Skip to content

Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

¿Quiénes pagan el recargo de la Parte D por ingresos más altos?

Puede que la cobertura para medicamentos recetados de un plan provisto por un exempleador no lo exima.

In English | P. Me dijeron que tendré que pagar el recargo previsto para los beneficiarios de ingresos más altos de la Parte D. Pero yo compro mis medicamentos a través de beneficios jubilatorios que recibo de mi exempleador, no a través de Medicare. Si no estoy inscrito en la Parte D, ¿pueden hacerme pagar este recargo?

R. Tal vez sí, tal vez no. Dependerá del tipo de cobertura para medicamentos recetados que reciba de su exempleador.

Vea también: ¿Medigap se diferencia de Medicare Advantage?

Ahora, a los beneficiarios de Medicare con ingresos más altos se les exige pagar más por la cobertura para medicamentos recetados de la Parte D, así como pagar primas más altas por la Parte B.

El recargo de la Parte D comenzó a cobrarse el 1 de junio, tal cual lo establece una cláusula para el ahorro de costos de la nueva ley de reforma del sistema de salud, mientras que el recargo de la parte B ha estado en vigencia desde principios del 2007. En ambos casos, el recargo afecta sólo a aquellas personas cuyo ingreso bruto ajustado modificado (MAGI) registrado en su última declaración de impuestos supere los $85.000, si es soltero, o los $170.000 si está casado y ambos cónyuges presentan declaraciones conjuntas. (Para información sobre cómo funciona este sistema, vea la publicación “Medicare Premiums: Rules for Higher-Income Beneficiaries” (Primas de Medicare: Reglas para los beneficiarios de ingresos más altos), del Seguro Social.

Si usted es beneficiario de alguno de los planes para medicamentos habituales de la Parte D o de un plan de salud Medicare Advantage que incluya cobertura para medicamentos —en otras palabras, un plan que usted haya seleccionado del menú de planes de Medicare, que usted pague por su cuenta y que no tenga nada que ver con beneficios jubilatorios—, la cuestión es muy clara. Si su ingreso lo hace pasible de pagar el recargo, el importe correspondiente se sumará a la prima de su plan. En el 2011, el recargo oscila entre $12 y $69,10 mensuales, dependiendo de su nivel de ingreso ajustado.

Pero ¿qué hay si recibe cobertura para medicamentos recetados de un exempleador, como sucede en su caso? Es un problema que surgirá una y otra vez en relación con el nuevo recargo de la Parte D, porque millones de beneficiarios de Medicare reciben cobertura para medicamentos a través de planes provistos por exempleadores.

Según funcionarios de Medicare, “mucha gente cree que tiene [exclusivamente] cobertura para medicamentos provista por su exempleador, cuando en realidad, el empleador tiene un contrato firmado con un plan de la Parte D”. Eso significa que la gente no siempre sabe que está inscrita en un plan grupal de Medicare a cargo del empleador, donde regiría el recargo de la Parte D.

Siguiente: ¿Rige el recargo para el plan provisto por su exempleador? >>

Según funcionarios de Medicare, para saber si el recargo está vigente para el plan provisto por su exempleador, hay que tener en cuenta lo siguiente:

Si el plan de salud del exempleador recibe un subsidio del Gobierno para cubrir medicamentos, usted no será pasible de pagar del recargo de la Parte D.

Si el plan de salud de su exempleador tiene un contrato con Medicare para brindarle la cobertura de la Parte D —ya sea a través de un plan para medicamentos de la Parte D o de un plan de salud que incluya la cobertura de la Parte D— y sus ingresos están por encima del nivel especificado, usted será pasible del pago del recargo por ingresos más altos de la Parte D.

Si el plan provisto por su exempleador cubre sus primas de la Parte D, cuando lo considere pertinente, el empleador podrá optar por pagar también el recargo, pero no estará obligado a hacerlo. Tenga en cuenta que, en caso de que su exempleador decida pagar el recargo, usted seguirá siendo el responsable de verificar que el pago sea realizado todos los meses.

Funcionarios de Medicare dicen haber enviado un memorando a los planes de la Parte D para que estos “puedan suministrar información sobre el recargo de la Parte D a los empleadores, de modo que ellos puedan retransmitirla a sus empleados”. Así, si el plan provisto por su exempleador forma parte de la Parte D, usted podrá recibir detalles sobre el recargo directamente de su plan.

Mientras tanto, si recibe una carta del Seguro Social que diga que usted adeuda el recargo por ingresos más altos, llame a su plan (provisto por su exempleador) para consultarles si reciben algún subsidio del Gobierno para medicamentos o si tienen contrato con Medicare para que este programa le brinde cobertura de la Parte D, y, en caso de suceder esto último, si van a pagar el recargo por usted. Entonces sabrá si lo que dice el Seguro Social es o no correcto.

Por último, sepa que la exigencia de pagar el recargo por ingresos más altos de las Partes B y D dependerá de su última declaración de impuestos, la cual refleja sus ingresos del año previo. Si este año, su ingreso resulta sustancialmente menor que el que registró hace dos años, debido a ciertos “eventos que cambiaron su vida” —incluido el hecho de haberse jubilado—, podrá requerir una nueva estimación de su caso. Para más detalles, vea la publicación del Seguro Social citada previamente (en inglés).

Patricia Barry es redactora principal de AARP Bulletin.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO