Skip to content

Guías para el cuidado de una persona mayor: aprovecha estos recursos e información.

 

¿Puedes pagar los servicios de cuidado en el hogar?

Hay recursos disponibles para las familias que necesitan ayuda para cuidar de un ser querido.

Contratar servicios de cuidados en el hogar - Enfermera atiende a mujer mayor

Getty Images

La edad promedio para comprar un seguro de cuidados a largo plazo solía estar entre los 60 y 70 años.

In English | Planificar la atención en el hogar es muy similar al dicho chino sobre sembrar un árbol: el mejor momento fue hace 20 años y el segundo mejor momento es hoy.

Es probable que los adultos mayores que están decididos a permanecer en su propio hogar necesiten ayuda en algún momento —ya sea unas cuantas horas al día o en forma permanente— con la atención personal, las tareas del hogar y los servicios de enfermería. Y con 10,000 baby boomers que cumplirán 65 años cada día desde ahora hasta el 2030, la necesidad de cuidados en el hogar solo irá en aumento.

Quienes planifican con anticipación a veces compran pólizas de seguro con beneficios de cuidados en el hogar. Podría ser un seguro de cuidados a largo plazo o una póliza de seguro de vida con una cláusula adicional de cuidados a largo plazo, a veces llamada póliza híbrida.

Eso es, siempre y cuando puedan pagar esas pólizas de cobertura de cuidados a largo plazo. Según la información más reciente disponible de la American Association for Long-Term Care Insurance, el costo promedio de la póliza para una pareja en que ambos tienen 60 años es de casi $3,800 al año (costo total de la prima del 2012 ajustado al mercado del 2019).

Además, uno de cada cinco solicitantes menores de 60 años es rechazado, y la proporción aumenta con la edad, según los datos de la industria para el 2019 publicados por el mismo grupo.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Quienes no tienen una póliza de seguro de cuidados a largo plazo a menudo empiezan a depender de un familiar que los cuida sin recibir pago a cambio, pero con el tiempo muchos necesitan recurrir a la ayuda remunerada. Y eso también puede ser costoso: según una encuesta del 2019 (en inglés) de la compañía de pólizas de seguros Genworth, el costo nacional promedio de los servicios de auxiliares para cuidados en el hogar es de $4,385 al mes.

"Creo que es una crisis", dice Jennifer VanderVeen, presidenta de la National Academy of Elder Law Attorneys. "Los servicios confiables de cuidado de la salud a largo plazo no son tan fáciles de conseguir ni tan económicos como debería ser".

Cuando se paga del propio bolsillo

"En su mayoría, los clientes que tienen cuidados en el hogar los pagan de su bolsillo", dice el contador público Jerry Love, de Abilene, Texas, un conferencista que habla con frecuencia sobre el financiamiento de la jubilación y los cuidados a largo plazo para el American Institute of Certified Public Accountants.

Muchas personas preparan un presupuesto con la combinación de varias fuentes, entre ellas:

  • anualidades
  • inversiones y ahorros
  • pólizas de seguro de vida con cláusulas de dinero en efectivo o beneficios anticipados de fallecimiento que pueden usarse para cubrir gastos elegibles de cuidados en el hogar.
  • préstamos, como por ejemplo una hipoteca inversa o un préstamo sobre el valor neto de la vivienda

No olvides que usar la vivienda para conseguir dinero para los cuidados a largo plazo es arriesgado: se podría agotar el valor acumulado y la necesidad de cuidados podría continuar.

Busca información sobre las hipotecas revertidas (disponibles solo para personas de 62 años o más) para averiguar si son la solución adecuada. El primer paso para reunir los requisitos de una hipoteca revertida aprobada por el Gobierno es tener una sesión educativa con un asesor calificado que guíe al propietario a través del proceso y la lista de cargos.

Quizás también puedas ahorrar en los cuidados en el hogar al contratar a un auxiliar directamente, que tiende a ser más asequible que usar una agencia de atención domiciliaria. Pero ser empleador trae sus responsabilidades, advierte Love.

"En primer lugar, tienes que asegurarte de pagar al menos el salario mínimo", dice. "Y si la persona trabaja más de 40 horas a la semana, le debes pagar tiempo extra".

Ayuda del Gobierno

Si no tienes una póliza de seguro para cuidados a largo plazo y no puedes cubrir dichos gastos con tus recursos financieros existentes, puedes encontrar ayuda.

Comienza con la herramienta del Gobierno federal Eldercare Locator (localizador de ayuda para adultos mayores —en inglés), para ubicar la oficina local de la Agencia del Área sobre Envejecimiento.

Esas oficinas son "el primer lugar donde buscar", dice VanderVeen. "Tienen recursos sobre los cuidados en el hogar y son la puerta de entrada a Medicaid, que paga por los servicios en el hogar". También puedes consultar la herramienta BenefitsCheckUp (en inglés) del National Council on Aging (Consejo Nacional sobre el Envejecimiento) y ver para qué programas reúnes los requisitos.

Medicaid podría ofrecer ayuda para pagar las facturas de los cuidados en el hogar si la persona que los recibe tiene bajos ingresos o bienes limitados. Medicare también puede pagar los servicios de atención domiciliaria en algunas circunstancias, y el Departamento de Asuntos de Veteranos (VA) ofrece apoyo financiero para el cuidado en el hogar de los veteranos. Las personas que pagan por el cuidado también pueden calificar para una deducción de impuestos.

Medicare

Medicare Original puede cubrir el costo total de los cuidados de salud en el hogar que son médicamente necesarios, hasta un límite establecido, para aquellos beneficiarios que no pueden salir del hogar sin asistencia. Eso podría incluir:

  • cuidados de enfermería especializada
  • terapia ocupacional, física y del habla
  • Servicios de asistencia de salud personalizada en el hogar, si la persona también necesita terapia o enfermería especializada

Medicare Original solo cubrirá los cuidados de rutina en el hogar —ayuda con actividades diarias como bañarse y vestirse, y atención médica básica como verificar signos vitales y curar heridas— a tiempo parcial o de manera intermitente, y solo si un médico los solicita como parte de un plan de atención más amplio. No pagará cuidados en el hogar a tiempo completo ni servicios personales o de ama de casa si esa es la única ayuda necesaria.

No obstante, los planes Medicare Advantage (MA) —pólizas de seguro privado que tienen la misma cobertura de Medicare Original, pero pueden proveer beneficios adicionales— tienen la opción de ofrecer cobertura más amplia y a largo plazo de servicios de atención domiciliaria. Por ejemplo, un plan MA puede cubrir a un auxiliar de cuidado personal aun si la persona no necesita terapia o enfermería especializada. Si tu ser querido tiene MA, verifica con el proveedor del plan.

Medicaid

Medicaid, el programa conjunto federal y estatal, paga por cuidados en el hogar, por ciertos cuidados en centros residenciales y de vida asistida, y por cuidados en un hogar de ancianos. Más de la mitad de todos los gastos de Medicaid en los cuidados a largo plazo se destinan a servicios basados en el hogar y la comunidad.

Los servicios de atención domiciliaria están menos limitados con Medicaid que con Medicare, pero cada estado administra sus programas de diferente manera y la elegibilidad y los beneficios varían.

Programas de veteranos

Los veteranos que reúnen ciertos requisitos pueden calificar para uno de los varios programas del VA que ayudan a pagar los servicios de los cuidados en el hogar, como los beneficios Aid and Attendance o Housebound y los programas Veteran Directed CareHomemaker and Home Health Aide Care. Ponte en contacto con la oficina de beneficios del VA en tu área para obtener más información (enlaces en inglés).

Los impuestos

Si contratas personal y pagas por servicios de cuidados en el hogar por motivos médicos, podrías tener derecho a una deducción de impuestos federales tal como si tu ser querido estuviese en un hogar de ancianos, dice Love.

Un hijo adulto que se desempeña como cuidador de un padre puede recibir un beneficio tributario si declara al padre como su dependiente. El hijo adulto debe reunir ciertos requisitos, entre ellos, ser proveedor de más de la mitad del soporte financiero de la persona que recibe los cuidados.

Una opción poco conocida: PACE

Los programas PACE (Programs of All-Inclusive Care for the Elderly) son una iniciativa pequeña pero en crecimiento de Medicare y Medicaid destinada a mantener a los adultos mayores frágiles fuera de los hogares de ancianos. A mayo del 2019, se habían inscrito alrededor de 45,000 personas a través de más de 100 organizaciones que ofrecen programas PACE en 31 estados.

Entre otras cosas, PACE cubre cuidados en el hogar, atención diurna para adultos, chequeos, estadías en hospitales y hogares de ancianos, medicamentos recetados y cierto transporte con fines médicos. También puede pagar servicios de capacitación, apoyo y relevo para cuidadores familiares.

Las organizaciones locales de PACE trabajan con los proveedores médicos que conforman el equipo de atención médica del beneficiario. Si el equipo determina que tu ser querido necesita atención que Medicaid o Medicare no proporcionan, PACE aún puede cubrirlo.

Para ser elegible, la persona debe:

  • tener 55 años o más
  • tener certificación del estado de que necesita cuidados a nivel de un hogar de ancianos
  • vivir en un área donde haya una organización PACE
  • ser capaz de vivir de manera segura en la comunidad con la ayuda de PACE. Las personas con Medicare o Medicaid, o ambos, pueden ser aptos para este beneficio, aunque quienes solo tienen Medicare podrían tener que pagar una prima mensual. Quienes no tienen cobertura de Medicare o Medicaid pueden pagar PACE en forma privada.

Nota de redacción: este artículo, originalmente creado en el 2016, ha sido actualizado con información más reciente. Stephanie Mansfield contribuyó con informes adicionales.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO