Skip to content

Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

¿Puede Medicare ayudarlo a dejar de fumar?

Servicios de apoyo y orientación gratuitos pueden ayudarlo a abandonar el hábito.

In English | P. Estoy tratando de dejar de fumar. ¿Ofrece Medicare algún programa que pueda ayudarme?

R: Sí. Medicare ahora ofrece asesoramiento gratuito para ayudar a las personas a dejar el vicio de fumar.

Vea también: Todo sobre los planes de Medicare en el 2012

Manos rompiendo un cigarrillo - los beneficiarios de Medicare pueden ahora acceder a los beneficios para dejar de fumar

Fotografía de Getty Images

Deje el hábito de fumar antes de que afecte su salud.

En el pasado, Medicare cubría el asesoramiento para ayudar a dejar de fumar, pero sólo para aquellas personas que habían desarrollado problemas de salud por el uso del tabaco. Estas sesiones estaban sujetas al deducible anual de la Parte B y requerían un copago de un 20 %.

Pero por fin, con el nuevo beneficio, Medicare está tomando el toro por las astas: ahora es para las personas que no presentan síntomas de enfermedades causadas por el tabaquismo, pero que desean dejar de fumar antes de que se afecte su salud. Y no se requiere ningún copago ni deducible para recibir esta orientación, siempre y cuando usted consulte con un médico u otro profesional de la salud cualificado que acepte el pago aprobado por Medicare como su reembolso total.

Entre los 46 millones de estadounidenses que fuman, aproximadamente 5,5 millones son beneficiarios de Medicare, según el DHSS (Departamento de Salud y Servicios Humanos). Y, según un estudio reciente (en inglés) de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) (PDF) , más del 50 % de los fumadores mayores de 65 años de edad afirmaron querer dejar de fumar del todo.

El uso del tabaco es la causa principal de las enfermedades evitables, y se estima que provoca un quinto de las muertes en Estados Unidos cada año; para el 2015, le habrá costado a Medicare $800.000 millones durante un período de 20 años, según los cálculos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

La nueva cobertura permite hasta dos intentos de "dejar de fumar" por año, y cada intento incluye hasta cuatro sesiones de orientación —un total de ocho sesiones en cualquier período de 12 meses—. Por ejemplo, si su primera sesión es en marzo, y las próximas siete sesiones no le ayudan a dejar el vicio, usted puede intentar de nuevo en marzo del siguiente año y orientarse con siete sesiones adicionales durante los próximos 11 meses, y así sucesivamente.

¿Qué ocurre en estas sesiones? Los funcionarios de Medicare todavía no han publicado los detalles, pero recomiendan que los médicos sigan la metodología denominada "5 A" (en inglés), formulada por el Gobierno federal hace 11 años: averiguar cuáles son los hábitos de fumar de los pacientes; aconsejarles que dejen el vicio; apreciar o evaluar cuán dispuestos están a dejar dicho vicio; ayudarlos a intentar dejarlo; y acordar un plan de seguimiento.

Para ayudar en el proceso, es posible que los médicos receten uno de los siete medicamentos antitabaco actualmente aprobados por la FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos). Estos fármacos están cubiertos por el programa de medicamentos recetados de Medicare Parte D.

Según investigaciones, los medicamentos y el asesoramiento son eficaces para ayudar a las personas a dejar de fumar. "Pero logran la mayor efectividad cuando ambos se combinan", dice el doctor Michael C. Fiore, profesor de medicina y director del Center for Tobacco Research and Intervention (Centro para la Investigación e Intervención del Tabaco) de la University of Wisconsin. "Por eso es tan importante que Medicare esté cubriendo ahora las sesiones de orientación".

Siguiente: El riesgo de sufrir un ataque cardíaco disminuye en un 50 % en el transcurso de un año. >>

Se dice que la nicotina es más adictiva que la heroína, por eso dejar de fumar en seco es extremadamente difícil para muchos fumadores. Sin ayuda, menos de un 7 % lo logran; pero con el apoyo de los programas para dejar de fumar, las tasas del éxito se cuadriplican y más (PDF) (en inglés), según un informe de la American College of Physicians (ACP, Academia Estadounidense de Médicos).

"No importa por donde se mire, se necesita dedicación y mucho esfuerzo para dejar de fumar", dice Fiore, que describe la dependencia al tabaco como una enfermedad crónica. Ningún médico le diría que usted podría controlar la diabetes o la presión arterial alta simplemente a fuerza de voluntad, añade. "Del mismo modo, usted debe aprovechar todas las herramientas médicas —los fármacos y el asesoramiento— que puedan mejorar la probabilidad de dejar de fumar exitosamente".

¿Y los estadounidenses mayores que han fumado por 30, 40 o 50 años y piensan que es muy tarde para ellos, que el daño ya está hecho? De hecho, dice Fiore, según las investigaciones, dejar de fumar los beneficia particularmente, no sólo porque podrán subir las escaleras sin que les falte el aliento: "El riesgo de sufrir un ataque cardíaco disminuye en un 50 % en el año tras dejar de fumar. El riesgo de contraer cáncer dentro de los cinco años tras dejar de fumar empezará a aproximarse al de una persona que nunca ha fumado. Si deja de fumar a los 50 años, el riesgo de fallecer en los próximos 15 años se reduce a la mitad. Así que nunca es demasiado tarde para dejar de fumar".

El 17 de noviembre es el trigésimo sexto Gran Día de No Fumar (Great American Smokeout), un evento anual patrocinado por la American Cancer Society (Sociedad Americana del Cáncer) para animar a los fumadores a dejar de fumar por lo menos un día con la esperanza de que dejen de fumar por siempre. Para celebrar el evento, la Society for Vascular Surgery (Sociedad de Cirugía Vascular) publicó una lista (en inglés)de cambios que experimentarían los fumadores para el 19 de noviembre, sólo 48 horas tras dejar de fumar:

  • La presión arterial bajará.
  • La frecuencia del pulso disminuirá.
  • La temperatura corporal de las manos y los pies aumentará.
  • Los niveles de monóxido de carbono en la sangre se normalizarán.
  • El riesgo de sufrir un ataque cardíaco disminuirá.
  • Las terminaciones nerviosas empezarán a crecer de nuevo.
  • Se agudizan los sentidos del gusto y del olfato.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO