Skip to content
 

Receta de garbanzos ahumados al horno

Una comida ligera, fácil de preparar, llena de sabor y rica en fibra.

Garbanzos fritos

Threemanycooks.com

Disfruta de un bocadillo saludable: entre comidas, prueba garbanzos asados en lugar de papitas.

In English | Algunas personas prefieren los dulces, pero mi paladar se inclina hacia los alimentos salados. Las papitas y los demás refrigerios chatarra salados y crujientes se encuentran en mi lista de "alimentos a evitar" porque soy prueba de que "no puedes comer solo uno". Felizmente, existen opciones saludables, y los garbanzos ahumados preparados al horno son mi nuevo bocadillo favorito.

Por años, las nueces han formado parte de los tentempiés que disfruto diariamente: a diferencia de las papitas, me satisfacen. Mi esposo David y yo con frecuencia nos sentamos antes de cenar a disfrutar una copa de vino y un pequeño plato de nueces. Algunas veces vemos el noticiero, pero normalmente nos dedicamos a ponernos al día, hacer planes, idear estrategias o hablar de las últimas novedades. Algunos dirían que estamos consumiendo un exceso de calorías. Pero nos hemos dado cuenta de que al apartar unos minutos para relajarnos y disfrutar del vino y las nueces, se nos calma el apetito, por lo que somos menos propensos a picar mientras preparamos la cena o a comer en exceso durante la cena.

Mantenemos una variada selección de nueces a mano, incluso maní tostado, almendras Marcona, pistachos y una mezcla de frutos secos que tuesto con mi popular aderezo de romero. Pero siempre estoy al tanto de nuevas e interesantes opciones; por eso me puse contentísima al descubrir que con los garbanzos se puede elaborar una maravillosa comida ligera para picar, rica en fibra y baja en grasa.

Probé garbanzos fritos por primera vez en un restaurante local y los disfruté tanto que decidí reproducirlos en casa. Enseguida descubrí que los garbanzos se parecen un poco a las berenjenas: absorberán cuanto aceite se les dé. Experimenté con la receta hasta por fin perfeccionarla.

Primero, escurre los garbanzos enlatados y sécalos tanto como puedas. Mientras más mojados estén cuando los coloques en el horno, más se demorarán en asarse. Es importante colocar la rejilla en la mitad de la parte superior del horno, especialmente si la resistencia se encuentra en la parte inferior del horno. Si no, los garbanzos tienden a oscurecerse antes de secarse.

Utiliza una bandeja grande para hornear con borde (de 18 por 12 pulgadas o semejante). Si los garbanzos están demasiado amontonados en la bandeja, se asarán de manera poco uniforme. Un consejo: encontrarás recetas que sugieren condimentar los garbanzos antes de asarlos. No lo hagas. Ciertos condimentos harán que se quemen los garbanzos.

Garbanzos ahumados al horno

Rinde 2 tazas

  • 2 latas (15 a 16 onzas cada una) de garbanzos, escurridos y completamente secos
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de pimentón (páprika ahumada)
  • 1/2 cucharadita de cáscara de limón, finamente rallada
  • 1/4 de cucharadita de ajo en polvo
  • 1/8 de cucharadita de cada uno: sal y pimienta de cayena

Coloca la rejilla en la mitad de la parte superior del horno y calienta el horno a 400°F.

Mezcla los garbanzos con el aceite y colócalos en una bandeja grande para hornear con borde. Hornea por 45 a 50 minutos, agitando la bandeja un par de veces durante este tiempo, hasta que estén dorados y crujientes.

Mientras tanto, mezcla el pimentón, la ralladura de limón, el ajo en polvo, la sal y pimienta de cayena.

Retira los garbanzos del horno, rocíalos uniformemente con la mezcla de especias y agita la bandeja para cubrirlos. Deja reposar para que sigan enfriándose y volviéndose crujientes. Sirve. (Se pueden conservar en un envase hermético por varios días).

Pam Anderson es experta en alimentos de AARP, autora de un libro de cocina con gran éxito de ventas y escribe en el blog threemanycooks.com.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO