Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Los hogares de ancianos no pueden tomar los cheques de estímulo de los residentes con Medicaid

Los pagos por impacto económico que establece la ley CARES no se consideran recursos.

Cheque de estímulo  y otros documentos sobre impuestos sobre una mesa

AP PHOTO/ERIC GAY

In English | Los pagos de estímulo de $1,200 que se enviaron a los beneficiarios de Medicaid que residen en hogares de ancianos pertenecen a los beneficiarios, no al hogar de ancianos. Lo mismo ocurre con los pagos enviados a los beneficiarios de Medicaid que residen en centros de vida asistida.

Está atento: la Comisión Federal de Comercio (FTC) advierte que estos establecimientos pueden pedirles a los beneficiarios de Medicaid que les entreguen los pagos de estímulo. Si esto te sucede a ti o a un ser querido, presenta primero una queja en la oficina del fiscal general de tu estado (en inglés) y luego haz la denuncia en la FTC, aconseja el organismo federal para la defensa de los consumidores.

"No es solo una historia de terror"

La abogada Lois Greisman, coordinadora de Justicia para los Adultos Mayores, de la FTC, publicó un blog (en inglés) sobre el tema el 15 de mayo.

"Esto no es solo una historia de terror que está circulando", observó. "Esto son reportes reales que nuestros amigos en la oficina del fiscal general de Iowa han estado recibiendo y gestionando. Otros estados han visto casos similares".

Continuó: "Si un ser querido se encuentra en un hogar de ancianos y no sabes qué sucedió con su pago, habla enseguida con él. Y piensa en consultar con la gerencia del establecimiento para asegurarte de que saben de qué lado de la ley deben estar".


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


Los pagos de estímulo se efectúan según lo dispuesto por la ley CARES (Ley de ayuda, alivio y seguridad económica contra el coronavirus), una medida de asistencia económica promulgada en marzo en respuesta al brote de coronavirus. Según la ley, los hogares de ancianos y los centros de vida asistida no pueden pedirles a los residentes beneficiarios de Medicaid que endosen los cheques del pago o transfieran el dinero desde su cuenta bancaria.

Algunos establecimientos sostienen que como el residente es beneficiario de Medicaid, el pago de estímulo le corresponde al establecimiento, escribió Greisman. El argumento que esgrimen es que el pago de estímulo es un "recurso" que debe ser usado para pagar los servicios, pero ese no es el caso.

Los pagos de estímulo son créditos fiscales

Técnicamente, un pago de estímulo es un adelanto de un crédito fiscal del 2020, y la ley impositiva establece que estos créditos no cuentan como "recursos" para programas federales de beneficios tales como Medicaid, dijo Greisman.

"De modo que cuando el Congreso se refiere a estos pagos como 'créditos fiscales' en la ley CARES, eso significa que el Gobierno no puede apropiarse de ellos", explicó.

Y recomienda leer el material siguiente para conocer más detalles (enlaces en inglés).

Greisman dijo que el National Center on Law and Elder Rights puede brindar más información a las personas que viven en hogares de ancianos o centros de vida asistida (ambos enlaces en inglés). El organismo ofrece recursos y herramientas para ayudar a los adultos mayores en riesgo.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO