Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

¿Listo para la aventura? Consejos para viajeros inexpertos de otros que se atrevieron a salir de su zona de confort

Los viajeros desean nuevas experiencias y crear recuerdos.


spinner image Jimmy Boylan bucea con su nieta de nueve años Rose
Jimmy Boylan, izquierda, con su nieta Rose, de nueve años.
Mike Papish/Care Dives, One Ocean Scuba/Cortesía de Jimmy Boylan

A medida que la pandemia retrocedía y el mundo volvía a abrirse, muchas personas buscaron experiencias nuevas. Hemos reunido historias y consejos de varias personas mayores que en esos días emprendieron nuevas aventuras.

(Algunos enlaces en inglés)

Buceo

spinner image Jimmy Boylan, de Sterling Heights, Míchigan, bucea para sembrar corales.
Jimmy Boylan siembra coral en los cayos de Florida cuando bucea.
Mike Papish/Care Dives, One Ocean Scuba/Courtesy Jimmy Boylan

Destino: los cayos de Florida

Viajero: Jimmy Boylan, 63 años, Sterling Heights, Míchigan

Yo había pensado varias veces en bucear, pero mi esposa decía que era peligroso. Entonces oí hablar de una organización llamada I.CARE, que usa a aficionados al buceo para plantar corales con el fin de reconstruir el arrecife de los cayos. Mi esposa dijo: “Bueno, si vas a bucear para hacer algo así, creo que está bien”.

Trabajé con una tienda de buceo local y comencé un curso en línea de 30 horas. El curso cubre todo, desde medidas de seguridad hasta el lenguaje por señas con el que los buceadores se comunican entre ellos. Luego realicé un curso en aguas abiertas, un día en una piscina y dos días en el océano. Cuando nadamos a unos pocos pies sobre un arrecife, quedé maravillado con la sensación de ingravidez. Es un mundo diferente allí abajo. 

Me sumergí por primera vez para plantar corales en febrero del 2021. Cuando entré en aguas más profundas, fue un poco inquietante mirar hacia abajo y no ver el fondo, solo se veía más agua. Pero la satisfacción es inmensa. Una vez que comenzamos a martillar y raspar y a perturbar el entorno, los peces por lo general se acercan para buscar las pequeñas lombrices que pueden salir. Cuando me sumerjo veo meros Goliat, barracudas, anguilas, diversas rayas y muchos peces roncadores. Una vez un pez me mordió la mano mientras trabajaba.

Es tan gratificante ver ahora los corales que yo planté y cuánto han crecido. Es posible que el sistema de arrecifes de coral de Florida se pierda en una generación, de modo que no estoy haciendo esto por mí. Lo estoy haciendo por mis hijos y mis nietos. —Según lo relatado a Ken Budd

Consejos para primerizos

Obtén la certificación. En la mayoría de los casos, las organizaciones y empresas de buceo respetables requieren certificación, por lo que confirma esto antes de ir, y completa la capacitación apropiada. Esa capacitación y la práctica son esenciales para quienes bucean por primera vez. Busca programas de certificación de la Asociación Profesional de Instructores de Buceo (PADI) o de Scuba Schools International (SSI)

Habla con tu médico. Para bucear tienes que estar en buen estado físico. Comienza por hacerte un chequeo general.

Pon a prueba tu pasión. Muchas tiendas de buceo ofrecen actividades de medio día en piscinas o aguas poco profundas, lo cual es una manera excelente de ver si realmente disfrutas del buceo. Busca tiendas de buceo que pertenezcan a PADI o a SSI.

Esquí de travesía

spinner image Lorenzo Scala, izquierda, haciendo esquí de travesía en Noruega.
Lorenzo Scala, izquierda, fue a hacer esquí de travesía en Noruega.
Cortesía de Lorenzo Scala

Destino: Noruega

Viajero: Lorenzo Scala, 60 años, Ridgewood, Nueva Jersey

Soy un buen esquiador y he esquiado desde los 6 años. Pero nunca había hecho esquí de travesía. No hay sillas elevadoras ni nada. Ascendí a pie desde la base, durante cuatro o cinco horas, hasta el pico de la montaña. Estaba inmerso en la naturaleza. Luego, esquié hasta abajo sobre una nieve intacta.

En Noruega nos alojamos en la pequeña villa de Lambhaug. Está cerca de un gran fiordo. Todas las mañanas íbamos en auto a un sitio y comenzábamos a hacer esquí de travesía. El descenso resultó más difícil de lo que había anticipado, pero fue emocionante. Luca, mi hijo de 19 años, era el más joven del grupo. No se había entrenado para la actividad, pero se adaptó. Yo me había entrenado durante dos meses haciendo senderismo y corriendo 5 millas dos o tres veces por semana. 

Fue una experiencia que atesoraremos juntos, una buena oportunidad de reforzar los lazos. Recuerdo cuando yo hacía senderismo con mi padre en Italia. Mi padre amaba las montañas. Y nos llevaba a hacer largas caminatas. Todavía conservo muy buenos recuerdos de eso. — Según lo relatado a Michael Grant

Consejos para primerizos

Disfruta de la nieve en forma segura. Ser autosuficiente en todas las condiciones de nieve te ayudará a navegar el terreno.

Elige un guía experto. Eso puede marcar toda la diferencia. Los guías pueden ayudarte a ubicar las mejores áreas para aprovechar al máximo tu experiencia. También tienen habilidad para identificar las señales de avalancha.

Viaje en grupo

spinner image Cathy Council, extrema izquierda, viajó con un grupo a Buenos Aires, Argentina.
Cathy Council, extrema izquierda, viajó con un grupo a Buenos Aires, Argentina.
Luis Rizzatto/BRP Productora, Cortesía de Cathy Council

Destino: Buenos Aires, Argentina

Viajera: Cathy Council, 51 años, White Plains, Nueva York

Por lo general, no soy el tipo de persona que va de vacaciones con gente que no conoce. Pero el año pasado me certifiqué como consejera personal de vida y alimentación para bajar de peso. Seis de nosotras, que estábamos en un grupo en línea, decidimos viajar a Argentina como regalo de graduación y para conocernos personalmente. Una persona vivía en Argentina y las demás llegamos desde varios sitios de Estados Unidos.

En Buenos Aires comimos una comida con 18 platos. No había un menú; solo nos preguntaron sobre alergias, nos presentaron cada plato con diferentes vinos y nos explicaron la experiencia degustativa, desde las entradas hasta el postre. También fuimos a un spa y a un espectáculo de tango, con cena incluida, donde vimos a bailarines auténticos. 

De allí, tomamos un avión hasta Mendoza, que es la región vitivinícola. Reservamos un Airbnb modernizado con muchas habitaciones, muchos baños y mucho espacio, lo que facilitó la experiencia de viajar en grupo. La casa estaba en un viñedo, y la propiedad tenía un administrador que había llenado el refrigerador antes de nuestra llegada. También venía todos los días con un chef para prepararnos la comida; fue absolutamente fantástico.

Siento que el viaje me cambió. Fue un gran ejercicio en confianza permitir que alguien creara la experiencia por mí. Comí y bebí cosas que probablemente no hubiera probado de otra manera. De hecho, es posible que todas volvamos a viajar juntas el año que viene. —Según lo relatado a Maisy Fernandez

Consejos para primerizos

Busca espacios amplios. En la casa que alquilamos, cada una tenía su propio cuarto y había cinco baños. “Todas teníamos espacio para estar solas si lo deseábamos”, dice Council. 

Asegúrate de que podrás cargar tus dispositivos. Cuando el grupo es grande, hay muchos dispositivos, y eso puede ser un problema en las casas más antiguas. “Nos aseguramos de que hubiera enchufes para todo”, dice.

Olvídate del teléfono. “Procura estar presente con el grupo que te acompaña en vez de estar conectándote continuamente con gente en casa”, dice Council, y agrega que eso mejoró la conexión con sus compañeras de viaje. “Quería estar presente y abierta a todas las experiencias que tenía disponibles”.

Cruceros

Holland America Line

Hasta $200 en créditos a bordo en cruceros selectos

See more Cruceros offers >

De vacaciones sola

spinner image Playa en Cabo San Lucas, México, con una foto de Sarah Grohmann en un recuadro
Sarah Grohmann viajó sola a Cabo San Lucas, México.
Pietro Canali/Sime/eStock / PhotoDream Art Photography

Destino: Cabo San Lucas, México

Viajera: Sarah Grohmann, 58 años, Surprise, Arizona

“Mira, mamá, todos nosotros estamos bien. Tienes que empezar a hacer cosas que te hagan feliz”. Eso me dijeron mis hijos después del fallecimiento de mi esposo, que murió de cáncer de páncreas en el 2017. Quedé viuda a los 52 años. Me llevó alrededor de tres años, pero finalmente me comuniqué con una agente de viajes y le dije que quería ir a un complejo turístico exclusivo para adultos.

Me encanta el océano. Me pones cerca del agua y estoy en mi elemento. En el complejo, me despertaba todas las mañanas con la vista del mar. Los mejores momentos eran cuando me sentaba en la playa y sentía cómo las olas me mojaban los pies. En el complejo Marquis Los Cabos también comí buena comida, descansé, hice un viaje de cuatro horas en barco hasta el Arco de Cabo San Lucas, esa increíble formación rocosa donde el Pacífico se encuentra con el mar de Cortés. 

Y conocí a muchas personas divertidas. Si quería interactuar con la gente, iba a la piscina. Si no, disfrutaba de la pequeña piscina de inmersión en mi habitación y leía.

Este viaje fue exactamente lo que pensé que sería, sereno y hermoso. He comenzado a hacer una lista de los lugares que queríamos visitar mi esposo y yo. Acabo de volver de otro viaje a un complejo con todo incluido en Santa Lucía, y otra vez fui sola. Ahora estoy planeando un viaje a Belice. Una mañana, en México, pensé que estoy verdaderamente orgullosa de mí por haber salido de mi zona de confort, vivir mi vida y no permitir que la pérdida que sufrí me controle. Fue algo liberador. —K.B.

Consejos para primerizos sobre los complejos turísticos

Haz la reserva con antelación. Los complejos normalmente aceptan reservas hasta con un año de anticipación. Los beneficios de reservar temprano pueden incluir tener más opciones, tarifas más bajas y depósitos más pequeños. 

Pregunta sobre los paquetes de ofertas. Los agentes de viaje con frecuencia tienen acceso a combinaciones de viajes por tierra y aire que pueden ayudarte a ahorrar dinero.

Infórmate sobre qué está incluido en el precio. “Todo incluido” no es necesariamente una frase con significado literal. El equipo motorizado para deportes acuáticos o las rondas de golf por lo general no están incluidos. Algunos complejos también tienen cargos adicionales por ciertas comodidades, como cabañas y clases de acondicionamiento físico.

Vacaciones de dos semanas

spinner image Izquierda, Las Vegas, Nevada; al centro en la derecha, Erika Wright; derecha, Whistler, Columbia Británica.
Erika Wright, en el centro a la derecha, tomó unas vacaciones de dos semanas y fue a Las Vegas, extrema izquierda, y a Whistler, Columbia Británica, derecha.
Cortesía de Erika Wright, Kav Dadfar/SOPA/eStock, Christian Horan Photography

Destinos: Columbia Británica y Las Vegas

Viajera: Erika Wright, 51 años, Orlando, Florida

Soy agente de deportes y trabajo mucho. Alejarme por un período prolongado me causa ansiedad. Pero cuando mi hijo cumplió 21 años, quisimos celebrar la ocasión pasando más tiempo juntos. Así es que nos fuimos ocho días con mi hija de 19 años, mi mejor amiga y su hija, y el mejor amigo de mi hijo a Whistler, en Columbia Británica —a mi hijo le encanta esquiar—, y de allí, siete días a Las Vegas.

Whistler es espectacularmente bello. Me conecté con la naturaleza, me conecté conmigo misma. Había tanta paz. Tuve tiempo para asar malvaviscos con mis hijos. Normalmente, estoy estresada tratando de completar las cosas de trabajo. 

En Las Vegas hicimos lo que regularmente hacen los turistas, cosas como visitar distintos hoteles. A mis hijos les encantaron las carreras de velocidad: alquilas autos, como un Ferrari o un Lamborghini, y los conduces en una pista. Mi hijo dijo que eso era lo mejor que había hecho en su vida.

En este viaje estrechamos los lazos familiares. Yo me encontré más relajada porque no me sentía apremiada. No hay un reloj que esté midiendo tus actividades. Hacer eso juntos fue algo especial para mí como madre. —K.B.

Consejos para primerizos

No sobrecargues el calendario. No querrás sentir que necesitas otras vacaciones para reponerte de las vacaciones. 

No pasen todo el tiempo juntos. Como tenían tanto tiempo, Wright y su familia se sintieron cómodos haciendo a veces cosas por separado y reconectándose como grupo más tarde.

Viaje largo en una casa rodante

spinner image Una casa rodante en un campamento en Burnet, Texas, y una imagen insertada de Sally y Joe Purchase.
El campamento en Burnet, Texas, donde Sally y Joe Purchase pasaron dos meses y medio.
Robert Gomez / Cortesía de Sally Purchase

Destino: cerca de Austin, Texas

Viajera: Sally Purchase, 59 años, Muskegon, Míchigan

La casa rodante fue idea de mi esposo. Cuando sus padres se jubilaron, se dedicaron a viajar en una casa rodante y les encantó. Así que en el verano del 2022 compramos una usada —un remolque estilo “quinta rueda” de 36 pies de largo— y una camioneta Ford F-350, también usada, para remolcarla. El interior de la casa rodante era marrón. Yo soy maestra de artes y sabía que no me iba a gustar vivir en un tubo marrón, por lo que compré muebles nuevos y pinté el interior con un esquema de tonos grises, azules y blancos. Una vez que la puse más elegante, me gustó.

Decidimos que nuestro primer viaje sería a Texas y conduciríamos cada día hasta que nos cansáramos. El primer día llegamos al sur de Illinois. Estacionamos durante la noche en el estacionamiento de un Walmart, pero algo no funcionaba bien con el propano y no teníamos calefacción. Así que nos alojamos en un hotel.

A la noche siguiente habíamos llegado a Little Rock. Algunas de las rutas de Arkansas eran muy desparejas. Golpeamos algunos baches y la pared de la casa rodante que está sobre el eje se rajó, tanto en la parte interior como en el exterior. Ahora que estamos en casa, tenemos que ocuparnos de reparar eso.

En Texas nos quedamos dos meses y medio en un campamento en Burnet, a aproximadamente una hora de Austin. Había una gran comunidad de personas y eventos: noches de juegos, noches de artesanías y una fiesta para el Super Bowl.

Lo que más me sorprendió fue que vivir en un espacio tan reducido no resultó tan difícil. Me preocupaba que nos irritaríamos mutuamente, pero estuvimos bien. Pasamos mucho tiempo al aire libre. Creo que una de las claves es no llevar demasiadas cosas y que cada cosa tenga su lugar; de ese modo, no vives en medio del caos en un espacio tan estrecho. Pero cuando volvimos a nuestro hogar, después de pasar tanto tiempo en la casa rodante, nos pareció que nuestra casa era una mansión. —K.B.

Consejos para primerizos

Practica en casa. Para tener una idea de cómo se siente el vehículo, Purchase y su esposo condujeron la casa rodante en áreas locales e hicieron viajes cortos antes de embarcarse en su aventura a través de varios estados. Lo más difícil era ir marcha atrás, así que su esposo practicó en el estacionamiento de una iglesia.

Compra un vehículo usado. Purchase estima que ahorraron alrededor de $40,000 al comprar una casa rodante usada en vez de una nueva. Pero ten cuidado: algunos campamentos no aceptan casas rodantes que tienen más de diez años.

Busca un estacionamiento gratuito. En muchos sitios —entre ellos, muchos restaurantes Cracker Barrel y algunas tiendas Walmart— permiten estacionar casas rodantes en forma gratuita, pero encontrar un lugar puede ser difícil, por lo que Purchase recomienda que, de ser posible, llegues temprano.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

En Sudamérica

spinner image Una cascada en las islas Galápagos con una foto de Amy Shir en un recuadro
Amy Shir, izquierda, viajó a las islas Galápagos pare ver alcatraces patiazules.
Manfred Gottschalk/Getty Images, Cortesía de Amy Shir

Destino: las islas Galápagos

Viajera: Amy Shir, 60 años, Louisville, Kentucky

Cuando tenía 6 o 7 años, vi un libro para niños sobre Charles Darwin y los animales que vio en las islas Galápagos. El libro tenía unas fotos de alcatraces patiazules que capturaron mi imaginación. Fue el color de las patas, la danza de apareamiento y ver algo tan inusual. Durante décadas quise ver estos animales, y también quería ver la danza de apareamiento. A propósito, evité mirar videos de los alcatraces haciendo la danza ritual de apareamiento en línea porque quería una experiencia nueva cuando finalmente lograra verlos en persona.

Fui con mi esposo, Kyung, a las islas Galápagos en una excursión. Nos habíamos casado en diciembre del 2021, pero yo había planeado este viaje antes de conocer la fecha de nuestra boda. Resultó que el viaje terminó siendo nuestra luna de miel. 

Con mucho, fue el viaje más costoso que he hecho en mi vida, pero valió cada centavo. Fue una excursión muy activa en la que hicimos senderismo, anduvimos en kayak y buceamos con esnórquel, y había naturalistas que nos enseñaron mucho sobre los animales y su hábitat.

No solo vi a los alcatraces patiazules, ¡también pude observar la danza de apareamiento! El macho hace círculos alrededor de la hembra, agitando las alas y danzando. Esta fue una experiencia en primer plano: estábamos a no más de seis pies. Te quedas allí y esperas hasta que la hembra lance su gran graznido que indica que ha elegido a su compañero. Todo el mundo aplaudió cuando lo hizo, porque el macho había puesto un gran esfuerzo en cortejarla. —M.G.

Consejos para primerizos

Sé prudente con el sol. Los rayos del sol son intensos cerca del ecuador. Lleva ropa protectora liviana y transpirable. Y no olvides llevar un protector solar ecológico inocuo para los arrecifes. 

Ve con un naturalista. Fue un viaje divertido, pero hay muchísimas cosas para aprender. Un naturalista puede enseñarte mucho sobre las islas y el medioambiente.

spinner image Image Alt Attribute

AARP Membership

Join AARP for $12 for your first year when you sign up for Automatic Renewal. Get instant access to members-only products and hundreds of discounts, a free second membership, and a subscription to AARP The Magazine

Join Now

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.