Skip to content

Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

La medicina ‘boutique’, ¿es para usted?

Todo lo que necesita saber antes de asociarse.

In English l Salas de espera atestadas de pacientes, citas médicas totalmente asignadas, médicos demasiado agobiados para escuchar con tranquilidad a sus pacientes son el tipo de quejas que abundan cada vez que se habla sobre la asistencia médica.

Sin embargo, lo que puede resultar una gran sorpresa para muchos consumidores de la asistencia médica es que estas críticas son expresadas no solo por los pacientes, sino también por los médicos, y muchos están buscando una solución en una práctica médica personalizada que se denomina “medicina concierge”.

Vea también: 5 alimentos que refuerzan sus sistema inmunológico.

Médico habla con su paciente - atencion personal - medicina boutique.

Foto: Getty Images

¿Quiere usted tener un acceso ilimitado a su médico? Considere la medicina concierge.

En este tipo de práctica médica (también denominada medicina boutique, medicina basada en un anticipo de honorarios o cuidado directo), los médicos —principalmente los de atención primaria— reciben a menor cantidad de pacientes, de manera tal que puedan dedicarles más tiempo a aquellos que acuden a la consulta.

En lo que respecta a los pacientes, ellos abonan una cuota anual que suele oscilar entre varios cientos de dólares y quince mil dólares. Además de las citas de más duración, los otros beneficios que reciben los pacientes son un examen físico general en el año, esperas más cortas y, en muchos casos, acceso a la información de contacto del médico (número de su teléfono celular o dirección de correo electrónico), para que puedan comunicarse con él rápidamente.

La medicina concierge no es un sustituto del seguro de salud. El anticipo de honorarios, por más exorbitante que sea, no cubre las visitas a especialistas fuera del consultorio, la asistencia médica en salas de emergencia, la hospitalización, la cirugía mayor ni las pruebas diagnósticas de alta tecnología, tales como la tomografía computarizada (TAC) y la resonancia magnética (RM). Ni el seguro de salud privado ni Medicare reembolsan las cuotas, aunque las cuentas de ahorro para la salud de los pacientes pueden cubrir parte del costo.

La medicina concierge viene en casi tantos gustos como el helado. En algunos sistemas, los pacientes pagan una cuota anual y también abonan las visitas en consultorio; en otros, la cuota anual cubre toda la atención en consultorio. En lo que se denomina una práctica híbrida, el médico continúa viendo a todos los pacientes, pero se reserva algunas horas por día para aquellos que pagan un arancel adicional. Algunas prácticas son susceptibles de reembolso por parte del seguro; otras se exceden de la cobertura del seguro.

Los médicos que se pasan a la medicina concierge afirman que lo hacen porque se sienten frustrados con el constante incremento de los gastos generales y de los reembolsos cada vez menores o nulos. También comentan que la única manera de mantenerse a flote en estos días es viendo más pacientes y dedicándoles menos tiempo, lo que algunos médicos denominan “medicina de línea de ensamblaje”.

Los críticos de la medicina concierge manifiestan preocupación por el hecho de que si muchos médicos eligen este tipo de práctica médica, el resultado será una menor cantidad de médicos para poder consultar, por lo que los pacientes, en especial los de menores ingresos, tendrían cada vez más dificultad para encontrar un médico.

Algunos críticos también están preocupados por el impacto en la salud de los pacientes. “Sabemos que la medicina concierge funciona desde el punto de vista de la conveniencia”, comenta el cardiólogo Harlan Krumholz, profesor de Medicina en Yale University. “Sin embargo, no sabemos si es un buen modelo desde el punto de vista científico. Obtener más atención no significa, en realidad, obtener mejor atención”. Es posible que la atención concierge pueda conducir al tratamiento excesivo y a la realización excesiva de estudios, ninguno de los cuales beneficia al paciente.

Siguiente: ¿Debería considerar este tipo de atención médica? »

¿Debería usted considerar la atención médica concierge?

Evalúe su asistencia médica actual. Si a usted le gusta su médico, puede conseguir una cita cuando lo necesita y no siente que lo atienden en forma apresurada cuando está en el consultorio, no existe ninguna razón para cambiar a la práctica concierge y pagar dinero extra.

Considere su estado de salud. Si todo lo que usted necesita es una vacuna anual contra la gripe y una consulta por sus resfriados, la medicina concierge probablemente no se justifique. Sin embargo, si padece una afección crónica, tal como la diabetes o la enfermedad cardíaca, y consulta a varios especialistas además de su médico de atención primaria, la medicina concierge quizá pague mayores dividendos de salud en términos de coordinación de la asistencia y visitas más prolongadas y frecuentes.

Considere la ubicación. La mayoría de las prácticas están densamente concentradas en zonas urbanas, tales como Nueva York, Washington, Los Ángeles y Miami. Si no dispone de ningún sistema atención médica concierge en las proximidades, quizá no tenga sentido para usted.

Evalúe el costo. Pregúntese si el dinero que usted pague de su bolsillo le proporcionará un retorno en términos de una mejor relación con un médico y un mejor estado de salud.

Si, luego de sopesar estos factores, usted cree que un médico de práctica concierge podría tener sentido en su caso, asegúrese de obtener las respuestas a las siguientes preguntas antes de estampar su firma en algún acuerdo. Recuerde lo siguiente: no existe ninguna definición estándar de la atención concierge, por lo que antes de firmar debe tener bien en claro lo que recibirá por el dinero que abone.

Y quizá, lo más importante de todo, asegúrese de tener empatía con el médico. “Solicite una cita para entrevistar al médico”, recomienda David Fairchild, M.D., vicepresidente sénior de Integración Clínica en UMass Memorial Health Care y profesor de Medicina en UMass Medical School, en Worcester. “Esto le brinda una oportunidad para conversar sobre lo que usted espera de la relación. Por ejemplo, quizá a usted le interesen las terapias alternativas. El médico, ¿está de acuerdo en que vale la pena intentarlas? Vea cómo funciona la relación entre ustedes dos antes de asociarse”.

Para encontrar el nombre de algún médico que practique medicina concierge cerca de donde usted reside, llame a la American Academy of Private Physicians (Academia Estadounidense de Médicos Privados) al número gratuito 877-746-7301, o envíe su solicitud por correo electrónico, incluyendo código postal, a Shelly Banyay.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO