Skip to content

Vota: temas críticos como Medicare y el Seguro Social están en juego

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

¿Mejoran las siestas la memoria?

Una siesta corta al mediodía podría mejorar su sueño y su capacidad mental.

In English l "Se debe dormir en algún momento entre el almuerzo y la comida, y no a medias", escribió Winston Churchill. "Quítese la ropa y acuéstese en la cama. Eso es lo que yo siempre hago… Podrá lograr más. Es como tener dos días en uno —bueno, por lo menos uno y medio—".

Como Churchill, muchas personas son amantes de  las siestas. De hecho, es más probable que tomemos siestas a medida que envejecemos. Según encuestas, más de la mitad de las personas mayores de 75 años toman siestas por lo menos dos veces por semana.

Vea también: 6 fallos de la memoria normales.

La siesta proporciona beneficios cognitivos - mujer tomando una siseta en un sofá

Foto: Thomas Odulate/Getty Images

Tome una siesta. ¡Es bueno para la salud!

Eso pudiera parecer tan solo un simple placer. Pero hace décadas que los investigadores estudian las siestas para comprender su efecto en nosotros, desde la salud hasta los patrones de sueño nocturno, y varios estudios han señalado advertencias, incluso hubo uno que encontró una conexión entre los problemas de salud y tomar siestas. Nuevos resultados, sin embargo, traen buenas noticias, incluso una conexión entre las siestas y una mente más ágil.

Según Thomas J. Balkin, director de la división de la biología del comportamiento en el Walter Reed Army Institute of Research, para la mayoría de las personas es absolutamente saludable tomar siestas, y hasta pueden realizar beneficios importantes. Aunque para sacarle ventaja a esos beneficios es importante saber cuándo y cuánto tiempo dormir.

Aprendizaje visual mejorado. "Normalmente durante el día, el rendimiento en las pruebas de aprendizaje visual de las personas se deteriora", dice Elizabeth McDevitt, investigadora en la University of California, Riverside, que está continuando su doctorado en el estudio del sueño.

"Hemos encontrado que cuando las personas toman siestas, su rendimiento no se deteriora y hasta muchas veces mejora después de una siesta".

Mejoría de la memoria. Durante las siestas, dice McDevitt, la mente aparenta consolidar lo aprendido. Ella sospecha que las siestas podrían ayudar a las personas mayores a contrarrestar la pérdida de memoria relacionada con la edad, aunque esta posibilidad todavía no se ha investigado.

Capacidad mejorada para la resolución de problemas. Personas tales como el personal militar o controladores de tránsito aéreo podrían beneficiarse de los procesos mentales más ágiles que proporcionan las siestas. Efectivamente, según un estudio realizado en NASA, una siesta de 40 minutos mejoró un 34 % el rendimiento en general de pilotos militares y astronautas y un 100 % el estado de alerta. Como beneficio adicional, investigaciones también indican que las siestas pueden mejorar la puntuación obtenida en pruebas de resolución creativa de problemas.

No es de extrañar que, según Businessweek, cada vez más compañías en la actualidad animen a sus empleados a tomar siestas. Además de gimnasios y salones de meditación, Google les ofrece a sus empleados "cápsulas para dormir" en donde pueden tomar siestas cortas. Zappos, una tienda en internet, proporciona habitaciones para tomar siestas con sofás clásicos. DeLoitte Consulting ofrece habitaciones para tomar siestas con no solo sofás cómodos sino también persianas de oscurecimiento.

Siguiente: Tome siestas temprano y con frecuencia. »

Tome siestas temprano y con frecuencia

Además de aumentar la creatividad y productividad, investigaciones demuestran que los empleados que toman siestas podrían llenar sus "bancos de sueño" y estar preparados para aquellas ocasiones en las que no hayan dormido lo suficiente.

"Antes pensábamos que el sueño no se podía acumular", dice Balkin. "Pero nuestras últimas investigaciones demuestran que dormir un poco más al tomar siestas puede mejorar el estado de alerta y el rendimiento más tarde, cuando las personas pierden sueño". Balkin dice que ahora les recomienda a los soldados en el campo "tomar siestas temprano y con frecuencia" si se están preparando para llevar a cabo una misión.

Pero las siestas vespertinas, ¿le roban el sueño nocturno? Es una preocupación razonable, especialmente entre las personas de mayor edad, dado que la cantidad de sueño que necesitan las personas disminuye con la edad. "Si usted a sus treinta años necesitaba dormir ocho horas, al llegar a los sesenta posiblemente necesite y se sienta bien con solo seis horas y media de sueño", dice Timothy A. Roehrs, investigador del sueño en el Henry Ford Hospital en Detroit.

Pero aunque algunos resultados sí indican que las siestas pueden afectar el sueño nocturno, otros no encuentran ninguna conexión. En un estudio publicado en el 2011 en el Journal of the American Geriatric Society, investigadores del sueño en el Weill Cornell Medical College en White Plains, Nueva York, les pidieron a 22 personas mayores que tomaran una siesta diaria. Después de un mes, los voluntarios lograron aumentar el tiempo total que dormían sin comprometer la calidad de su sueño nocturno. Incluso, las siestas mejoraron su puntuación en varias pruebas de memoria y procesos mentales.

"Pienso que casi todos estamos de acuerdo de que es buena idea evitar tomar siestas poco tiempo antes de dormir; esto puede dificultar quedarse dormido por la noche", dice Roehrs. En general, la mejor hora para tomar siestas es entre 1 y 4 de la tarde, cuando el ritmo circadiano de 24 horas del cuerpo normalmente experimenta momentos de respiro que facilitan quedarse dormido.

Cuánto tiempo pasa durmiendo podría ser importante en cuanto a los beneficios que pueda obtener. Una siesta de 20 minutos puede ayudar a restablecer el estado de alerta y energía, dice McDevitt. Pero si desea mejorar su memoria y rendimiento a través de los beneficios que aportan las siestas, investigaciones indican que deberá experimentar el sueño con movimientos oculares rápidos (MOR). Para lograrlo, tendrá que tomar siestas de 60 minutos. Dormir mucho más tiempo no proporciona beneficios adicionales y podría hacerlo sentir aturdido. Este fenómeno, denominado "inercia del sueño" por los investigadores del sueño, ocurre porque los químicos cerebrales que le ayudan a mantenerse dormido durante la noche a pesar de los ladridos de perros y las sirenas necesitan tiempo para eliminarse.

"Mientras más tiempo dure la siesta, más probable es sufrir de la inercia del sueño", dice Michael V. Vitiello, profesor de psiquiatría y ciencias de comportamiento en la University of Washington. Si usted tiende a sentirse aturdido tras dormir una siesta, dice él, es prudente darse suficiente tiempo para despertarse completamente antes de conducir o hacer otras tareas que necesiten su concentración. Una taza de café con cafeína puede ayudarle a despejarse.

No es para todos

A pesar de estudios múltiples que han encontrado una conexión entre las siestas y los beneficios de salud, algunos resultados han señalado advertencias. Personas de mayor edad que toman siestas tienden a tener más problemas de salud que los que no toman siestas. Quizás eso no nos debe extrañar. Personas con problemas de salud también posiblemente tiendan a cansarse durante el día. Problemas tales como la depresión, la nicturia (la necesidad de levantarse a orinar durante la noche) y la apnea del sueño pueden impedir dormir bien por la noche.

Y las siestas pueden exacerbar el insomnio. Es absolutamente normal sentirse soñoliento por la tarde. Pero si se pasa la noche dando vueltas en la cama y se siente cansado por la mañana, dice Roehrs, tomar siestas posiblemente no sea la mejor idea. Incluso, uno de los tratamientos para el insomnio crónico es la restricción del sueño, en el que se pasa menos tiempo acostado en la cama para poder mejorar la calidad del sueño.

Sin embargo, casi todas las personas pueden tomar siestas sin problemas. Si no tiene la costumbre de tomar siestas, dice Vitiello, no tema probarlas. "Experimente con siestas de distintas duraciones. Si se siente más descansado, pues bien. Si no, quizás las siestas no sean para usted", dice Vitiello.

También le puede interesar:

La siesta perfecta debe durar 26 minutos.

Si las deudas no lo dejan dormir, calcule el saldo de sus tarjetas de crédito.

Recuerde visitar la página de inicio de AARP para encontrar ofertas, juegos, tips de salud, dinero y más.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO