Skip to content
 

Guía de vacunas para adultos mayores

Refuerzo para las variantes ómicron: Respuestas a 9 preguntas sobre las últimas vacunas contra la COVID-19

Las nuevas vacunas bivalentes combaten tanto la cepa original del coronavirus como algunas de las últimas variantes.

Personas transitan por un aeropuerto donde se ve un letrero que dice vacunas contra la covid gratis

FREDERIC J. BROWN / GETTY IMAGES

In English

Casi dos años después de su debut, las vacunas contra la COVID-19 han recibido una actualización.

Las vacunas actualizadas de Moderna y de Pfizer-BioNTech, que están diseñadas para combatir mejor las subvariantes ómicron que actualmente circulan, recibieron el visto bueno de las autoridades de salud a principios de septiembre y ahora están disponibles en todo Estados Unidos.

Esto es lo que necesitas saber sobre los últimos refuerzos, como, por ejemplo, cuándo puedes recibir uno.

1. ¿Por qué necesitamos nuevas dosis de refuerzo?

Las vacunas contra la COVID-19 que se crearon en el 2020 han salvado millones de vidas en todo el mundo —más de 20 millones, según algunas estimaciones (en inglés)— y han ayudado a que un sinnúmero de personas no necesiten hospitalización. Sin embargo, el virus que las vacunas y refuerzos originales combaten ha cambiado en los últimos dos años y medio, y las últimas variantes del virus pueden evadir las defensas que esas vacunas proveen con más facilidad.


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


El objetivo de las vacunas de refuerzo actualizadas es “ayudar a restaurar la protección que ha disminuido desde la vacunación anterior” y “brindar protección más amplia contra las variantes más nuevas”, explicó la Dra. Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Los expertos predicen que las tasas de infección y transmisión podrían reducirse con la introducción de las vacunas de refuerzo actualizadas. También podrían disminuir los índices de hospitalización, que según los CDC han aumentado entre los adultos mayores desde abril del 2022. Los datos de los modelos muestran que el uso amplio de las nuevas vacunas de refuerzo a principios de este otoño podría evitar más de 100,000 hospitalizaciones. Algunas proyecciones dicen que el número podría ser aún más alto: se evitarían más de 745,000 hospitalizaciones.

“El objetivo principal continúa siendo la prevención de las hospitalizaciones y de enfermedades graves”, dice el Dr. William Schaffner, experto en vacunas y profesor de Medicina en el Centro Médico de Vanderbilt University.

Y estos refuerzos actualizados son clave para eso, agrega Namandjé N. Bumpus, científica principal de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA). Son “una herramienta muy importante para asegurar que continuemos esta trayectoria hacia una vida similar a la normal”, le dijo Bumpus a AARP.

2. ¿Cómo son diferentes las nuevas dosis de refuerzo?

Las vacunas de refuerzo actualizadas son llamadas vacunas bivalentes, lo que significa que no contienen una, sino dos series de instrucciones (ARNm) que le indican al cuerpo que produzca anticuerpos para combatir una infección por coronavirus.

Un componente ARNm proviene de la cepa original del coronavirus. Esto es “para proporcionar una respuesta inmunitaria que proteja ampliamente contra la COVID-19”, dice la FDA. El otro proviene de las variantes BA.4 y BA.5 de ómicron, que circularon ampliamente durante el verano y principios del otoño.

Sin embargo, esto no significa que las dosis de refuerzo actualizadas sean una vacuna doble. Contienen la misma cantidad de los antígenos que las vacunas originales.

Ahora que las nuevas vacunas están disponibles, las versiones anteriores ya no se usarán. (Al igual que no te aplicarías la vacuna contra la gripe del año pasado para la temporada de gripe de este año). Sin embargo, la serie primaria de las vacunas contra la COVID-19 de Pfizer y Moderna seguirá siendo la misma por ahora, lo que significa que las dos primeras dosis administradas a las personas que no han sido vacunadas solo contendrán componentes ARNm de la cepa original del coronavirus.

3. ¿Serán efectivas contra las nuevas subvariantes del virus que circulan?

Cuando se estaban fabricando las vacunas de refuerzo bivalentes, las subvariantes BA.4 y BA.5 de ómicron eran las mayores amenazas. BA.5 continúa dominando en Estados Unidos; es responsable de aproximadamente el 30% de los nuevos casos de COVID-19, según los CDC. Pero BA.4 está perdiendo fuerza, y otras subvariantes, como BQ.1, BQ.1.1 y BA.4.6, están ganando terreno rápidamente.

Una gran pregunta en la mente de muchos: ¿Estos nuevos refuerzos aún podrán resistir otras subvariantes de ómicron? En pocas palabras: sí, deberían poder hacerlo, dice Bumpus.

“Las subvariantes tienen diferencias, pero algunas similitudes. Por lo tanto, al usar estos refuerzos actualizados que se desarrollan para combatir ómicron, específicamente, esperamos que aún haya un alto nivel de protección contra las subvariantes emergentes”.

Ashish Jha, coordinador de respuesta contra la COVID-19 de la Casa Blanca, tuvo una respuesta similar: “Basado en todo lo que sabemos en este momento, creemos que las nuevas vacunas actualizadas contra la COVID deberían brindar un alto grado de protección contra la variante BQ.1.1 y otras subvariantes que surjan”, dijo a AARP.

Es muy importante pensar en el hecho de que estas vacunas actualizadas, debido a que  tienen un objetivo específico, ayudarán a actualizar nuestro sistema inmunitario y nos darán el aumento en la protección que necesitamos, especialmente cuando enfrentamos el invierno cuando más personas pasan tiempo en el interior. Por eso, exhorto a todos a recibir las dosis de refuerzo actualizadas y a comprender realmente el hecho de que mantenernos al día con nuestras vacunas es una parte clave para mantenernos tan saludables como podemos.

— Namandjé N. Bumpus, científica principal de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU.

4. ¿Quién puede recibir las nuevas dosis de refuerzo?

No importa cuántas vacunas te hayas administrado hasta este momento, ya sea ninguna, una o dos. Siempre y cuando hayas tenido la primera serie, puedes recibir un refuerzo actualizado de Moderna si tienes 6 años o más y si han pasado al menos dos meses desde la última dosis. La vacuna de Pfizer está aprobada para las personas completamente vacunadas de 5 años o más en el mismo plazo.

Sin embargo, esto no significa necesariamente que tengas que recibir el refuerzo cada dos meses de aquí en adelante. “En este momento, no sabemos cada cuánto tiempo se va a necesitar”, dice Schaffner, y agrega que mucho dependerá de la frecuencia con la que mute el virus y hasta qué punto.

La meta, dijeron las autoridades de salud, es ofrecer el refuerzo anualmente, como la vacuna contra la gripe. Sin embargo, si el virus “comienza a mutar agresivamente, podríamos tener que [recibir el refuerzo] con un poco más de frecuencia”, dice Schaffner. “Pero aún no se sabe”.

Hasta ahora, más de 31 millones de personas en Estados Unidos han recibido la nueva vacuna bivalente; alrededor de 1 de cada 5 adultos mayores se han vacunado, señaló Jha en una conferencia de prensa el 25 de octubre. “Eso es un buen comienzo”, dijo. “Por supuesto, no es suficiente”.

El Dr. Kenneth Koncilja, geriatra de Cleveland Clinic, recomienda que todos sus pacientes reciban el nuevo refuerzo. ¿El motivo? Vio más casos de COVID-19 en su hospital este verano en comparación con años pasados. “Y me preocupan el otoño y el invierno”, dijo, al señalar la época del año en que las enfermedades respiratorias aumentan.

La actividad gripal ya está aumentando en la mayoría de las regiones del país, según los últimos datos de vigilancia de los CDC. Los casos de virus respiratorio sincitial (VRS), que envía a más de 177,000 adultos mayores al hospital cada año, también están aumentando.

“Es muy importante pensar en el hecho de que estas vacunas actualizadas, debido a que tienen un objetivo específico, ayudarán a reforzar nuestro sistema inmunitario y nos darán el aumento en la protección que necesitamos, especialmente cuando pensamos en el invierno cuando hay más personas en lugares interiores”, dice Bumpus. “Por eso, exhorto a todos a recibir las dosis de refuerzo actualizadas y a comprender realmente el hecho de que mantenernos al día con nuestras vacunas es una parte clave para mantenernos tan saludables como podemos estar”.

5. Si recién tuve COVID, ¿debo esperar a recibir el refuerzo?

Si acabas de tener COVID-19 —y millones se infectaron este verano y otoño— habla con tu médico sobre el mejor momento para recibir tu próximo refuerzo. La reinfección es menos probable en las semanas o los meses después de la infección, según los CDC, así que si no tienes ningún riesgo subyacente y las tasas de infección no son particularmente altas en tu área, puede ser apropiado esperar un poco más (aproximadamente tres meses) para recibir tu refuerzo.

6. ¿Y la seguridad y la eficacia?

Los datos evaluados por la FDA y los CDC incluyeron resultados de ensayos clínicos que analizaron un refuerzo bivalente de COVID-19 ligeramente diferente: uno que incluyó la cepa original del coronavirus y la BA.1, la cual, al igual que la BA.4 y la BA.5, es una subvariante de ómicron. También se tomaron en cuenta los resultados de estudios con ratones que evaluaron la  seguridad y eficacia de la vacuna bivalente BA.4/5.

Cuando se trata de la eficacia, los refuerzos bivalentes contra la BA.1 generaron una respuesta inmunitaria más fuerte que las vacunas de primera generación, explicó en una conferencia de prensa del 6 de septiembre el Dr. Anthony Fauci, experto principal en enfermedades infecciosas. “Por eso, esperamos que las vacunas bivalentes actualizadas que contengan secuencias BA.4 y BA.5 ofrezcan una mejor protección contra las cepas que circulan actualmente que las vacunas originales”, agregó Fauci.

Además, en los estudios bivalentes no se observaron preocupaciones en cuanto a la seguridad. El Dr. Peter Marks, director del Centro para Evaluación e Investigación de Medicamentos de la FDA, dijo que la FDA ha estado planeando la posibilidad de actualizar las vacunas contra la COVID-19 y ha trabajado con expertos y fabricantes para asegurar que el proceso fuera seguro.

“La FDA tiene una amplia experiencia con cambios en la cepa de las vacunas anuales contra la gripe. Confiamos en las pruebas que respaldan estas autorizaciones”, dijo Marks.

7. ¿Cuáles son los efectos secundarios de las vacunas de refuerzo?

Si tienes curiosidad sobre qué esperar en cuanto a los efectos secundarios de los refuerzos bivalentes, no hay mucha diferencia. Entre los participantes del estudio que recibieron la vacuna bivalente contra la BA.1 de Moderna, los efectos secundarios más comúnmente reportados fueron similares a los efectos secundarios que algunas personas experimentaron después de los refuerzos anteriores: dolor, enrojecimiento e hinchazón en el lugar de la inyección; fatiga; dolor de cabeza; dolor muscular; dolor en las articulaciones; escalofríos; náuseas/vómitos y fiebre.

El estudio de la vacuna bivalente contra la BA.1 de Pfizer arrojó resultados similares, y los efectos secundarios más comúnmente reportados fueron dolor, enrojecimiento e hinchazón en el lugar de la inyección; fatiga; dolor de cabeza; dolor muscular; escalofríos; dolor en las articulaciones; diarrea; y fiebre.

En ninguno de los estudios se reportaron eventos adversos, aunque los expertos dicen que continuarán vigilando el riesgo poco común de miocarditis, una inflamación del músculo cardíaco que puede debilitar el corazón en los adultos más jóvenes.

8. ¿Dónde puedo obtener un refuerzo actualizado?

Las vacunas de refuerzo actualizadas están disponibles en muchos de los mismos sitios que han estado administrando vacunas contra la COVID-19 y vacunas de refuerzo todo este tiempo: farmacias, consultorios médicos, centros de salud comunitarios, etc. Puedes encontrar la ubicación más cercana en vacunas.gov.

Y al igual que con las vacunas y los refuerzos anteriores contra la COVID-19, estas vacunas son gratuitas.

9. ¿Puedo vacunarme contra la gripe al mismo tiempo?

Sí. De hecho, los expertos lo están alentando

“Me gusta decir de forma informal este año que esto significa que tendrás que enrollarte ambas mangas”, añade Schaffner.

Al igual que con la COVID-19, los adultos mayores tienen un mayor riesgo de complicaciones de la gripe, por lo que una vacuna contra la gripe es una excelente manera de reducir la probabilidad de que termines en el hospital. Además, se espera que la temporada de gripe de este año sea más agresiva que la última, “así que vacunarse contra la gripe será importante”, dice la Dra. Priya Sampathkumar, especialista en cuidados intensivos y enfermedades infecciosas en Mayo Clinic.

Asegúrate de pedir una vacuna de alta dosis contra la gripe si tienes 65 años o más. Y mientras estás en la farmacia o el consultorio de tu médico, consulta con tu proveedor si estás al día con otras vacunas importantes, como las vacunas contra la culebrilla y la poliomielitis, agrega Sampathkumar. Los adultos de 65 años o más también deben recibir una vacuna antineumocócica.


Oferta especial de la membresía de AARP durante la Semana Cibernética. Únete a AARP - Solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años.


¿La vacuna puede ayudar a prevenir la COVID prolongada?

Millones de personas en Estados Unidos han experimentado lo que se conoce como COVID prolongada, o síntomas nuevos o persistentes de la enfermedad que persisten varias semanas o meses después de la infección inicial. Y aunque cualquier persona puede contraer COVID-19 prolongada, los investigadores están trabajando para comprender si ciertos grupos de personas tienen un riesgo más alto de contraer la enfermedad y por qué. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, una población que tiene más probabilidades de sufrir de COVID durante mucho tiempo es una población no vacunada.

“Lo que los datos demuestran hasta ahora es que mantenerse al día con las vacunas contra la COVID-19 parece reducir significativamente el riesgo de contraer COVID-19 prolongada, en especial en comparación con la falta de vacunas”, dice Namandjé N. Bumpus, científica principal de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA). “Así que otra razón por la que es realmente importante mantenerse al día con las vacunas, y sin duda lo que podemos pensar como otro efecto beneficioso de la vacunación, es esa reducción en el riesgo de COVID prolongada”.

¿Por qué necesito el nuevo refuerzo contra la COVID?

Nota del editor: este artículo se publicó originalmente el 6 de septiembre del 2022 y se actualizó para incluir nueva información.

Rachel Nania escribe sobre atención médica y políticas de salud para AARP. Anteriormente fue reportera y editora de WTOP Radio en Washington, D.C. Recibió un Premio Gracie y un Premio Regional Edward R. Murrow, y también participó en un programa sobre demencia con la National Press Foundation.