Skip to content
 

Cómo (y por qué) revisar la velocidad de la conexión a internet

Si pagas por una conexión rápida, verifica en tu casa si realmente es así.

Cintas de colores que sugieren el flujo de transmisión de datos desde la pantalla de una computadora portátil

Getty Images

In English

Quizá le estés pagando mucho dinero a la empresa de servicios de internet y no estés recibiendo la velocidad que corresponda.

Es probable que dependas de un servicio de internet rápido para prácticamente todo, desde encontrar ofertas y realizar operaciones bancarias en línea hasta seguir las noticias, transmitir películas, hacer videollamadas y trabajar desde casa. En el 2016, mucho antes de que la pandemia convirtiera el acceso a internet de alta velocidad en una necesidad para estar conectado, la Organización de las Naciones Unidas declaró el acceso a internet sin restricciones como un derecho humano básico.

¿Recibes lo que pagas?

La única forma de saberlo con seguridad es utilizar sitios web de pruebas de velocidad que analicen instantáneamente tu conexión, y luego hacer un seguimiento con formas de optimizar la cobertura inalámbrica en toda tu casa.

"Es importante saber qué velocidad de conexión a internet obtienes realmente, no solo para cerciorarte de que recibes el servicio que has pagado, sino también para solucionar cualquier cuello de botella entre el enrutador de la red y tu teléfono, la computadora portátil, el televisor y otros dispositivos conectados", dice Avi Greengart, presidente y analista principal de Techsponential. Esta empresa del norte de Nueva Jersey ofrece servicios de investigación y asesoramiento a minoristas y empresas de tecnología.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Además, debes asegurarte de que tu conexión a internet sea compatible con múltiples dispositivos, ya que es probable que tengas varios en tu red inalámbrica, dice. Y verifica que permita realizar videollamadas sin problemas.

Es posible que, hace 10 o 15 años, solo tenías una computadora portátil o una tableta conectadas a la red wifi. Pero tal vez, sin darte cuenta, hayas empezado a incorporar tecnología inteligente para el hogar —que pueden incluir dispositivos inteligentes como un control para la puerta del garaje, bombillas o enchufes, una aspiradora robótica, un altavoz o termostato— que compiten con uno o dos teléfonos, un televisor inteligente y un timbre con video que añadiste poco después de la computadora.

¿Estás pagando por más de lo que necesitas?

"La FCC dice que 25 megabits por segundo [Mbps] es lo que se considera 'banda ancha', pero yo diría que 100 Mbps de descarga es lo que necesitas y debes cuadruplicarlo para una familia", dice Eric Griffith, editor de artículos de PCMag.com.

Ten en cuenta que las aplicaciones que requieren más velocidad, como la transmisión de video en 4K y los juegos multijugador en línea, requieren un ancho de banda considerablemente mayor que leer el correo electrónico o navegar por la web. Sin embargo, puede que estés pagando más de lo que necesitas si obtienes un nivel de servicio costoso de un proveedor de cable y no hay varias empresas que compitan por ofrecerte sus servicios, dice Griffith.

"El ahorro se produce cuando vives en una zona con varios proveedores de banda ancha", lo cual hace que los precios sean competitivos, dice. Diecisiete estados restringen la posibilidad de que los municipios ofrezcan su propia banda ancha, como hizo Chattanooga, Tennessee, en el 2010 por medio de la Electric Power Board of Chattanooga, de propiedad municipal, convirtiéndola en la primera ciudad del país en construir una red de fibra óptica con velocidades de gigabits para sus hogares y empresas.

Cómo hacer una prueba de velocidad

Existen varias pruebas de velocidad gratuitas que te ayudarán a evaluar si estás recibiendo la velocidad de conexión a internet que te prometió tu proveedor de servicios, dice Griffith. Muchas tienen un botón grande de Start (Inicio) o Go (Ir) en el que haces clic para realizar una prueba que solo lleva unos pocos segundos.

Entre las más populares y reconocidas están (enlaces en inglés):

Los resultados pueden variar entre los sitios de pruebas. Por ejemplo, los resultados de la prueba de descarga en una computadora portátil en los suburbios de Washington fueron tan bajos como 59.6 megabits por segundo (Mbps) y tan altos como 520 Mbps con un intervalo de 5 minutos entre las pruebas. Las velocidades de subida oscilaron entre 2.4 y 380 Mbps. Esta diferencia se debe a muchos factores.

Qué mide una prueba de velocidad:

Velocidad de descarga. Actividades como ver YouTube o navegar por internet dependen de rápidas velocidades de descarga, generalmente medidas en megabits por segundo o, a veces, en gigabits (1,000 megabits) por segundo.

Velocidad de subida. Esto es importante para publicar fotos en las redes sociales, enviar documentos por correo electrónico, realizar videollamadas y hacer copias de seguridad de los archivos en los servicios en la nube.

Latencia. Calculada en milisegundos (ms), esta medida, también llamada "tiempo de ping", es la cantidad de tiempo que tarda una señal en viajar de ida y vuelta al servidor de la prueba de velocidad. Una latencia más baja significa que tu conexión es más rápida.

Consejos para garantizar una prueba confiable de velocidad

Obtén la información oficial. Antes de empezar, consulta tu factura o tu cuenta de internet para ver las velocidades de descarga y subida que estás pagando.

Añade un cable. Para obtener los resultados más precisos, obtén un cable de Ethernet y conecta tu computadora directamente al enrutador o al módem de tu proveedor de banda ancha antes de ejecutar una prueba de velocidad, dice Greengart. Un cable de Ethernet se parece al cable telefónico que se utiliza para conectar un teléfono fijo a una toma de pared, pero tiene conectores de plástico más grandes.

Hacer la prueba a través de una red wifi podría demorar más que la velocidad real de tu conexión a internet, especialmente si tienes un enrutador antiguo, dice. Para obtener un resultado uniforme, utiliza la misma prueba con varios dispositivos desde la misma ubicación en la casa.

"Compara esa cifra con la velocidad que tu proveedor de banda ancha dice que deberías recibir y con la velocidad de conexión de los otros dispositivos en tu hogar", dice Greengart. Si observas grandes diferencias entre los dispositivos, el problema puede estar en el dispositivo y no en tu conexión a internet.

Tómate tu tiempo. Ejecuta varias pruebas a lo largo del día. Dependiendo del tipo de conexión a internet que tengas, es posible que haya horas en las que la velocidad de tu conexión no sea tan rápida debido al uso en otros lugares de tu vecindario. Si tienes cable, no hagas la prueba por la noche, cuando todo el mundo está en casa viendo la televisión.

Busca en tu zona. Las pruebas de velocidad más populares deberían tener servidores en tu zona. Si no, los resultados, especialmente la latencia, pueden verse afectados.

Los sitios mencionados anteriormente son similares y comparables, así que no importa cuál utilices. Pero considera una prueba de velocidad que no sea ofrecida por tu proveedor de servicios de internet para garantizar la imparcialidad de los datos.

Camina por la casa. Mira quién está usando tu conexión a internet y qué está haciendo. Utilizar software para el trabajo, como una red privada virtual, puede reducir la velocidad de tu computadora, dice Griffith. El altavoz inteligente que reproduce música mientras haces la prueba también afectará la velocidad general.

¿Qué tipo de internet tienes?

Conexión de acceso telefónico (dial up). La puerta de enlace más lenta a internet era la conexión original de muchos hogares a través de las mismas líneas de cobre que se utilizaban para el servicio telefónico. Alrededor del 0.2% de los hogares estadounidenses seguían utilizando únicamente la conexión telefónica en el 2019, según la Oficina del Censo.

Línea digital de abonado (DSL). Este tipo de conexión se convirtió en la siguiente generación de acceso a internet de las compañías telefónicas. Utiliza las líneas telefónicas, pero proporciona velocidades más rápidas y permite el uso simultáneo del teléfono.

Satélite. Este tipo de banda ancha inalámbrica, que transmite una señal por medio de satélites que orbitan la Tierra, es a menudo la única alternativa en las zonas rurales más remotas. Alrededor del 6.5% de los hogares en el país utilizaban este tipo de internet en el 2019.

Módem por cable. Las compañías de televisión por cable utilizan sus cables coaxiales para proporcionar servicios de internet por medio de las mismas líneas que suministran tu televisión por cable y te permiten utilizar ambos servicios a la vez.

Red inalámbrica fija. Un punto de acceso wifi se vale de la misma tecnología, pero en esta opción se utilizan torres de telefonía móvil 4G LTE o 5G para proporcionar internet celular en una sola ubicación.

Fibra óptica. Las finas fibras de vidrio o plástico que se encuentran al interior de un cable utilizan luz láser para transmitir paquetes de datos y ofrecer las conexiones a internet más rápidas hoy en día.

Si puedes, invierte en un enrutador moderno

Si pagas por velocidades más altas, asegúrate de tener el enrutador más actualizado, dicen Griffith y Greengart. El estándar wifi 6, que quizá veas listado como 802.11ax, te permite agregar más personas y dispositivos a tu red doméstica sin que se reduzca la velocidad de conexión.

"Invertir en un nuevo enrutador wifi que utilice el último estándar wifi 6 o 6E puede tener sentido si tienes computadoras portátiles y teléfonos inteligentes que puedan aprovecharlo al máximo", dice Greengart.

Los sistemas wifi necesitan un enrutador para transmitir la información de internet a tus dispositivos y un módem para suministrar ese acceso a internet. Algunos proveedores ofrecen ambos en un solo equipo.

Si tuvieras solamente un aparato, podrías utilizar el cable Ethernet para conectarlo a internet sin necesidad de un enrutador. Pero la comodidad de un enrutador, que te permite tener internet allí donde llega la señal de radio del enrutador, es lo que hace posible el uso de una red wifi. Si tienes una casa grande o más antigua, quizás con paredes de concreto, invertir en un sistema enrutador de malla puede contribuir a ampliar el alcance de la conexión wifi a toda la casa.

Marc Saltzman es un colaborador que cubre temas de tecnología personal. Sus artículos también se publican en USA Today y otras publicaciones nacionales. Presenta la serie de pódcast Tech It Out y es autor de varios libros, entre ellos Apple Watch for Dummies.