Skip to content

La respuesta depende de si tu cónyuge trabaja para una empresa pequeña o para una empresa grande.

Sin importar el tamaño de la empresa, no deberás pagar una multa por inscripción tardía si tienes cobertura médica a través del empleador actual de tu cónyuge y te inscribes en Medicare dentro de un plazo de ocho meses a partir del momento en que pierdes esa cobertura. Pero si la cobertura que recibes es a través de una empresa pequeña, es posible que tengas brechas en las que tú debas hacerte cargo de los gastos médicos si no te inscribes en Medicare a los 65 años.

Si la empresa de tu cónyuge tiene 20 empleados o más, debe ofrecer la misma cobertura de salud a los empleados y sus cónyuges de 65 años o más que la que ofrece a los trabajadores más jóvenes y sus cónyuges. Pero el empleador no puede exigir que tú o tu cónyuge se inscriban en Medicare a los 65 años.

El seguro de salud provisto por el empleador continuará pagando los gastos médicos primero, como pagador principal, y Medicare será el segundo pagador.

Aunque tengan cobertura de un empleador, muchas personas se inscriben en la Parte A de Medicare al cumplir los 65 años. No tienen que pagar primas si ellas o sus cónyuges han pagado los impuestos de Medicare durante 40 trimestres o más, el equivalente a 10 años de trabajo. Si tu derecho a recibir Medicare es a través de tu cónyuge, debes haberte casado al menos un año antes de solicitar la inscripción. Algunas personas retrasan la inscripción en la Parte A mientras trabajan para poder aportar a una cuenta de ahorros para gastos médicos (HSA), porque no puedes hacer nuevas contribuciones a una HSA una vez que te inscribes en la Parte A o la Parte B de Medicare.

Con frecuencia las personas demoran la inscripción en la Parte B de Medicare para no tener que pagar dos primas, la de Medicare y la del seguro del empleador. En el 2023, la Parte B cuesta $164.90 al mes para la mayoría de las personas,  y el costo es más alto para quienes tienen ingresos elevados.

Cuando tu cónyuge se jubile, lo despidan o deje de trabajar para ese empleador, entonces tendrás derecho a un período especial de inscripción en Medicare. Puedes inscribirte en la Parte B en cualquier momento mientras tu cónyuge continúa trabajando, o hasta ocho meses después del fin de la cobertura laboral sin tener que pagar una multa por inscripción tardía.

Si la empresa de tu cónyuge tiene menos de 20 empleados, por lo general Medicare pasa a ser el pagador principal al cumplir los 65 años y la cobertura del empleador pasa a segundo lugar. Esto significa que Medicare paga tus gastos primero, y el plan del empleador paga solo los servicios que cubre y que no están cubiertos por Medicare. En este caso, si no te has inscrito en Medicare, la cobertura que recibirás del plan del empleador será prácticamente nula.

Si Medicare se convierte en el pagador principal, normalmente debes inscribirte durante tu período de inscripción inicial de siete meses, el cual comienza tres meses antes del mes en que cumples 65 años y termina tres meses después del mes de tu cumpleaños. En casos aislados, algunas pequeñas empresas continúan brindando cobertura principal después de los 65 años.

Verifica si el plan del empleador de tu cónyuge requiere que tú, como dependiente cubierto, te inscribas en Medicare al cumplir 65 años. Si el empleador dice que no necesitas inscribirte en Medicare, obtén la respuesta por escrito.

¿Debo inscribirme en Medicare si mi cónyuge tiene cobertura de jubilado?

Sí. Puedes demorar la inscripción en Medicare solo si tú o tu cónyuge tienen cobertura a través de un empleador actual. Aunque estés cubierto por el plan de seguro médico de jubilado de tu cónyuge, debes inscribirte en Medicare a más tardar ocho meses después de que tu cónyuge deje de trabajar; de lo contrario, es posible que cuando te inscribas en la Parte B debas pagar una multa por inscripción tardía de por vida.

Ese es también el caso si tu cónyuge continúa la cobertura de su empleador a través de la Ley Ómnibus Consolidada de Reconciliación Presupuestaria (COBRA, Consolidated Omnibus Budget Reconciliation Act) de 1985, una ley federal que requiere que las organizaciones con 20 o más empleados ofrezcan seguro de salud por hasta 18 meses (36, en algunos casos) a partir del momento en que el trabajador deja el empleo. COBRA no cuenta como empleo activo, por lo que debes inscribirte en Medicare durante tu período inicial de inscripción para evitar las multas por inscripción tardía. 

¿Necesito la Parte D si tengo cobertura de medicamentos a través de mi cónyuge?

No necesariamente. Las reglas para la cobertura de la Parte D de medicamentos recetados son diferentes. Mientras continúes recibiendo una cobertura “acreditable” para medicamentos recetados bajo el plan del empleador —independientemente de si tu cónyuge todavía trabaja o está jubilado—, no necesitas inscribirte en un plan de la Parte D.

“Cobertura acreditable” significa que Medicare considera que la cobertura es tan buena como la de la Parte D. Aquí se incluyen la cobertura de un empleador actual, de un empleador anterior o de otra fuente, como la cobertura sindical o militar de Tricare. Cada mes de septiembre, deberías recibir una notificación del proveedor del plan en la que te informa si Medicare considera que la cobertura es acreditable.

Si pierdes esta cobertura, tendrás un período especial de inscripción de dos meses para comprar un plan de la Parte D sin incurrir en ninguna multa por inscripción tardía.

Lo que debes tener en cuenta

Deberás considerar obtener tu propia cobertura si tu cónyuge con cobertura de salud a través del empleador cumple antes los 65 años. Si tu cónyuge es mayor que tú y se inscribe en Medicare en vez de continuar con el seguro del empleador, es posible que al ser tú el cónyuge más joven, pierdas la cobertura de salud privada. Si eso sucede, puede que debas buscar otras fuentes de cobertura hasta que cumplas 65 años y reúnas los requisitos para inscribirse en Medicare.

Si pierdes la cobertura del empleador porque tu cónyuge se inscribe en Medicare, una opción es continuar la cobertura del empleador a través de COBRA, que puede extenderse hasta 36 meses. Otras opciones son comprar un plan privado a través del mercado federal de salud de la Ley del Cuidado de la Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, ACA) o en el mercado de salud de un estado que ofrezca esa opción.

Actualizado el 2 de febrero de 2023