Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

Guía sobre la gripe: lo que debes saber esta temporada

Por qué necesitas una vacuna antigripal de alta dosis

No todas las vacunas antigripales se elaboran de la misma manera. Te contamos la que debes recibir si tienes más de 65 años y cuándo recibirla para que sea más eficaz.

Letrero en una farmacia anuncia la vacuna contra la gripe. En inglés Flu shots

Terry Vine/Getty Images

In English | Las noticias que recibimos estos días hablan de la muy esperada vacuna contra la COVID-19, pero hay otra vacuna que según los expertos deberías tener en cuenta: Fluzone High-Dose. Esta vacuna antigripal inyectable recibió la aprobación de la FDA para las personas mayores de 65 años hace más de diez años y contiene cuatro veces más antígenos (las proteínas de la gripe que el sistema inmunitario reconoce y ataca) que la vacuna antigripal común. A partir de este año, esta inyección también será una vacuna tetravalente, lo que significa que ofrece aún más defensa porque protege contra cuatro tipos del virus, no solo tres.

Recibir esta vacuna de alta dosis “es muy importante para los adultos mayores, ya que son más susceptibles a las complicaciones de la gripe. Esto se debe a que el sistema inmunitario se debilita con la edad y también es más probable que ya tengan otras enfermedades, como trastornos cardíacos o diabetes tipo 2, que los hace más vulnerables a los efectos nocivos de la gripe”, explica el Dr. William Schaffner, especialista en enfermedades infecciosas de la Facultad de Medicina de Vanderbilt University.

Incluso aunque no hubiera pandemia, la gripe puede ser mortal para los adultos mayores: alrededor del 90% de todas las muertes producidas por la gripe estacional y del 50 al 70% de las hospitalizaciones por gripe ocurren entre personas mayores de 65 años, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Sin embargo, este año vacunarse es más importante que nunca. “Anticipamos una ola de COVID-19 a fines del otoño, casi al mismo tiempo que aparece la gripe”, añade Schaffner.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


No obstante, a pesar de sus aparentes beneficios, en el pasado muchas personas mayores no se propusieron recibir la vacuna. Por ejemplo, durante la temporada de gripe 2018-2019 casi un tercio de las personas mayores de 65 años la omitieron por completo. Según el Dr. Luke Dogyun Kim, geriatra de la Cleveland Clinic, uno de los motivos es la idea de que la vacuna contra la gripe no surte efecto. Es cierto que una vacuna antigripal no ofrece una protección total: un informe que publicaron los CDC en febrero de este año señaló que la vacuna del año pasado evitó solo el 45% de las infecciones. Sin embargo, las investigaciones también revelan que, para muchos adultos mayores, cualquier vacuna contra la gripe puede significar la diferencia entre la vida y la muerte, o una hospitalización prolongada.

Un estudio que se presentó en la asamblea anual del 2019 de la Infectious Diseases Society of America indicó que los adultos mayores de 65 años que recibieron la vacuna tuvieron un 28% menos de riesgo de terminar en la unidad de cuidados intensivos y un 46% menos de riesgo de necesitar un respirador artificial. Otro estudio con más de 90,000 participantes que se publicó el año pasado en la revista científica Intensive Care Medicine reveló que las personas mayores de 65 años que ingresan en una unidad de cuidados intensivos por cualquier motivo tienen menos riesgo de morir y de tener un coágulo de sangre o hemorragia cerebral si han recibido la vacuna. “Si bien la vacuna no puede proteger completamente contra la enfermedad, sí ofrece algo de inmunidad. Entonces, si la contraes, lo más probable es que los síntomas sean menos graves”, agrega Kim.

Cuándo recibir la vacuna de alta dosis (una pista: no es septiembre)

El mejor momento para vacunarse es en octubre, que es el punto ideal para asegurar que el organismo tiene suficiente tiempo para adquirir inmunidad y lo suficientemente tarde en el otoño para asegurar que la inmunidad no desaparece para marzo o abril, recomienda Schaffner. Tampoco conviene vacunarse mucho antes: después de recibir la vacuna, el riesgo de contraer la gripe aumenta cerca de un 16% cada 28 días, según un estudio del 2019 que se publicó en la revista científica Clinical Infectious Diseases.

También conviene programar la inyección para la mañana, si es posible. Un estudio del 2016 que se publicó en la revista científica Vaccine indicó que los adultos mayores de 65 años que recibieron la vacuna entre las 9 y las 11 de la mañana tuvieron un mayor nivel de anticuerpos protectores que quienes recibieron la vacuna entre las 3 y las 5 de la tarde. También debes asegurarte de recibir la vacuna antineumocócica PPSV23 para reducir el riesgo de contraer neumonía. El pasado mes de noviembre, los CDC dejaron de recomendar habitualmente que las personas mayores de 65 años recibieran la segunda vacuna contra la neumonía, PCV13, a menos que tuvieran un trastorno que comprometiera el sistema inmunitario, filtración de líquido cefalorraquídeo o un implante coclear.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


No se espera que escasee, pero esta es la que debes pedir si se agota la vacuna

Todas las vacunas antigripales son gratuitas con la Parte B de Medicare, incluso la de alta dosis. Si bien se han presentado reportes de problemas en la producción de vacunas que han causado escasez incluso el año pasado, este año los fabricantes confían en que tendrán suficientes para todos, según Schaffner. Si por algún motivo no puedes conseguir Fluzone, hay otra vacuna antigripal llamada Fluad que también ha sido aprobada para los adultos mayores. Esta vacuna contiene un adyuvante, que es un ingrediente que se agrega para intensificar la respuesta inmunitaria.

Un estudio de febrero del 2020 que se publicó en el Journal of Infectious Diseases reveló que entre los beneficiarios de Medicare de 65 años o más, tanto Fluad como Fluzone ofrecieron una mayor protección contra las hospitalizaciones por gripe que las vacunas antigripales de dosis normal elaboradas con huevo. Si bien no se han realizado estudios aleatorios para comparar la eficacia de ambas vacunas frente a la influenza, “los reportes y las observaciones indican que las vacunas de alta dosis ofrecen [a los adultos mayores] una mejor protección”, advierte Kim. Pero sin importar lo que hagas, no postergues la vacuna contra la gripe: asegúrate de recibir cualquier vacuna que haya disponible. “Algo de protección es mejor que nada”, agrega Kim.

Ten en cuenta que tanto la vacuna antigripal de alta dosis como la que contiene adyuvante pueden causar más efectos secundarios leves y temporales que la vacuna de dosis normal (como dolor, enrojecimiento o hinchazón en el lugar de la inyección, dolor de cabeza y dolores musculares durante uno o dos días). Esto es solo una señal de que la vacuna está actuando como debería, explica Kim.

Recuerda que nunca es demasiado tarde para vacunarte, incluso después de que comience la temporada de gripe. “Por lo general, la gripe está en su punto máximo hasta febrero y luego puede circular hasta abril”, agrega Schaffner. Solo ten en cuenta que aunque te vacunes, aún debes tomar medidas preventivas como usar mascarilla, mantener el distanciamiento social y lavarte las manos con frecuencia para protegerte contra la gripe y la COVID-19.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.