Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

5 cosas que deberías saber sobre las anualidades

Los ingresos de por vida son atractivos, pero tienen un precio.

Papel recortado en forma de sombrilla con el letrero anualidades y debajo una figura humana y un billete de 100 dólares.

ALAMY

In English | Tener algunos ingresos de jubilación garantizados es muy atractivo en el mundo actual de incertidumbre financiera. Si sabes que tienes un cheque cada mes por el resto de tu vida, puedes preocuparte menos por la volatilidad de la bolsa o por agotar tus ahorros. Tal vez también tengas algunos ingresos regulares del Seguro Social, pero es posible que no cubran tus cuentas. Si no tienes la suerte de contar con una pensión, puedes considerar una anualidad para aumentar tu ingreso garantizado. Pero hay varios tipos de anualidades con una amplia gama de cargos, matices y propósitos. Algunas son más adecuadas que otras para el ingreso jubilatorio.

Estas son las cinco cosas que debes saber antes de comprar una anualidad.

1. Son simples... y complicadas

La anualidad básica es fácil de entender: con una anualidad inmediata de prima única, entregas una suma global a una compañía de seguros y recibirás una cantidad fija de ingresos garantizados de por vida, sin importar cuánto tiempo vivas. Los pagos se basan principalmente en tu edad, tu sexo y las tasas de interés cuando compras la anualidad. Por ejemplo, un hombre de 65 años que invierte $100,000 en una anualidad inmediata podría recibir unos $494 mensuales de por vida ($5,928 anuales). Una mujer de 65 años podría recibir unos $469 al mes ($5,628 al año). Los pagos son menores para las mujeres porque es probable que vivan más que los hombres. (Nota: estas cantidades son según información de mayo del 2020. Son solo ejemplos y es probable que las tasas cambien para el momento en que leas esto).

Las anualidades de ingresos “pueden ser útiles para los futuros jubilados que carecen de flujos significativos de ingresos de jubilación, como el Seguro Social o una pensión, o para aquellos cuya tolerancia al riesgo de mercado es lo bastante baja como para hacerles temer lo que históricamente ha sido la cobertura óptima de la inflación: las acciones”, explica Tim Maurer, planificador financiero certificado y director de Desarrollo de Asesores de Buckingham Wealth Partners.

No todas las anualidades son simples. Vienen en muchas variedades: variables, fijas, de índice fijo, inmediatas y diferidas. Las anualidades de ingresos proporcionan ingresos garantizados de por vida, ya sea ahora o en el futuro, mientras que otros tipos de anualidades ayudan a diferir los impuestos o proporcionan protección contra las pérdidas del mercado de valores. Para la mayoría de las personas, aparte del inversionista sofisticado y conocedor, estos otros tipos de anualidades pueden no ser adecuados para los ingresos de la jubilación. Las reglas, los cargos y el papel que pueden desempeñar en tu plan financiero pueden ser muy diferentes.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


2. Exigen un compromiso

Con una anualidad de ingresos, no puedes acceder a la suma global de nuevo después de entregarla a la compañía de seguros. Recibirás los mayores pagos mensuales con una anualidad de por vida solamente, la cual continúa pagándose durante tu vida, sin importar cuánto tiempo vivas. Pero hay dos factores importantes que debes considerar antes de elegir esta opción. Primero, los pagos se detienen cuando mueres, ya sea en dos años o en treinta. Si ese hombre de 65 años muere después del segundo año, solo habrá recibido $11,856 en pagos. Pero si vive hasta los 95 años, recibirá $177,840 en pagos. Y segundo, solo te cubre a ti. Si tu cónyuge te sobrevive, no recibirá nada.

El hombre de 65 años podría obtener una versión de la anualidad que garantice que los pagos continuarán durante al menos diez años, incluso si muere antes, a cambio de pagos más bajos. O bien podría obtener una anualidad conjunta que siga pagando mientras él o su cónyuge vivan, pero los pagos mensuales serían mucho menores: una pareja de 65 años que invierte $100,000 en una anualidad de vida conjunta recibiría $417 al mes durante toda su vida.

Dado que solo puedes acceder a ese dinero como un flujo de ingresos de por vida y no tienes la flexibilidad de hacer retiros adicionales, ten cuidado antes de atar demasiado de tus ahorros en una anualidad de ingresos. Es importante mantener otro dinero a mano para emergencias y otros gastos.

Además, el pago fijo de la anualidad perderá poder adquisitivo con el tiempo. Algunas compañías ofrecen anualidades que ajustan los pagos por inflación, pero esos pagos son mucho más bajos en un comienzo. En cambio, puedes invertir el resto de tu dinero a largo plazo para seguirle el ritmo a la inflación.

Una estrategia para decidir cuánto invertir en una anualidad inmediata es sumar los gastos regulares de la jubilación, luego restar las fuentes de ingresos garantizados que ya tienes (como el Seguro Social y cualquier pensión) y considerar la compra de una anualidad inmediata para cubrir la brecha en todo o en parte.

Debido a los bajos tipos de interés de hoy en día, los pagos de las anualidades de ingresos adquiridas ahora son más bajos que en el pasado. “Aunque se puede evitar el riesgo del mercado con anualidades fijas, se está aceptando el riesgo de la tasa de interés”, explica Maurer.

Por esta razón, algunas personas consideran la posibilidad de escalonar las anualidades, invirtiendo una parte del dinero en una anualidad ahora, y comprando después otra parte, que pagará cantidades más altas de ingresos. Esta estrategia se basa en dos factores: primero, los pagos serán más altos cuando seas mayor. Por ejemplo, un hombre de 65 años que invierte $50,000 en una anualidad inmediata podría recibir unos $247 mensuales de por vida; un hombre de 70 años que invierte $50,000 podría recibir $286 al mes, en parte porque su expectativa de vida es más corta. Y segundo, podrías obtener aún más si las tasas de interés suben para entonces. Sin embargo, el escalonamiento puede resultar complejo para muchos, por lo que tal vez quieras hablar con un asesor antes de tomar una decisión.

Otro tipo de anualidad de ingresos —la anualidad de ingresos diferidos— permite invertir una suma global ahora, pero los pagos no comienzan hasta más adelante. Si todavía vives para entonces, recibirás mucho más cada mes. Por ejemplo, si el hombre de 65 años invierte $100,000 en una anualidad de ingresos diferidos que se paga a partir de los 80 años, recibirá $1,640 al mes. Pero si fallece antes, no recibirá nada. Podría obtener una versión que garantice que él o sus herederos recibirán al menos tanto como lo que invirtió, a cambio de pagos más bajos, de $1,270 al mes.

3. Tienes que saber lo que quieres

Las anualidades de ingresos proporcionan ingresos garantizados de por vida. Pero existen otros tipos de anualidades que son mucho más complicadas y potencialmente mucho más costosas (consulta la siguiente sección). La mayoría de ellas pueden ser más apropiadas para inversionistas sofisticados. Entre estos tipos de anualidades se encuentran:

  • las anualidades fijas diferidas, que pueden ofrecer el pago de una tasa de rendimiento garantizada sobre tu inversión por un periodo determinado, y los impuestos sobre la cantidad que ganes por encima de lo que invertiste inicialmente se difieren hasta que hagas retiros; y
  • las anualidades variables, que permiten invertir en cuentas similares a los fondos mutuos de inversión y el dinero también crece con impuestos diferidos. Sin embargo, una anualidad variable normal también te expone al riesgo de que tus inversiones pierdan valor. Estas anualidades son más un vehículo de inversión con beneficios fiscales que una forma de obtener ingresos de jubilación garantizados.

Por un cargo adicional, puedes agregar una cláusula de ingresos a una anualidad variable que garantiza que recibirás al menos un ingreso mínimo por el resto de tu vida, sin importar lo que suceda con tus inversiones.

Las cláusulas de ingresos son complejas. Por ejemplo, una cláusula adicional de ingresos puede garantizar que la cantidad en la que se basan tus retiros aumente en un 5% al año, o congelar el punto máximo que han alcanzado tus inversiones, incluso si el valor cae más adelante. Puedes entonces retirar hasta el 5% de esa cantidad cada año durante toda tu vida, sin importar lo que realmente ocurra con las inversiones. Pero si retiras todo tu dinero de una anualidad variable con garantía de ingresos, solo recibirás el valor real de la inversión, no la base de beneficios más alta de la garantía.

Estas anualidades son más atractivas para las personas que quieren (y pueden permitirse) arriesgar parte de su dinero en el mercado de valores, pero que planean jubilarse dentro de tres a cinco años y les preocupa que haya una desaceleración en los primeros años de su jubilación. “Si los primeros cinco años son malos, es muy difícil recuperarse”, explica Mark Cortazzo, un planificador financiero certificado y fundador de MACRO Consulting Group en Parsippany, Nueva Jersey, que ayuda a las personas a comparar anualidades variables y otras opciones de inversión.

  • Las anualidades de índice fijo te permiten beneficiarte de una parte de las ganancias de un índice bursátil, pero protegen tu inversión si el índice se reduce. Típicamente, atan el rendimiento a un índice, como el S&P 500, pero no proporcionan dividendos. Si las inversiones crecen, por lo general solo obtendrás una parte de ese aumento, como el 80% del aumento de precios del índice, o un aumento porcentual máximo, como el 6%, incluso si el índice aumenta mucho más. Pero la cantidad que inviertas puede estar garantizada para que no pierdas dinero.

dynamic a logo mark for a a r p

Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


4. La seguridad tiene un costo

Los cargos de las anualidades de ingresos se incluyen en los pagos, y la seguridad tiene un costo porque no se puede acceder al capital en una suma global una vez que lo entregas a la compañía de seguros.

Los cargos de las anualidades variables se detallan en el prospecto, y si bien pueden tener ventajas, pueden resultar costosos en comparación con otros tipos de inversiones. Los cargos promedio de las anualidades variables sin características adicionales fueron del 2.211% en el 2019, según Morningstar. Si agregas una cláusula adicional de ingresos, el costo promedio es del 3.2%, lo que puede ser hasta dos o tres veces lo que podría pagar una persona que invierte en un plan 401(k).

Sin embargo, algunas compañías ofrecen anualidades de menor costo, como una que cobra solo el 0.25% para inversiones iniciales de $10,000 o más (o el 0.10% para contratos de $1 millón o más) y no tiene cargos de rescate, pero no incluye una garantía de ingresos. Si te interesa este tipo de inversión, vale la pena buscar la mejor oferta.

Las anualidades de índice fijo no especifican los cargos por separado, sino que están incorporados en la estructura del producto. Por ejemplo, normalmente no recibes dividendos del índice y puede que solo recibas una parte de sus ganancias. “Su rendimiento es más parecido a los bonos que a las acciones”, explica Maurer.

Y ambos tipos de anualidades pueden tener cargos de rescate considerables si quieres retirar el dinero que invertiste en ellos durante los primeros años. Por ejemplo, normalmente tendrás que pagar un cargo por rescate del 7% si cobras la anualidad en los primeros siete años. Ese cargo disminuye gradualmente cada año que eres propietario de la inversión. “Algunas anualidades de índice fijo tienen cargos de rescate más largos y más altos”, advierte Patrick Carney, un planificador financiero certificado de Rodgers & Associates en Lancaster, Pensilvania.

5. Las empresas (y las personas) que venden la anualidad son importantes

Los pagos mensuales de las anualidades de ingresos (las que se describen al principio de este artículo) pueden variar mucho según la empresa, por lo que es conveniente trabajar con un corredor o asesor que trate con varias compañías de seguros y pueda mostrarte las mejores tarifas para tu edad y los tipos de pagos. Además, varios sitios web de comparación pueden proporcionar cotizaciones de precios de varias compañías de seguros para anualidades de ingresos inmediatos y diferidos.

Dado que esperas que los ingresos continúen por el resto de tu vida, busca una compañía de seguros con una calificación de solvencia financiera de A o mejor, recomienda Carney. Varios proveedores, incluidos Fitch, A.M. Best, Moody's y Standard & Poor's, califican la solidez financiera de las compañías de seguro. Sus calificaciones se pueden encontrar en internet.


¿Tienes preguntas sobre el Seguro Social? Visita aarp.org/SeguroSocial


Las anualidades variables no son tan fáciles de comparar. Las inversiones y los cargos pueden variar significativamente, y se complica mucho más cuando se analizan las cláusulas adicionales de beneficios de ingresos. Los cargos se basan en términos que pueden definirse de manera diferente en cada compañía. Las compañías también pueden diferir en cuanto a la forma de medir las ganancias de las inversiones y la frecuencia con que se llevan a cabo las mediciones.

Las anualidades de índice fijo pueden ser aún más complicadas. El rendimiento puede basarse en distintos índices y estar limitado por cálculos complejos de tasas de participación o límites. En todos los casos, si no comprendes exactamente lo que estás pagando, haz preguntas o considera otro tipo de inversión.

“Las anualidades han ofrecido históricamente algunas de las comisiones más altas para los vendedores”, advierte Maurer. En otras palabras, algunos asesores tienen todos los incentivos para venderte un producto, sin importar si es lo que mejor se adapta a tus necesidades. Es posible que solo recibas parte de la historia si trabajas con un vendedor que solo vende anualidades y no te explica las alternativas.

Por último, si ya tienes una anualidad y descubres que puede ser demasiado costosa o que no es la adecuada para ti, debes tener cuidado antes de cobrarla: podrías terminar con una gran factura de impuestos o cargos de rescate, y podrías perder una garantía de ingresos que tenías asegurada. Cerciórate de que entiendes el costo potencial y tus opciones antes de actuar.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO