos con el Seguro Social, que el dinero se va a acabar. Y ahora las generaciones más jóvenes se preguntan qué pasará”, afirma Faircloth. “No saben lo que se les viene encima”.

Calmar la ansiedad

Aunque no llegues al millón y medio de ahorros, puede que no necesites tanto. Cada cual tiene su propia visión de “jubilarse cómodamente”, y esas imágenes tienen distintos precios. Sea cual sea tu objetivo, hay cosas que puedes hacer para acercarte a él y estresarte menos por tus perspectivas de jubilación.

Calcula tu propia cifra mágica

Decidir dónde y cómo quieres vivir en la jubilación influirá mucho a la hora de prever cuánto necesitarás. ¿Esperas viajar mucho? ¿Trabajarás a tiempo parcial durante un tiempo? ¿Es importante para ti dejar una herencia o ayudar a tus nietos a pagar la universidad? Calcula cuánto necesitarás para la jubilación que deseas y establece los pasos que pueden llevarte a ese objetivo.

“Realizar esa primera acción puede tener un impacto real en la confianza de una persona”, afirma Craig Copeland, director de investigación de beneficios patrimoniales del Employee Benefit Research Institute. “Averiguar cuál es tu objetivo y tu camino hacia él es lo que puede cambiarlo todo para los trabajadores que van a jubilarse”.

Ahorrar más con la edad

Los ingresos de las personas en Estados Unidos suelen ser más altos entre los 30 y los 50 años, según datos de la Oficina Federal de Estadísticas Laborales. Hacia el final de ese ciclo, puedes maximizar realmente tus ahorros aprovechando las contribuciones de recuperación.

El IRS establece límites sobre la cantidad que puedes aportar cada año a tu plan en el lugar de trabajo o cuenta de jubilación individual (IRA), pero es un sistema de dos niveles. Este año, si tienes menos de 50 años, las normas limitan las aportaciones a $23,000 a un plan 401(k) y a $7,000 a una cuenta IRA. A partir de los 50 años, puedes hacer aportaciones para ponerte al día, con lo que el máximo asciende a $30,500 para una cuenta 401(k) y a $8,000 para una cuenta IRA.

Y si tienes acceso a un plan en el lugar de trabajo que ofrece una aportación de la empresa, asegúrate de maximizar esa cantidad, dice Copeland.

Busca ingresos garantizados

La certeza de un cheque mensual de una pensión del empleador ha ayudado a muchos boomers a jubilarse con la confianza de que no se quedarán sin dinero. Con planes de “aportación definida” como los 401(k), ahora dominantes en el lugar de trabajo, es más probable que los futuros jubilados solo tengan el Seguro Social como fuente de ingresos garantizada, a menos que creen la suya propia.

Una opción es seguir trabajando, pero puede que no sea una opción atractiva o físicamente viable. Otra podría ser una anualidad, un producto de seguro que, en su forma más básica, convierte un pago inicial en una renta mensual de por vida que no está vinculada a inversiones.

“Una anualidad resuelve muchos de esos problemas”, afirma Faircloth. “Si los mercados bajan, aún puedes cubrir tus gastos de alimentación. Te permite vivir tu vida independientemente de lo que haga la economía”.

Pero asegúrate de lo que recibes. Existen diferentes tipos de anualidades, con distintos niveles de complejidad, y algunos cobran comisiones elevadas. “Los hay malos y los hay realmente buenos”, afirma Faircloth. Investiga y, si es posible, pide consejos a un asesor financiero de confianza antes de comprar.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?