Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

El acceso de alta velocidad a internet llega por fin a las zonas rurales del país

Los satélites de órbita baja y la red inalámbrica fija son prometedores, pero los costos siguen siendo un obstáculo.


spinner image iliustración de casas rurales cerca de granjas y una torre celular que muestra conectividad a internet
Getty Images

Tradicionalmente, una de las bendiciones (y dificultades) de vivir en el campo ha sido la falta de acceso a internet, pero esto también está cambiando con el avance de la tecnología.

Desconectarse de las frustraciones de Facebook y otras redes sociales puede ser un alivio. Pero como muchos descubrieron durante la pandemia, no tener acceso a internet de alta velocidad puede hacer que sea difícil y hasta imposible trabajar, aprender y hacer videollamadas en las zonas rurales.

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

"La experiencia de la pandemia de COVID fue un periodo difícil que nos enseñó mucho", dice Michael Beesley, director de tecnología de Cisco Service Provider Networking. Cisco es la empresa que está detrás del popular software de videoconferencia WebEx. "El grado de conectividad digital tuvo un gran efecto a la hora de corroborar que la banda ancha es realmente un servicio público esencial". 

En noviembre del 2023, más de 7.2 millones de hogares y empresas seguían sin tener acceso a un servicio de internet de alta velocidad, según el mapa nacional de acceso a la banda ancha de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC). Eso representa menos de la mitad de los 14.5 millones de estadounidenses que, según los informes, no tuvieron acceso a internet de banda ancha en el 2019. No obstante, la brecha digital sigue siendo amplia debido al costo y a la disponibilidad.

En particular, es más probable que los residentes de las zonas rurales (alrededor de 1 de cada 5 personas en EE.UU., según el censo del 2020) digan que el acceso a internet de alta velocidad es un problema que los residentes de zonas suburbanas o urbanas. Aunque aproximadamente dos tercios de los habitantes de zonas rurales dicen tener acceso a una conexión rápida en casa, el 57% dicen que el costo es un problema, según un estudio de AARP de enero del 2022 (en inglés), el último que hay.

spinner image Trabajadores excavan para tender cable de fibra óptica en Wiggins, Colorado
Allen Scott (izquierda) y Seth Dawson, de Blue Lightning Broadband en Wiggins, Colorado, colocan cable de fibra óptica el 19 de diciembre del 2019, en las afueras de Wiggins.
RJ Sangosti/MediaNews Group/The Denver Post via Getty Images

Las subvenciones y los préstamos están transformando el paisaje

Todo eso está cambiando poco a poco gracias a la ley bipartidista del 2021 sobre infraestructura y a las nuevas tecnologías.

Las velocidades de acceso a internet de alta velocidad mejoraron un 44% del 2022 al 2023, según un informe de HighSpeedInternet.com, un sitio de comparación de proveedores de internet. La velocidad promedio en todo el país superó los 170 megabits por segundo (Mbps), más que suficiente para transmitir video 4K de ultra alta definición en tu televisor inteligente.

Sin embargo, según el informe, las zonas suburbanas y rurales con cable de fibra óptica gigabit, lo que significa velocidades de 1,000 Mbps, e internet doméstico 5G suben el promedio. Los estados con las velocidades promedio más bajas eran normalmente los que tenían una población más rural, como Alaska, Virginia Occidental, Montana, Idaho, Nuevo México y Vermont. 

La velocidad media de descarga que midieron los evaluadores en Alaska fue de 35.51 Mbps. En Vermont, que muestra la velocidad más alta de las bajas, alcanzó una media de 60.81 Mbps, por lo que la mitad de las mediciones fueron más altas y la otra mitad más bajas.

Las incursiones de internet en las zonas rurales empezaron en serio en el 2019 con un programa del Departamento de Agricultura de EE.UU. llamado ReConnect. Este programa ha otorgado casi $5,000 millones en subvenciones y préstamos a proveedores de banda ancha para que amplíen los servicios en zonas rurales como el condado de Chautauqua, Kansas, en la frontera con Oklahoma, donde Totah Communications de Ochelata, Oklahoma, recibió $4.1 millones a principios de este año para tender cable de fibra óptica que ampliará las velocidades de descarga de al menos 100 Mbps y de carga de 20 Mbps para 213 personas, cinco empresas y 33 granjas.

El Programa de Equidad, Acceso e Implementación de Banda Ancha empezó a distribuir $42,450 millones en subvenciones el verano pasado para mejorar el servicio de internet en los 50 estados, el Distrito de Columbia, Samoa Americana, Guam, las Islas Marianas del Norte, Puerto Rico y las Islas Vírgenes de EE.UU. Se orienta a los lugares sin internet o con velocidades inferiores a 25 Mbps y a las localidades "insuficientemente atendidas" que no alcanzan el umbral de 100/20 Mbps, no solo a las zonas rurales.

"Estábamos totalmente desinformados" sobre internet antes de recibir el servicio de alta velocidad a principios de este año en Lafourche Crossing, Luisiana, a unas 45 millas al suroeste de Nueva Orleans, dijo Jane Lyles en el programa PBS Newshour (en inglés). "Nos sentábamos en la entrada de autos de la casa de un amigo para tener acceso a internet, o nos sentábamos en el estacionamiento de un McDonald's. [...] Hicimos una fiesta en la cuadra cuando llegó. A veces no te das cuenta de lo mal que están las cosas".

spinner image Una torre celular sobre los árboles en las montañas Poconos en Pensilvania.
Una torre de telefonía móvil se alza sobre las copas de los árboles en las montañas Poconos de Pensilvania. Algunas empresas operadoras de telefonía móvil están utilizando sus torres para ofrecer un servicio de red inalámbrica fija 5G.
ALEX POTEMKIN / GETTY IMAGES

La red de internet inalámbrica fija doméstica 5G es una opción

Ahora bien, la tecnología tradicional de banda ancha tiene sus limitaciones. Tender millas de cable o de fibra óptica hasta los clientes que viven en zonas rurales remotas se lleva mucho tiempo y es caro.

La tan anunciada introducción del servicio celular 5G no mejoró mucho el panorama. Sus ondas de radio de mayor frecuencia requieren una mayor concentración de torres que las antiguas redes 4G.

Las llamadas señales 5G de ondas milimétricas no pueden viajar tan lejos como las transmisiones 4G LTE, lo que significa que muchas localidades rurales siguen siendo inaccesibles. Pero en los últimos dos años se han incorporado algunas soluciones inalámbricas fijas como alternativa a la red wifi por cable.

T-Mobile ha lanzado su servicio de red inalámbrica fija para uso doméstico en algunas zonas. Por $50 al mes, se proporciona el acceso de alta velocidad a través de un enrutador y módem 5G suministrado por T-Mobile que utiliza wifi para conectar los dispositivos del suscriptor a internet. 

Verizon ofrece un servicio parecido denominado 5G Home Plus por $60 al mes. Sin embargo, ambos servicios tienen una disponibilidad limitada y ninguno cubre las zonas rurales con escaso o nulo servicio de telefonía móvil.

Los cables telefónicos y los satélites son más lentos

Por lo tanto, los habitantes de zonas rurales solo han tenido dos opciones normalmente: las antiguas líneas de suscriptor digital (DSL), que es el servicio de internet a través de líneas telefónicas por cable, o los servicios por satélite como HughesNet, con sede en Germantown, Maryland, y Viasat, con sede en Carlsbad, California. En muchos casos, son demasiado lentos para manejar muchas de las formas en que se difunde la información hoy en día.

La velocidad máxima del servicio DSL en zonas urbanas es de 100 Mbps, según el sitio de comparación de servicios BroadbandNow. Y se trata de una velocidad esporádica y no de una constante. La velocidad máxima alcanzada por una línea fija DSL durante nuestras pruebas en una zona rural fue de 1.2 Mbps durante las descargas.

Casi una cuarta parte de los residentes rurales mayores de 50 años utilizaban su línea telefónica local para acceder a internet de alta velocidad por DSL, el doble que los residentes urbanos o suburbanos, según un estudio de AARP del 2021 (en inglés).

Los servicios de internet por satélite a menudo prometen hasta 25 Mbps, pero por lo general se quedan cortos, sobre todo cuando llueve, nieva o hace viento. Las velocidades de hasta 75 Mbps pueden costar cerca de $170 al mes.

Netflix, el servicio de transmisión de video, recomienda velocidades de al menos 3 Mbps para ver un solo video de calidad estándar, comúnmente conocido como 480p (una resolución de pantalla de 480 píxeles con un escaneo progresivo que reproduce la imagen de manera secuencial, una línea tras otra), 5 Mbps para alta definición y 25 Mbps para ultra alta definición o 4K.

En el 2015, la FCC aumentó los requisitos oficiales para banda ancha a 25 Mbps para descargar archivos y a 3 Mbps para subir archivos. Estas cifras son alrededor de 40 veces más lentas que las velocidades de descarga de internet en gigabits que los proveedores como AT&T Fiber, CenturyLink, Google Fiber, Verizon Fios y Xfinity ofrecen en las zonas urbanas.

"Creo que la mayoría de los servicios funcionan bien en una red de más de 100 Mbps de descarga y 20 Mbps de carga. Diseñamos servicios en torno a eso", dice Beesley, de Cisco. Sin embargo, en los hogares con varios usuarios conectados y más dispositivos domésticos inteligentes, como cámaras web, "obviamente más es mejor". 

spinner image Un receptor Starlink en el techo de una casa en Kurdistán, Irán.
Receptor Starlink encima de una casa, 28 de enero del 2023, Kurdistán, Irán. Las antenas se han introducido de contrabando para que las familias puedan disponer de un servicio de internet estable.
MIDDLE EAST IMAGES /AFP VIA GETTY IMAGES

Otro tipo de satélite ofrece una alternativa

El reto de llevar la banda ancha a las zonas rurales ha hecho que el mercado sea receptivo a las nuevas tecnologías. Lo más destacado ahora son los pequeños satélites de órbita terrestre baja que retransmiten conexiones a internet. El primer servicio de este tipo se llama Starlink, que lanzó la empresa SpaceX de Elon Musk, el cual se hizo famoso por su uso en Ucrania durante la guerra contra Rusia. 

Starlink con el tiempo usará una constelación de miles de satélites para llevar el servicio de internet a lugares remotos del mundo con velocidades de 300 Mbps o más. A diferencia de los satélites de HughesNet o DirecTV, estos no son satélites geosincrónicos ni geoestacionarios, que por lo general permanecen en un mismo lugar a unas 22,000 millas por encima del planeta. Los satélites más pequeños de Starlink orbitan a una altura de 340 millas sobre la Tierra y reducen en gran medida el retraso o la latencia de la señal. 

A finales de octubre del 2023, Starlink, con sede en Redmond, Washington, tenía más de 5,000 satélites en órbita, según observadores independientes. Los cohetes Falcon 9 de SpaceX pueden colocar 60 a la vez, pero se necesitarán miles de satélites más para proporcionar una cobertura completa.

Al principio, el servicio Starlink se centraba en el sur de Canadá y el norte de Estados Unidos, pero se está expandiendo rápidamente por todo el mundo. Starlink anunció recientemente que ya cuenta con 2 millones de suscriptores activos y está presente en siete continentes, en más de 60 países. 

Cómo le fue al servicio de órbita terrestre baja en las zonas rurales

Durante su lanzamiento inicial, hice semanas de pruebas prácticas como parte del programa beta de Starlink, y luego volví al servicio a principios del 2023 para reevaluar su rendimiento. En resumen, la tecnología representa una mejora significativa con respecto a las alternativas, con velocidades cientos de veces más rápidas que la DSL. Registré velocidades máximas de descarga de 200 Mbps con regularidad.

Por primera vez en una localidad rural de Vermont, fue posible descargar correos electrónicos en una fracción de segundo y transmitir películas sin que apareciera el icono de "cargando" después de unos cuantos segundos. También se llevaron a cabo videoconferencias por FaceTime, WebEx y Zoom, junto con innumerables tareas de uso intensivo de datos, como actualizar el sistema operativo de una computadora y jugar en línea. Todos funcionaron bien con algunas salvedades.

Las velocidades variaron ampliamente de unos 28 Mbps a 200 Mbps. Los satélites de órbita terrestre baja se mueven, por lo que la antena parabólica y el software de Starlink deben seguirlos constantemente, lo que podría ser una de las razones de ciertas discrepancias. Es más, la conexión de Starlink a menudo se cortaba sin motivo aparente, interrumpiendo de repente lo que hasta ese momento había sido una llamada perfecta por Skype.

Beesley, de Cisco, explica que estos contratiempos son similares a los que se producen cuando vas en tren y el sistema de telefonía móvil tiene que transferir tu llamada de una torre a otra mientras viajas.

"Sigue siendo un problema menor", dice. "Pero a medida que la red de malla se vaya construyendo, el traspaso será más fluido". Por lo tanto, a medida que Starlink tenga más satélites en órbita, la empresa espera que mejore la estabilidad.

En el 2022, la FCC aprobó el lanzamiento de hasta 7,500 satélites Starlink. Sin embargo, en un principio Starlink solicitó el visto bueno para más de 30,000 satélites, a pesar de las objeciones de los competidores de que ello provocaría más basura espacial y la posibilidad de que los satélites dañados cayeran a la Tierra. 

Los costos iniciales del equipo pueden ser caros

El paquete de Starlink cuesta $599 por la antena parabólica y el enrutador wifi, más gastos de envío e impuestos, lo que hace un total de casi $700 sin los costos mensuales del servicio, dependiendo de dónde vivas. El servicio básico cuesta $120 al mes. 

Los planes adicionales ahora incluyen el servicio móvil, que resulta útil para viajeros en vehículos de recreo, que cuesta $150 al mes. A muchos clientes les parecerá elevado ese precio, pues no incorpora canales de TV ni programación. Starlink también está a punto de introducir un paquete de tercera generación por el mismo precio, con la promesa de un enrutador wifi mejorado.

Por el lado positivo, el sistema Starlink es relativamente sencillo de configurar: desempacar la antena, ponerla en la base de cuatro patas, buscar un lugar despejado para apuntar, conectar el cable al enrutador wifi incluido y encenderlo.

La antena parabólica está motorizada y se calienta para impedir la acumulación de nieve y hielo. Las personas que viven en áreas forestales montañosas pueden tener más dificultades para encontrar un espacio de cielo despejado para que su antena parabólica pueda recibir cobertura satelital.

El servicio de internet por satélite de HughesNet comienza en $49.99, y tiene un límite mensual de datos de 15 gigabytes (GB) a la velocidad máxima de 15 Mbps. El precio aumenta a $124.99 mensuales por 200 GB a una velocidad máxima de 25 Mbps. El equipo se puede comprar por $349.98 o se puede alquilar por $14.99 mensuales.

Sigue siendo caro sin tener muchos datos. Si miras cuatro películas de dos horas en Netflix con resolución 4K, superarás el límite de 50 GB. Transmitir videos de ultra alta definición puede utilizar hasta 7 GB de datos en una hora, dice Netflix.

spinner image Imagen de larga exposición de los satélites Starlink pasando sobre Uruguay.
Esta imagen de larga exposición del 12 de noviembre del 2023 muestra la estela de un grupo de satélites Starlink en su paso sobre Uruguay, en Sudamérica. A la izquierda, se puede ver parte de la Vía Láctea y Venus.
MARIANA SUAREZ / AFP VIA GETTY IMAGES

Los astrónomos se preocupan por la contaminación lumínica

Los planes de Starlink han generado más controversia, no solo por parte de sus competidores. Las primeras quejas fueron de astrónomos y observadores de estrellas aficionados, que señalaron que la contaminación lumínica causada por los satélites de órbita baja que reflejan la luz solar interfería en las observaciones por telescopio.

SpaceX ha probado distintas soluciones, entre ellas el VisorSat, que utiliza una visera solar negra para reducir la luz reflejada. Su eficacia sigue siendo objeto de debate.

Se espera que en el futuro miles de satélites circularán en órbita terrestre baja; por esto, Starlink llegó a un acuerdo recientemente con la NASA para evitar futuras colisiones con naves como la Estación Espacial Internacional. Starlink maniobrará automáticamente sus satélites para evitar posibles colisiones, la NASA no moverá sus equipos y Starlink le informará a la NASA sobre cualquier lanzamiento programado.

Mientras tanto, es probable que haya más servicios de satélites de órbita terrestre baja:

  • Amazon, cuya sede está en Seattle, recibió el permiso de la FCC en el 2020 para poner en marcha lo que denomina Proyecto Kuiper para ofrecer acceso a internet en zonas rurales, pero aún se encuentra en la fase inicial de pruebas. 
  • Eutelsat OneWeb, con sede en Londres, ha recibido recientemente la aprobación para instalar el servicio en la India. 
  • Telesat, con sede en Ottawa, Ontario, Canadá, tiene previsto ofrecer un acceso similar y planea utilizar los cohetes SpaceX de Musk para lanzar un servicio global en el 2027. 
See more Salud y bienestar offers >

En última instancia, los satélites de órbita baja podrían resolver el problema de proporcionar acceso a internet de alta velocidad en las zonas menos pobladas. El número de personas que trabajaban a distancia durante la pandemia y que ahora están en situaciones laborales híbridas ha acelerado la demanda de acceso a internet de alta velocidad en todo el país.

Pero todavía hay un problema: ¿esa demanda puede reducir los costos para todos aquellos que quieren un servicio más rápido como el que existe en las ciudades y zonas suburbanas?

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.