Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

5 enfermedades que puedes contraer en un crucero (aparte de COVID)

Además, consejos para evitar enfermarte en alta mar y al tocar puerto.


spinner image Un salvavidas colgado de una pared

La preocupación sobre la propagación de la COVID-19 se ha extendido como una nube sobre la industria del turismo durante al menos tres años, pero con la aproximación del final de la emergencia de salud pública y un menú robusto de herramientas preventivas y tratamientos disponibles, muchos de esos temores se están desvaneciendo.

Una nueva encuesta de AARP (en inglés) indica que el 81% de los adultos mayores de 50 años que planean viajar en el 2023 creen que es seguro hacerlo, lo cual marca un aumento con relación al 77% del 2021. Y si bien este año el interés en los cruceros se ha reducido levemente en la población mayor de 50 años en comparación con el año pasado, una encuesta reciente de la AAA halló que, en general, el porcentaje de viajeros que están considerando unas vacaciones en crucero en el 2023 ha aumentado. 

spinner image Image Alt Attribute

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Sin embargo, el retorno a los cielos y a los mares no significa que la COVID-19 haya dejado de ser una amenaza.

“Los lugares cerrados con gran congregación de personas, donde estamos intercambiando el aire que exhalamos, siguen siendo preocupantes para mí”, dice el Dr. Wilbur Chen, médico especialista en enfermedades infecciosas en adultos y director de Travel Medicine Practice en la Universidad de Maryland, en Baltimore.

Esa preocupación tampoco se limita a la COVID-19. La gripe se propaga en forma similar, señala Chen.

Es importante observar, sin embargo, que desde el comienzo de la pandemia, muchas empresas de cruceros han invertido en mejores sistemas de circulación de aire con filtros HEPA de grado médico, dice la experta en viajes Pamela Kwiatkowski, cofundadora y directora de seguros de Goose Insurance Services en Vancouver, Columbia Británica. “Creo que esa es la primera medida que tomaron para mejorar el sistema de filtración de aire, que elimina casi todos los patógenos que circulan en el aire”, dice.

Aun así, son muchos los microbios que pueden estar al acecho en un barco concurrido. A continuación, encontrarás algunas de las enfermedades comunes que puedes contraer en un crucero y consejos para mantenerte sano en tu próxima escapada. 

1. Gripe y otras enfermedades respiratorias

La temporada de gripe se disparó temprano este año en Estados Unidos, junto con otra enfermedad respiratoria causada por el virus respiratorio sincitial (VRS), que puede ser especialmente peligrosa para los adultos mayores. Los casos de ambas se han reducido con respecto al pico del otoño, según indican datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), pero los virus que causan estas dos enfermedades todavía circulan en Estados Unidos y en otras partes del mundo.

“La influenza es complicada en los cruceros porque, obviamente, las personas en un barco —tanto los pasajeros como la tripulación— pueden provenir de distintas partes del mundo, y los índices de influenza específicos de tu país pueden no ser los mismos que en otros sitios”, dice el Dr. José Lucar, médico especialista en enfermedades infecciosas y profesor adjunto de Medicina en la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad George Washington, en Washington D.C.

De acuerdo con los CDC, la temporada de gripe en el hemisferio sur —que incluye partes de Sudamérica, partes de África y Australia, por ejemplo— normalmente se extiende desde abril hasta septiembre. En los trópicos, abarca todo el año.

Cómo evitar enfermarte: si todavía no te has vacunado contra la gripe, asegúrate de hacerlo al menos dos semanas antes de la salida del crucero, dice Lucar. Lo mismo se aplica al último refuerzo contra la COVID. En cuanto al VRS, aún no hay una vacuna, pero la Administración de Alimentos y Medicamentos podría aprobar una en un futuro próximo.

Algunos consejos más: si tienes un alto riesgo de sufrir complicaciones por la gripe, los CDC recomiendan que hables con tu médico sobre un tratamiento antiviral y prevención antes del viaje. No te olvides de las mascarillas de alta calidad, que pueden ayudar a reducir la propagación de las enfermedades respiratorias. Y asegúrate de hacer —y empacar— una lista de todos los medicamentos que tomas en caso de que llegues a necesitar asistencia médica en el barco.

“Eso les facilita las cosas a todos, de modo que si hay una emergencia, si no puedes expresarte bien, al menos puedes entregar una lista con la información”, dice Chen.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

2. Norovirus

Tal vez este sea el virus más conocido que puede estropear la diversión en un barco. El norovirus —que provoca diarrea, vómitos, náuseas y dolor estomacal— es el culpable de más del 90% de los brotes de enfermedades diarreicas en los cruceros, según los CDC. Dicho esto, los brotes de norovirus en los cruceros representan solo el 1% de todos los casos reportados.

Salud y bienestar

AARP® Prescription Discounts provided by Optum Rx®

Tarjeta gratis de descuento para medicamentos recetados que se puede usar en más de 66,000 farmacias en todo el país

See more Salud y bienestar offers >

“Esta infección es muy contagiosa”, dice Lucar. Además, el virus es un virus “robusto”, señala Chen. Puede sobrevivir períodos largos sobre las superficies y es resistente a los desinfectantes comunes.

Los espacios cerrados, los baños compartidos, las piscinas concurridas, las populares filas para las mesas de bufé y la rotación rápida de pasajeros dificultan el control de la propagación del virus una vez que está en el barco. “Es realmente el escenario perfecto para la transmisión de patógenos gastrointestinales muy contagiosos”, dice Lucar.

De acuerdo con la Cruise Lines International Association, el riesgo de contraer norovirus —confirmado por un laboratorio— durante un brote en un barco es de aproximadamente 1 en 5,500 cada año. La asociación, que dice ser la más grande del mundo de la industria de cruceros, menciona en su sitio web que los miembros de la tripulación aplican prácticas estrictas de desinfección y limpieza creadas con el programa de desinfección de embarcaciones (Vessel Sanitation Program) de los CDC. Los camarotes se limpian una vez al día, y otras áreas comunes, como los ascensores y las piscinas, varias veces al día.

A fines de febrero, más de 300 personas a bordo de un barco de Princess Cruises se enfermaron con síntomas de diarrea y vómitos, según los CDC, si bien la agencia no mencionó la causa de la enfermedad que afectó a 284 pasajeros y 34 tripulantes. El Ruby Princess intensificó los procedimientos de desinfección y limpieza a raíz del brote.

Los barcos también han visto casos de E. coli y salmonela, entre otros microorganismos. Uno que debe vigilarse es la bacteria Shigella, que los CDC señalan como la causante de brotes de trastornos gastrointestinales en los cruceros. Esta bacteria causa una infección llamada shigelosis (disentería bacilar), que puede ocasionar fiebre, dolor estomacal y diarrea, a veces prolongada o con sangre.

Típicamente, la infección se trata con antibióticos, dice Chen, pero los CDC recientemente publicaron una advertencia sobre la circulación en Estados Unidos de cepas resistentes a los antibióticos (en inglés). Chen no está al tanto de ningún brote de las variantes resistentes a los antibióticos en los cruceros, pero es algo que debe monitorearse. 

Cómo mantenerte sano: para evitar contagiarte de una enfermedad gastrointestinal en un crucero, asegúrate de lavarte las manos con agua y jabón antes de comer y después de ir al baño y tocar superficies con muchos contactos, como las manijas de las puertas y las barandillas de las escaleras. Los desinfectantes de manos no son muy eficaces contra el norovirus, señala Lucar.

Kwiatkowski, la experta en viajes, recomienda beber mucha agua para mantener el organismo funcionando en forma óptima. Pero aconseja que los pasajeros no beban el agua en los puertos, particularmente si son vulnerables a las enfermedades gastrointestinales.

“Lavarte las manos, limpiar el camarote, vigilar lo que comes y cuánto comes y asegurarte de permanecer hidratado harán mucho para prevenir estas enfermedades y evitar el contagio, incluso si están presentes en el barco”, dice.

Habla con un médico o un farmacéutico sobre los medicamentos que deberías llevar contigo, como loperamida (Imodium) para tratar la diarrea o dimenhidrinato (Dramamine, Gravol) para las náuseas. Si tu sistema inmunitario está comprometido, es posible que tu médico quiera recetarte algo antes del viaje.

3. Sarampión

Si bien no es tan común como una enfermedad respiratoria o gastrointestinal, el sarampión —al igual que la varicela y otras enfermedades prevenibles con vacunas— puede circular en los cruceros.

En el 2000, Estados Unidos declaró la eliminación del sarampión —un virus altamente contagioso que puede permanecer en el aire incluso horas después de que la persona infectada deja la habitación— gracias a un exitoso programa de vacunación. Pero todavía surgen casos en el país, y el virus es común en muchos otros países.

Si un pasajero o un miembro de la tripulación no vacunado o que no tiene las dosis suficientes de la vacuna contrae el virus y lo lleva al barco, otras personas vulnerables pueden enfermarse, explica Chen. (Un barco fue puesto en cuarentena frente a la costa de St. Lucia en el 2019 cuando se reportó la existencia de sarampión a bordo). Lo mismo se aplica a la varicela, causada también por un virus sumamente contagioso que puede circular entre personas no vacunadas. 

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Cómo mantenerte sano: para evitar estas y otras enfermedades prevenibles con la vacunación, asegúrate de estar al día con las vacunas de rutina antes de viajar. Dos dosis de la vacuna contra la varicela tienen una eficacia de más del 90% en la prevención de la enfermedad, y dos dosis de la vacuna MMR (sarampión, paperas y rubeola) tienen una eficacia de alrededor del 97% para evitar el sarampión.

4. Mareos

¿El movimiento del mar te hace sentir mal? El mareo por el movimiento, si bien no es contagioso ni está vinculado con ninguna infección, puede hacer que te sientas horrible. La buena noticia es que la mayoría de las personas se recuperan rápidamente y hay medicamentos que pueden ayudar.

El mareo por movimiento —que puede causar vértigo, náuseas y vómitos, ya sea que estés en un barco, en un auto o en una montaña rusa— ocurre cuando el movimiento que ves es diferente a lo que percibe el oído interno. Un dato interesante: los adultos mayores de 50 años son menos susceptibles que los adultos más jóvenes y los niños, observan los CDC.

Cómo mantenerte sano: si eres propenso a sufrir de mareos y náuseas cuando viajas, habla con tu médico antes del viaje sobre los medicamentos que pueden ayudar a combatir los síntomas. Los antihistamínicos recetados y de venta libre, como el dimenhidrinato (Dramamine), por ejemplo, son los que se usan con mayor frecuencia para tratar los mareos.

Sin embargo, los CDC dicen que los antihistamínicos pueden interactuar con otros medicamentos, y con frecuencia causan aletargamiento y reducen el nivel de alerta mental; los que no son sedantes parecen ser menos eficaces. El médico también podría recetarte o recomendarte un parche que puede ayudar a evitar las náuseas y los vómitos causados por el mareo por el movimiento.

Otro consejo: pídele a tu médico que examine la lista de medicamentos que estás tomando, puesto que píldoras comunes —como los analgésicos y los antidepresivos— pueden empeorar los mareos causados por el movimiento, según los CDC.

Otras cosas que pueden ayudar con los mareos:

  • Prueba a acostarte boca abajo, cerrar los ojos o mirar al horizonte.
  • Evita los niveles superiores del barco.
  • Mantente hidratado y limita el alcohol y la cafeína.
  • No fumes. Incluso dejar de fumar por poco tiempo reduce la susceptibilidad al mareo causado por el movimiento, dicen los CDC.
  • Distráete con música, respiración controlada o aromaterapia (prueba aromas de menta o lavanda). Chupar una pastilla favorita (algunos expertos recomiendan un caramelo duro de jengibre) también puede ayudar, dicen los CDC.
  • Si bien los CDC dicen que no hay datos científicos que respalden el efecto de la acupresión sobre los mareos causados por el movimiento, a algunas personas les da resultado. Puedes encontrar pulseras para los mareos causados por el movimiento en muchas farmacias.

5. Quemaduras y picaduras

Un consejo de Lucar y Chen: no olvides el protector solar cuando empaques para el crucero. Las quemaduras causadas por el sol pueden arruinar tu diversión y aumentar el riesgo de cáncer de piel

“Además, si estás viajando a sitios donde hay muchos insectos y mosquitos, asegúrate de usar repelente de insectos para no quedar cubierto de picaduras, porque también hay preocupación por la malaria, el dengue, la fiebre chikungunya, el Zika, ese tipo de cosas en los puertos del itinerario”, dice Chen.

Cómo mantenerte sano: elige un protector solar con factor de protección (SPF) de al menos 15, recomiendan los CDC, y asegúrate que el envase diga que “bloquea los rayos UVA y UVB” o es “de amplio espectro”.

En cuanto al repelente de insectos, busca un atomizador que esté registrado con la Agencia de Protección Ambiental (EPA). Y puedes combinarlo con el protector solar. Los CDC recomiendan aplicarse primero el protector solar y luego aplicar encima el repelente.

Para asegurar que tu viaje transcurra sin complicaciones, Kwiatkowski sugiere usar un agente de viajes experto en cruceros o contactar a la línea de cruceros para averiguar cuáles son sus protocolos de limpieza y qué resultados han tenido hasta ahora. “Ya sé que parece mucho trabajo”, dice, “pero viajar es una gran inversión, y lo que realmente quieres es viajar sin problemas”.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.