Skip to content
 

Receta de galletas craqueladas de red velvet

Hornea y decora estas galletas navideñas con tus nietos.

Galletas decoradas

Threemanycooks.com

Es mejor tener ayudantes cuando vas a hacer galletas craqueladas de red velvet.

In English | A mis hijas les encantaba hornear galletas navideñas cuando eran pequeñas, pero la fantasía de esta actividad familiar a menudo contrasta con la realidad de los niños. Comienzan a comer dulces y se distraen o alguno de ellos le echa glaseado al pelo de su hermana o se aburren y se van de la cocina.

A través de los años hice todo lo que pude por mejorar la experiencia hasta casi perfeccionarla —ya cuando estaban a punto de haber crecido demasiado como para seguir con la tradición—. Pero pronto llegará un nieto que algún día me acompañará a hacer galletas y aplicaré estas lecciones:

No comiences con el estómago vacío. Primero consume una comida nutritiva o alguna merienda antes de presentar las dulces tentaciones.

Trabaja con los niños pero hazlos sentir que tienen el control. Resiste esa tentación de "ayudarlos" para que sus galletas queden perfectas.

Dales una caja o empaque especial para sus galletas. Puede que las galletas no duren mucho, pero ese envase les recordará ese momento especial.

Me encanta hacer estas galletas craqueladas de red velvet. No terminarás con un desorden igual al que podrías hacer con las galletas de azúcar y los niños pueden añadirles besos de menta luego de hornearlas.

Galletas craqueladas de red velvet con besos de menta

Rinde para 4 docenas

  • 3 1/4 tazas de harina para todo propósito
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 3/4 taza de aceite vegetal
  • 2 tazas de azúcar granulada
  • 4 huevos grandes
  • 1/4 de taza de polvo de cacao sin azúcar
  • 1 cucharada de colorante rojo para alimentos (si es posible utiliza uno natural)
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 1 taza de azúcar en polvo
  • 48 Candy Cane Peppermint Kisses de Hershey's (besos de chocolate blanco y menta) sin envoltura y congelados

Combina la harina, el polvo de hornear y la sal en un tazón mediano. Mezcla el aceite y el azúcar en un tazón grande. Añade los huevos batiéndolos uno a uno y luego añade el polvo de cacao, el colorante y la vainilla. Añade la mezcla de harina hasta formar una masa suave y pegajosa. Cubre y refrigérala hasta el otro día.

Calienta el horno a 350 °F. Divide la masa en porciones de cucharadas rebozantes; pásalas sobre el azúcar en polvo y coloca 12 en cada una de las bandejas para hornear forradas con papel para hornear o tela Silpat.

Hornea las galletas hasta que se inflen y se craqueen, entre 12 y 14 minutos (no las sobre cocines). Retíralas del horno y coloca un beso de menta sobre cada una. Déjalas en la bandeja un rato para que mantengan su forma. Transfiérelas a una parrilla de metal para que se enfríen por completo. Las puedes guardar en un envase sellado al vacío y durarán varias semanas.

Pam Anderson es experta en alimentos de AARP, autora de un libro de cocina con gran éxito de ventas y escribe en el blog threemanycooks.com.

También te puede interesar:

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO