Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

¿Qué tan rápido debería ser tu internet?

La cantidad de dispositivos y lo que haces con ellos es parte de la ecuación.

Familia de tres generaciones sentados en un sofá

Westend61/Getty Images

In English | Has estado atrapado en casa más de lo que te gustaría durante la pandemia de coronavirus, por lo que dependes de internet para socializar, ver contenido de medios y trabajar.

Hacer reuniones por Zoom con tus seres queridos y compañeros de oficina, ver contenido sin parar en los servicios de transmisión directa como Amazon Prime y Netflix, y jugar juegos en línea es la nueva normalidad. Pero estás frustrado con una conexión a internet que con demasiada frecuencia se congela, es intermitente y es simplemente lenta.

Entonces, ¿hay una ruta barata hacia una ciberautopista más rápida o debes invertir en las costosas promociones de velocidad de gigabit que ofrecen los proveedores de banda ancha? ¿Y qué tan rápido es suficientemente rápido?


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


No hay una respuesta única para todos los casos. El tamaño de tu casa, la cantidad de personas que viven allí y los múltiples dispositivos que compiten por la valiosa banda ancha son factores que influyen en la ecuación.

Además, tus vecinos pueden contribuir a la congestión de la red y la velocidad puede empeorar cuando el clima se vaya enfriando en algunas partes del país. Tampoco ayuda el hecho de que los hijos o nietos han comenzado el nuevo año escolar desde casa.

Te ofrecemos esta guía para determinar las velocidades de internet y los pasos que puedes intentar seguir para aumentar la velocidad de tu servicio.

Lo mínimo que necesitas

Si una persona está realizando las tareas en internet a continuación, ese usuario necesitará al menos la siguiente velocidad de internet. Si hay usuarios simultáneos adicionales se requiere más ancho de banda, es decir, la cantidad de datos que se pueden enviar a través de una conexión en un período determinado.

• Correo electrónico, pódcast, redes sociales o canciones: 1 megabit por segundo (Mbps)

• Zoom u otro servicio de videollamadas: 2 Mbps

• Transmisión de video de definición estándar, 480 píxeles de altura: 3 a 4 Mbps

• Transmisión de video de alta definición, 720p: 5 a 8 Mbps

• Estudiantes, necesidades de teletrabajo: 5 a 25 Mbps

• Ultra alta definición, 4K, transmisión de video, 2160p: 25 Mbps

Fuente: Comisión Federal de Comunicaciones, investigación de AARP

Realiza una prueba de velocidad

Hay varias pruebas disponibles en línea de forma gratuita en sitios en inglés como Fast.com, SpeedOf.me, Speakeasy.net y TestMy.net. Otra opción popular es el acertadamente llamado Speedtest de Ookla, disponible en speedtest.net o como descarga para iOS, Android, Windows, MacOS, Google Chrome y Apple TV.

Cuando haces clic o presionas Go (ir), se envían paquetes de datos entre tu dispositivo y la red de servidores locales de Ookla mientras la prueba mide las velocidades de descarga y carga en megabits por segundo (Mbps). También recibirás un resultado mediante notificación, que te indica cuánto tiempo necesita tu conexión para responder a una solicitud.

Pon los resultados en contexto

La transmisión de video genera una demanda mucho mayor para tu banda ancha que, por ejemplo, revisar el correo electrónico.

Netflix recomienda velocidades de al menos 3 Mbps para ver un solo video de calidad estándar, 5 Mbps para alta definición y 25 Mbps para ultra alta definición o 4K.

Si tus compañeros de vivienda miran contenido simultáneamente en otras pantallas o charlan en una videollamada mientras juegan un juego en línea, los requisitos de banda ancha son mucho mayores.

La realidad es que la mayoría de las personas usan internet para distintos propósitos. El sitio de comparación BroadbandNow ayuda a las personas a seleccionar un plan de internet y cuenta con una calculadora de velocidad. Te hacen una serie de preguntas: sobre la cantidad de personas que usan internet/red wifi a diario, el número de dispositivos en uso, la frecuencia de uso y si miras videos con frecuencia en varios dispositivos simultáneamente y de qué calidad. Según tus respuestas colectivas, recibirás una recomendación sobre la velocidad de internet.

Dales mantenimiento a los dispositivos

Ahora concéntrate en los dispositivos como tal. ¿Las computadoras son antiguas? ¿Y tu enrutador (el aparato que dirige el tráfico de internet hacia todos los demás dispositivos electrónicos en el hogar)? Tu enrutador puede ser la causa de la lentitud.

Consulta el sitio web del fabricante para ver si el firmware de tu dispositivo (software permanente programado en la memoria de solo lectura del dispositivo) tiene una actualización disponible e instrucciones sobre cómo instalarla. Si tienes un enrutador de doble banda que funciona en dos bandas de frecuencia (5 gigahercios o 2.4 GHz), considera cambiarte a la primera. Es más rápida y no tan propensa a las interferencias de otros dispositivos, aunque la señal no suele viajar tan lejos. Algunos enrutadores alternan automáticamente entre una y otra.

Asegúrate de que todas tus computadoras y otros dispositivos cuenten con el software más reciente, incluidas las actualizaciones de seguridad. Y si tu navegador de internet es lento, intenta borrar la memoria caché y las cookies, los pequeños archivos acumulados mientras navegas la web. Busca en el menú "Help" (ayuda) del navegador las instrucciones de cómo hacerlo.

Video: Cómo aumentar la velocidad de internet en casa
 

Mueve, amplifica o reemplaza el enrutador

Si planeas quedarte con tu enrutador actual, muévelo a una ubicación más central, si es posible. Si estás listo para cambiar el enrutador, elige un reemplazo compatible con los estándares modernos de la industria, en particular, los modelos que cumplen los estándares de la industria que se expresan en lenguaje informático como 802.11ac (Wi-Fi 5) o el emergente 802.11ax (Wi-Fi 6). Los enrutadores más viejos se conforman a los estándares más antiguos 802.11n o 802.11g.

Un solo enrutador debería servir para un espacio habitable de tamaño modesto. Si tu casa es algo grande, es posible que puedas conectar un extensor de wifi de menos de $50 en la pared para amplificar la señal. Esta solución no aumenta la velocidad, pero puede reducir los puntos muertos.

Para una solución más costosa pero generalmente más satisfactoria en una casa grande, considera un sistema de enrutador tipo "malla". Dichos enrutadores —desde eero (propiedad de Amazon), Google, Linksys, Netgear y TP-Link, entre otros— distribuyen la red wifi de manera inteligente en toda la casa. A menudo vienen en un paquete de tres.

Conectas el primer enrutador o estación base de este tipo a tu módem con un cable ethernet, luego colocas estratégicamente las otras unidades o puntos de acceso en distintos lugares de la casa, tal vez uno en cada piso en el caso de una residencia de varios pisos. Estas cajas se acoplan de forma inalámbrica entre sí para difundir la señal. Aunque puedes gastar entre $200 y $400 por un sistema de malla, el costo a menudo vale la pena.

"Nadie quiere verse obligado a juntar varias 'oficinas' o 'salones de clase' donde sea que esté ubicado el enrutador", señala el analista Avi Greengart de Techsponential, una firma de asesoría e investigación de tecnología en el norte de Nueva Jersey.

Opta por los gigabits

Si estos esfuerzos fallan, puede ser el momento de lanzarte al uso de internet de gigabit (llamado así porque los datos se transmiten a una velocidad de hasta 1 gigabit por segundo, o 1,000 Mbps, aproximadamente el doble de la opción más rápida de internet por cable) de tu proveedor o de un competidor.

Los datos generalmente pasan a través de líneas de fibra óptica, en lugar de cables de cobre tradicionales. En algunos lugares, los planes celulares 5G inalámbricos emergentes brindan una opción en el hogar increíblemente rápida.

Prepárate para pagar más, al menos después de que se agoten las promociones. Y ten en cuenta que, si bien es casi seguro que verás una mejora, es poco probable que las velocidades que experimentes coincidan con las expectativas. Incluso la conexión a internet más rápida puede sufrir cuellos de botella, ya que la señal entra a tu casa a través del enrutador y luego se expande en el interior.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.