Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

5 formas en que un seguro de vida permanente puede ayudar en la jubilación

Las distintas pólizas pueden aumentar tu seguridad financiera mientras vives y pagar beneficios cuando mueres.

spinner image Flotadores blancos y rojos de salvavidas sobre el mar
E+ / Getty Images

El motivo principal por el que se compra un seguro de vida es brindar un pago de dinero en efectivo a nuestros seres queridos cuando fallecemos. Pero la póliza correcta puede ofrecer mucho más que eso.

Hay dos tipos generales de seguro de vida: a término y permanente. El seguro de vida a término cuesta mucho menos, pero dura solamente un período de tiempo determinado —por ejemplo, 20 o 30 años— y solo brinda beneficios en caso de muerte. Es decir, si falleces durante la vigencia de la póliza, tus sobrevivientes cobran el dinero. 

spinner image Image Alt Attribute

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

El seguro de vida permanente —que incluye las versiones de vida completa y vida universal— continúa en vigencia durante toda la vida del titular y ofrece muchas características y opciones que pueden utilizarse estratégicamente para aumentar la seguridad en la jubilación mientras la persona está viva, y también ayudar a sus beneficiarios cuando muere.

Estos son algunos beneficios menos conocidos de las pólizas de seguro de vida permanente.

1. Puedes obtener dinero en efectivo ahora

A diferencia del seguro de vida a término, el seguro de vida permanente ofrece un componente de ahorro cuyo valor aumenta con el tiempo.

“Uno de los mayores beneficios del seguro de vida permanente es que, a medida que la póliza madura, el valor en efectivo crece, y ese dinero está fácilmente disponible para cualquier fin”, dice Lyndsey Monahan, consultora financiera colegiada y fundadora de la firma de planificación financiera Women Inspire Wealth, con sede en Dallas. 

Puedes pedir prestado contra el valor en efectivo de una póliza de seguro permanente —de hecho, te estás prestando dinero a ti mismo— o hacer un retiro que no estás obligado a reponer.

Considera la diferencia entre eso y pedir dinero en efectivo o un préstamo en un banco: tendrías que revelar muchos datos financieros y reunir los requisitos para que el banco apruebe la entrega de dinero. Eso no sucede cuando recurres al valor en efectivo de un seguro de vida. “No hacen muchas preguntas y no hay que completar ninguna solicitud”, dice Monahan. 

Pero acceder al valor en efectivo de tu póliza podría tener algunos posibles efectos negativos. Todo retiro o saldo de un préstamo que esté pendiente de pago al momento de tu fallecimiento reduce el monto del beneficio que reciben tus herederos. Además, si decides cancelar la póliza, puedes recibir el valor en efectivo acumulado, pero es posible que debas pagar un cargo, conocido como cargo de rescate. 

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

2. Puedes recibir ingresos jubilatorios continuos

Algunas pólizas de vida completa te permiten recibir un pago regular en vez de retirar dinero en una sola distribución. Ese flujo constante de dinero podría suplementar tus beneficios del Seguro Social u otros ingresos jubilatorios, y por lo general está exento de impuestos, siempre que los fondos que recibes no excedan las primas que has pagado por la póliza.

Entretenimiento

Juegos de AARP

Juegos y rompecabezas gratis en línea, incluidos los clásicos de Atari

See more Entretenimiento offers >

Pero debes tener presentes dos salvedades: primero, de acuerdo con las reglas del IRS, no todas las pólizas de seguro de vida permanente pueden ofrecer esta opción de ingreso continuo. “La forma en que está estructurada la póliza es importante”, dice Monahan. Pregúntale a tu agente si la póliza que estás considerando —o la que ya tienes— ofrece este beneficio.

Segundo, los pagos que recibes a lo largo del tiempo provienen del beneficio por fallecimiento. Supongamos que tienes una póliza de seguro de vida completa por $500,000 y tu hija es la única beneficiaria. Entonces, conviertes una porción del beneficio por fallecimiento en un pago mensual de $1,000 para ti. Si hicieras eso durante 10 años antes de morir, habrías reducido en $120,000 el valor en efectivo de tu póliza y tu hija recibiría $380,000.

3. El seguro puede cubrir el costo de la atención crítica o los cuidados a largo plazo

“Un error común es pensar que las pólizas de seguro son tal como han sido siempre”, dice Monahan. “En realidad, ha habido muchos cambios en la industria. Un seguro de vida híbrido también puede cubrir los cuidados a largo plazo. Se trata de productos relativamente nuevos”.

Las pólizas híbridas —un tipo de seguro de vida permanente— permiten que el titular convierta el valor en efectivo para pagar la atención en un hogar de ancianos o los servicios de enfermería especializada en su hogar. Eso puede ayudar a abordar una brecha financiera importante que enfrentan muchos jubilados.

Según la empresa proveedora de seguros Genworth, que realiza un seguimiento de los gastos en cuidados a largo plazo, (en inglés) la mediana del costo anual de vivir en un hogar de ancianos en el 2021 fue de $94,900 por una habitación semiprivada y $108,405 por una habitación privada. La empresa pronostica que, para el 2030, esos costos aumentarán a $123,823 y $141,444, respectivamente.

Alrededor de la mitad de los residentes de los hogares de ancianos están allí durante al menos un año, y más de 1 de cada 5 están casi cinco años, según la Health in Aging Foundation.

También puedes comprar un seguro de vida permanente con una cláusula de beneficio por fallecimiento acelerado. Con esta provisión, puedes recurrir al beneficio por fallecimiento “para pagar cualquier evento de vida terminal, crítico o crónico”, dice Rex Jackson, fiduciario de inversiones acreditado y fundador de IE Invests en Redlands, California.  

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

“Recibes el dinero 100% libre de impuestos”, dice, “sin tener que vaciar tu 401(k), recurrir a otros activos acumulados o vender una casa que estás tratando de conservar”.

4. Puedes retirar dividendos

Del mismo modo que quienes compran acciones preferidas pueden recibir el pago de dividendos, los titulares de pólizas de seguro de vida completa pueden recibir dividendos anuales. Por lo general, estas pólizas las venden las mutualidades de seguros, que son compañías propiedad de los titulares de las pólizas. 

Tienes muchas opciones para usar los dividendos. Puedes retirarlos en efectivo, aplicarlos a los pagos de la prima, reinvertirlos en la póliza para acumular valor en efectivo más rápidamente o asignarlos a la compra de cobertura adicional para dejarles un mayor beneficio por fallecimiento a tus seres queridos. 

5. Puedes obtener beneficios impositivos

El valor en efectivo de una póliza de vida permanente aumenta sobre la base de impuestos diferidos, y en la mayoría de los casos puedes acceder a ese dinero sin pagar impuestos.

El dinero que retiras en forma de préstamo de tu seguro de vida no paga impuestos mientras la póliza permanezca vigente. El dinero que retiras de la póliza, ya sea en una sola distribución o como flujo mensual de ingresos, tampoco paga impuestos, siempre y cuando la cantidad retirada sea menor que las primas totales que has pagado por la póliza. 

Además, los beneficiarios no pagan el impuesto a los ingresos por el dinero que reciben del seguro cuando tú mueres. 

Los dividendos que retiras de una póliza de vida completa también están libres de impuestos, siempre que, como dijimos, no excedan los pagos de prima efectuados. Según la ley impositiva, esos retiros no se consideran ingresos, sino un sobrepago de primas que se devuelve al titular de la póliza. No obstante, si los dividendos superan los pagos totales de las primas, la cantidad excedente está sujeta a impuestos.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.