Skip to content
 

¿Deberías comenzar a recibir beneficios del Seguro Social ahora o más tarde?

Dos expertos en finanzas presentan opiniones opuestas.

Tarjeta del Seguro Social con una balanza que sostiene un reloj en un extremo y al otro una bola de dinero

DIGITALVISION, ISTOCK / GETTY IMAGES

In English

Muchos expertos financieros —incluidos algunos de AARP— creen que si puedes permitírtelo, debes esperar hasta los 70 años para comenzar a recibir beneficios del Seguro Social. El argumento es simple: cada año que esperas pasada la edad plena de jubilación, tu cheque mensual será un 8% más grande, una tasa de retorno anual de la inversión que es difícil de igualar. Dado que las personas están viviendo más tiempo, según el argumento, es probable que el retraso optimice tus beneficios a lo largo de tu vida.

Pero otros especialistas en jubilación —incluidos algunos de AARP— señalan que, en algunos casos, es más sensato solicitar los beneficios antes. En realidad, la cuestión no siempre es clara. Para explorar la pregunta más a fondo, AARP les pidió a dos asesores financieros externos que discutan el caso.

Solicitar beneficios a la edad plena de jubilación.

— Kurt Czarnowski

El experto: Kurt Czarnowski, es asesor de planificación jubilatoria y exdirector regional de comunicaciones de la Administración del Seguro Social.

Si necesitas los cheques del Seguro Social para pagar el alquiler, comprar alimentos o cubrir gastos de salud, entonces la decisión es obvia: comienza a recibir beneficios cuando los necesites.

¿Y en el caso de tener cierto margen financiero? En la vida no hay garantías, y cuanto más temprano comiences a retirar un beneficio mensual, más temprano podrás usarlo para lo que quieras, dice Czarnowski. Y es posible que disfrutes más el dinero cuando eres más joven.

Además, tratar de predecir tu esperanza de vida no siempre es una buena estrategia. “En tu familia puede haber una longevidad excepcional, y sin embargo tú podrías sufrir un accidente mañana”, dice Czarnowski. Incluso tiene más sentido recibir beneficios a la edad plena de jubilación o antes si tienes problemas de salud que podrían reducir tu expectativa de vida.

En cuanto a los números, una ventaja de comenzar a recibir beneficios a los 66 o 67 años es que tu dinero se acumula durante un período más largo. Recién al cumplir 82 años y 6 meses llegarías al punto en que los beneficios totales que recibes del Seguro Social habrían sido más altos si hubieras esperado a los 70 para solicitarlos.

Y si estás casado, puedes coordinar los beneficios con tu cónyuge de modo de obtener algunas de las ventajas de postergar el reclamo. Si tú eres el cónyuge que gana menos, por ejemplo, puedes tomar tus beneficios a la edad plena de jubilación, recibir cheques mensuales y, más adelante, reclamar los beneficios más altos de tu cónyuge —que los solicitó más tarde— si tú lo sobrevives. Y si tienes hijos menores de 18 años, cada uno de ellos puede cobrar la mitad de tus beneficios cada año una vez que los solicites. (No obstante, la familia en su totalidad no puede cobrar más del 180% del beneficio jubilatorio del padre o de la madre a la edad plena de jubilación).

Por último, si decides recibir tus beneficios a la edad plena de jubilación, esa decisión no es irrevocable. “Si cambias de idea en los primeros 12 meses desde que comienzas tus beneficios, puedes devolver los beneficios que ya has recibido y comenzar de cero”, dice Czarnowski. Incluso después de ese límite de 12 meses, simplemente puedes suspender tus pagos de forma voluntaria y comenzar a hacer crecer tus beneficios a una tasa de dos tercios del 1% al mes, que equivale al 8% anual. 


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Esperar hasta los 70 años

— Elaine Floyd

La experta: Elaine Floyd, es directora de planificación vital y jubilatoria de Horsesmouth, una compañía de Nueva York que capacita a asesores financieros sobre estrategias para el Seguro Social y otros temas.

Ese 8% de aumento anual en los beneficios no es insignificante; tres o cuatro años de créditos anuales del 8% pueden significar muchos más cientos de dólares en beneficios cada mes. Eso puede hacer que tengas menos preocupaciones en tu edad avanzada. “Es un seguro de longevidad en caso de que vivas mucho tiempo”, dice Floyd.

El otro experto señala las ventajas de una estrategia de las parejas casadas sobre cuándo reclamar beneficios, pero es especialmente sensato que el cónyuge que gana más dinero espere a los 70 años. Por ejemplo, supongamos que un hombre cobra $2,600 por mes (o $31,200 al año) en beneficios del Seguro Social a la edad plena de jubilación, y su esposa recibe $1,800 por mes (o $21,600 al año), también a la edad plena de jubilación. Cuando él muere, su viuda puede reclamar un beneficio anual de sobreviviente de $31,200. Pero si él hubiera esperado a cumplir 70 años para reclamar sus beneficios, los beneficios anuales de sobreviviente serían de $41,184, aproximadamente $10,000 más por año.

En cuanto a la posibilidad de morir joven y perder tus beneficios, “en la planificación financiera generalmente es mejor apostar a vivir más tiempo en vez de apostar a morir antes”, dice Floyd.

Los datos la respaldan. A los 70 años, se anticipa que aproximadamente el 25% de los hombres vivirán hasta los 90 años o más. Para las mujeres, la proyección es que más del 35% llegarán a los 90. “Si bien las personas pueden querer inicialmente su dinero tan pronto como sea posible, a menudo cambian de idea una vez que analizan los números”, dice Floyd.

Finalmente, si decides esperar, pero tienes una emergencia o solo cambias de idea, siempre puedes cambiar los planes y presentar la solicitud para comenzar a recibir beneficios. Cualquier tiempo que esperes después de tu edad plena de jubilación afectará los números, incluso si reclamas tus beneficios antes de cumplir 70 años. “Los beneficios aumentan dos tercios del 1% por cada mes que demoras los pagos del Seguro Social”, dice Floyd.

 

Lynn Asinof es periodista de finanzas personales; estuvo 20 años en The Wall Street Journal y ha escrito para Money, Fortune y The Boston Globe.