Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Cómo mantenerte a salvo durante los desastres naturales

En casa o en la carretera, consejos que pueden mantenerte fuera de peligro cuando empeoran las condiciones climáticas.


spinner image Dos imágenes: un tornado acercándose a un vecindario y un hombre y un perro cayendo a través del hielo
BRENT HUMPHREYS (2)

 

Cuando se trataba del clima, sabíamos lo que iba a venir. En el sur del país hacía calor, el norte era más frío, y había estaciones secas y lluviosas. Sabíamos planear para cada situación de emergencia climática.

Pero las cosas han cambiado. Nadie en Texas esperaba la ola de frío que interrumpió el suministro de electricidad y ocasionó la muerte de más de 200 personas en febrero del 2021, cuando la mayoría murió de hipotermia. Tampoco los residentes de Tennessee estaban preparados para las inundaciones repentinas que arrasaron Nashville el pasado marzo, cobrando las vidas de seis personas y destruyendo varios hogares. Y los tornados que azotaron Kentucky y otros lugares el pasado diciembre son parte de una tendencia alarmante. En Estados Unidos se da un promedio de 145 tornados anuales, que pasan entre enero y marzo, pero cinco de las últimas seis temporadas han estado por encima del promedio, y el año pasado hubo 218 tornados en esos tres meses. 

Cuando cambia nuestro clima, una mayor cantidad de personas enfrenta condiciones meteorológicas extremas como nunca antes. Continúa leyendo para informarte sobre algunos peligros que surgen cuando encaramos fenómenos climáticos inesperados, y cómo protegerte.

spinner image Image Alt Attribute

Venta del Día de la Recordación - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

spinner image Un hombre y su perro se refugian de un tornado debajo de las escaleras del sótano
Steve Sanford

CRISIS: se aproxima un tornado

No todos los tornados se parecen al de El mago de Oz. Muchos no son siquiera visibles; pueden hallarse ocultos en la lluvia, la nubosidad o la oscuridad. Los siguientes son signos que revelan actividad tornádica oculta: remolinos de polvo o de escombros bajo nubes densas; lluvia y granizo seguidos de un cambio repentino de vientos fuertes; un estruendo que no se disipa como lo hacen los truenos. Por la noche, es posible que veas destellos azules, verdes o blancos cerca del suelo. Sin embargo, no son relámpagos, es el viento que azota el tendido eléctrico. Presta atención a todas las advertencias en el teléfono, la televisión o la radio.

Protégete

La mayor amenaza durante un tornado son los escombros (en especial el vidrio) que vuelan impulsados por vientos de más de 100 mph. En casa, evita las ventanas y refúgiate en habitaciones pequeñas ubicadas en el centro de la vivienda.  

  • Lo mejor es refugiarse en un sótano, pero cualquier lugar sin ventanas, donde puedas usar muebles sólidos, colchones y mantas gruesas para protegerte de los escombros, ofrece refugio.
  • Si estás en un vehículo, trata de alejarte de las nubes; si no es una opción, estaciona el vehículo fuera de los carriles de tráfico y busca refugio. Si tienes que permanecer en el auto debido a los escombros que vuelan en el viento, déjate puesto el cinturón de seguridad, mantén la cabeza por debajo de la ventana y cúbrete con lo que tengas al alcance. 
  • Si el tornado te sorprende a la intemperie y no tienes donde refugiarte, aléjate de los árboles y los vehículos, y túmbate boca abajo, en el lugar más bajo que puedas encontrar. Y si tienes un casco a la mano, bien sea de deportes, militar o de motocicleta, póntelo.

Prepárate 

Es posible que el servicio celular esté sobrecargado o inhabilitado durante una tormenta. Ten en casa una radio de baterías para no perderte las advertencias de tornado, sugiere Roger Edwards, meteorólogo principal del Centro de Predicción de Tormentas del Servicio Nacional de Meteorología.

spinner image AARP Membership Card

Venta del Día de la Recordación - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

spinner image Ilustración de una pareja empacando suministros para apagones eléctricos
Steve Sanford

CRISIS: no hay electricidad

Un apagón causado por una tormenta de nieve o hielo puede tornarse letal con rapidez debido a la hipotermia o a los errores peligrosos que cometen las personas cuando tratan de calentarse. “El frío hace que las personas olviden el sentido común, indica el jefe auxiliar de bomberos jubilado John Norman, que fue bombero durante casi 50 años, 27 de ellos en el Departamento de Bomberos de la ciudad de Nueva York. “He visto a las personas encender una fogata en la bañera y en barriles de metal sobre pisos de madera, que se incendian de inmediato”. Uno de los peligros más comunes es la acumulación de monóxido de carbono en las viviendas cuando las personas colocan los generadores de electricidad demasiado cerca de la casa, señala Norman. La alta concentración de este gas incoloro e inodoro es capaz de matar en cinco minutos. 

Antes de un apagón...

  • Prepara una caja de emergencia con linternas, baterías, suministros de primeros auxilios (incluidos los medicamentos recetados), mantas, agua y alimentos.  
  • Envuelve las tuberías de agua con aislamiento térmico para evitar que se congelen, y aprende a cerrar la válvula de la cañería principal en caso de que se rompa una tubería. 
  • Llena el tanque de gasolina. Las bombas de gasolina funcionan con electricidad.  
  • Revisa el funcionamiento de los detectores de humo y monóxido de carbono. Instálalos, si es necesario.

Durante el apagón… 

  • No uses el horno. Y nunca uses la estufa o el horno para calentar la casa. Esto presenta peligro de incendio o de acumulación de monóxido de carbono. 
  • Mantén los generadores lejos de la vivienda. Trata de ponerlos al menos a 20 pies de distancia, por seguridad. Nunca dejes un generador encendido en el garaje, incluso con la puerta abierta.  
  • Deja que al menos un grifo gotee, para mantener el agua en movimiento y evitar que se congele y rompa las tuberías. ​​​​
See more Salud y bienestar offers >
spinner image Ilustración de un hombre que huye de un incendio fuera de control en la chimenea
Steve Sanford

CRISIS: hay un incendio en la chimenea

Quizás suene como un tren de carga que ruge a través de la sala de estar, o como disparos, estallidos o chisporroteo. O es posible que no oigas nada en absoluto, a pesar de que arde un incendio dentro de tu chimenea. Sal afuera y mira hacia arriba; es probable que veas una extraña nube de humo denso y negro que sale de la casa. 

spinner image AARP Membership Card

Venta del Día de la Recordación - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Protégete

“Los incendios de chimenea de combustión lenta y de larga duración son capaces de generar más de 2,100 ºF de calor”, señala Russ Dimmitt, director educativo del Chimney Safety Institute of America (CSIA). Una vez que ha comenzado un incendio en la chimenea, resta poco que hacer aparte de salir de inmediato de la vivienda y llamar al departamento de bomberos. Sin embargo, hay medidas que te permiten evitar esta emergencia. 

Prepárate

  • Usa siempre madera bien curada. El humo menos caliente que genera la quema de madera húmeda se condensa en las paredes de la chimenea y deja un residuo alquitranado compuesto de sustancias químicas altamente inflamables.  
  • Mantén la madera seca. Incluso la madera bien curada que se deja bajo la lluvia puede tener un alto contenido de humedad. Verifica que esté bien seca con un medidor de humedad para madera (alrededor de $35).  
  • Usa el olfato. Si hueles humo mientras quemas madera o detectas olor a humo proveniente de la chimenea cuando no está en uso, algo no funciona bien. Haz que un deshollinador certificado por el CSIA inspeccione la chimenea todos los años.

CRISIS: alguien se cayó en el hielo

Si ves que alguien ha caído en un lago o un río congelado, no te apresures al rescate. Lo último que necesitas es convertirte en la víctima número dos, que es lo que sucederá si corres al hielo. En vez de ello, llama al 911. Luego:

Protégete

  • Forma un puente. Busca una rama larga u otro objeto que puedas tender a la víctima, o lanza algo que pueda usar como flotador, sugiere Jackie Lundstrom, del Departamento de Caza y Pesca de Dakota del Norte. Si no queda otro remedio, haz que todos se quiten los abrigos y ata las mangas para formar una cuerda improvisada. 
  • Si caes al agua, nada. No trates de salir del agua de manera vertical, como lo harías en una piscina. Patalea para poner el cuerpo en dirección horizontal y súbete al hielo del mismo modo que lo hacen las focas, dice Giesbrecht.

Prepárate

Nunca te aventures en el hielo a menos que estés seguro de que tiene más de 4 o 5 pulgadas de espesor. Incluso cuando creas que tiene el suficiente espesor para aguantar tu peso, prepárate y ten un plan sobre lo que harás si te caes, dice Giesbrecht.

CRISIS: quedaste atrapado en una inundación 

Las principales razones por las que las personas se ahogan en las inundaciones son al conducir en las aguas crecidas y caminar en las crecidas o cerca de ellas.  Este es el motivo: una corriente de agua de seis pulgadas de profundidad es suficiente para tumbar a una persona; basta una corriente de agua de 12 pulgadas para mover un vehículo; y un vehículo puede flotar en 2 pies de agua estancada. Si el tubo de escape se sumerge, el automóvil se apagará. Si la batería se sumerge, dejará de funcionar después de 10 o 15 minutos.  

Además, es muy difícil calcular la profundidad del agua, en especial de noche. “No importa el tamaño y el peso del vehículo, cuando el agua sube a más de la mitad de los neumáticos, quedas vulnerable", indica Michael Berna, un entrenador de rescate en aguas rápidas de Rescue 3 International, radicado en Maryland. “He visto camiones de bomberos salir flotando”.

Si te encuentras ante una carretera sumergida, no corras el riesgo de aventurarte. En cambio:

Protégete

  • Encuentra terreno elevado. Permanecer en terreno alto debería ser siempre la primera opción. 
  • Si el vehículo comienza a inundarse, Berna aconseja que salgas por la ventana y te subas al techo. Si no puedes hacer eso, permanece en el vehículo tanto tiempo como sea posible. Notifica al 911 tu ubicación y la descripción del vehículo. Baja las ventanas varias pulgadas mientras todavía funciona la batería, esto facilitará a los servicios de emergencia romper la ventana, si es necesario. 
  • Si el automóvil comienza a flotar, o si el agua llena su interior, es hora de salir y nadar lo mejor que puedas para ponerte a salvo (este es el último recurso y la mejor razón para que ni se te ocurra aventurarte en una inundación). ​​​​​

Jeff Csatari es el autor de   Your Best Body at 40+ y otros libros. También ha escrito para Men's Health, Popular Mechanics y Men's Journal. 

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image AARP Membership Card

Venta del Día de la Recordación - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.