Skip to content
 

Lo que debes saber sobre la discriminación por edad

Datos importantes que debes saber de este acto ilegal.

Ilustración de ejecutivos corriendo y una mujer que no puede saltar

ISTOCK

Mantente al día en el lugar de trabajo al informarte sobre la discriminación por edad.

In English | La discriminación por edad es real. Dos de cada tres trabajadores entre las edades de 45 y 74 dicen haber visto o experimentado discriminación por edad en el trabajo, y los mayores de 35 que buscan empleo lo citan como el principal obstáculo para ser contratados. Y si trabajas en las industrias de alta tecnología o entretenimiento, tus posibilidades de sufrir discriminación por edad son aún mayores.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


10 datos sobre la discriminación por edad

Si bien la Ley contra la Discriminación por Edad en el Empleo, de 1967 (ADEA), hace que sea ilegal discriminar a los trabajadores de 40 años o más, las reglas exactas y cómo se interpretan no siempre son tan claras para los trabajadores. Aquí hay 10 datos importantes que debes saber sobre la discriminación por edad:

  1. La discriminación por edad es ilegal en cualquier etapa del empleo, incluso durante la contratación, ascensos, aumentos y cesantías. La ley también prohíbe el acoso en el lugar de trabajo, por parte de compañeros de trabajo, supervisores o clientes, debido a la edad. La ADEA se aplica a los empleadores que tienen al menos 20 empleados; algunos estados tienen protecciones más fuertes. También están prohibidas las edades obligatorias de jubilación, pero hay algunas excepciones, como los pilotos de líneas aéreas y los trabajadores de seguridad pública.
  2. Actualmente, en la mayoria de los casos, es legal que los empleadores y posibles empleadores pregunten tu edad y la fecha de tu graduación. AARP está trabajando para fortalecer las protecciones contra esta línea de preguntas. Puedes optar por eliminar esta información de identificación de tu perfil de LinkedIn o tratar de desviar la pregunta en una entrevista, pero no hay nada que impida que un posible empleador pregunte.
  3. Un fallo de la Corte Suprema de EE.UU. en el 2009 hizo más difícil que los trabajadores de más edad que han experimentado y comprobado una discriminación por edad prevalezcan en la corte. El tribunal dijo que los demandantes deben satisfacer una mayor carga de la prueba para los casos de discriminación por edad que para otros tipos de discriminación. En otras palabras, la Corte Suprema retrocedió y envió un mensaje a los empleadores de que cierta cantidad de discriminación demostrada está legalmente permitida.
  4. La mayoría de los estadounidenses de 50 años o más —9 de cada 10, según una investigación de AARP— dicen que quieren que el Congreso apruebe leyes más estrictas para evitar la discriminación por edad en el trabajo.
  5. La mayoría de las personas creen que la discriminación por edad comienza cuando los trabajadores alcanzan sus 50, según una investigación de AARP de trabajadores entre las edades de 45 y 74. Aun así, el 22% creen que comienza incluso antes, cuando los trabajadores llegan a los 30 y 40 años. Y el 17% dicen que creen que comienza a los 60 años.
  6. También hay una diferencia de género en la percepción de la discriminación por edad: mientras que el 72% de las mujeres de entre 45 y 74 años piensan que las personas enfrentan discriminación por edad en el trabajo, solo el 57% de los hombres del mismo grupo de edad lo dicen.
  7. Entre los trabajadores mayores encuestados por AARP, escuchar comentarios negativos sbre la edad de un compañero de trabajo es el tipo más común de discriminación por edad que experimentaron, con un 21% de los encuestados que lo citan. Un 18% adicional dicen que se les pidió información relacionada con la edad, como las fechas de graduación en una solicitud de empleo, y el 10% dice que no fueron contratados debido a su edad.
  8. Puedes tomar acción. Si crees que has sido discriminado, puedes presentar una acusación ante la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC) federal. También puedes trabajar con un abogado para presentar una demanda. Antes de tomar cualquiera de estos pasos, considera revisar el sistema de quejas de tu compañía, si es que tienes uno. Debes tener claro que presentar una demanda puede ser costoso y que no hay garantía de una victoria. Para ayudar a reforzar tu caso, asegúrate de mantener un registro cuidadoso de toda la supuesta discriminación.
  9. En el 2021, la EEOC recibió 12,965 acusaciones de discriminación por edad. La discriminación por edad constituye más de 1 de cada 5 de las acusaciones de discriminación recibidas por la EEOC. Esa es una gran disminución desde el máximo de 24,582 cargos en 2008, pero este descenso no significa que la discriminación por edad sea menos frecuente. La pandemia de COVID-19 provocó grandes cambios entre los trabajadores de todas las edades, especialmente entre los adultos mayores que pueden haber hecho una pausa en sus carreras en los últimos años.
  10. Contrario a los estereotipos, los trabajadores de 50 años o más se encuentran entre los miembros más comprometidos de la fuerza laboral, según un estudio de AARP. El 65% de los empleados de 55 años o más están "comprometidos", en comparación con el 58 al 60% de los empleados más jóvenes. También ofrecen a los empleadores menores tasas de rotación y mayores niveles de experiencia.

Nota del editor: Este artículo se ha actualizado con información reciente sobre las leyes estatales contra la discriminación por edad, datos más recientes de la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo de EE. UU. y datos recientes de AARP Research.

Kimberly Palmer escribe sobre trabajos y empleos. También es autora de los libros sobre finanzas personales “Smart Mom, Rich Mom: How to Build Wealth While Raising a Family” y “The Economy of You: Discover Your Inner Entrepreneur and Recession-Proof Your Life”.