Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

AARP te responde: El Seguro Social y el coronavirus

La última información sobre beneficios mensuales, cheques de estímulo, cierres de oficinas y más.

Mano sostiene un teléfono móvil con un pantallazo que dice Seguro Social.

GETTY IMAGES

In English 

¿Los pagos del Seguro Social se interrumpieron por la pandemia?

No. Deberías recibir tu depósito directo (o, para unos pocos beneficiarios, un cheque en papel o una tarjeta de débito Direct Express) en el momento del mes en que lo recibes siempre.

Si recibes una carta u otra notificación que afirme ser del Seguro Social en la que te informan que tus beneficios se suspenden, se cancelan o aumentan debido a la COVID-19, es una estafa. Presenta una denuncia en la Oficina del Inspector General del Seguro Social (OIG) —en inglés—.

 

¿Puedo visitar la oficina local del Seguro Social?

Solo en algunas circunstancias y con cita previa.

Las oficinas de atención al público de la Administración del Seguro Social (SSA) han estado cerradas al público sin cita previa desde marzo del 2020. En octubre, la SSA comenzó a permitir visitas en persona con cita previa para quienes se encuentran en situaciones “limitadas y críticas” con respecto a sus beneficios.

La agencia indica que tal situación existe si:

  • No tienes comida, vivienda, servicios públicos o atención o cobertura médica y necesitas solicitar o restablecer tus beneficios.
  • Recibes beneficios y tienes una necesidad urgente de usar un pago para cubrir gastos de alimentos, vivienda o tratamiento médico, y no puedes recibir el pago de forma electrónica.

También puedes programar una cita en persona para resolver problemas relacionados con tu número de Seguro Social, por ejemplo, si necesitas corregir o actualizar la información vinculada a tu número (como el nombre, la fecha de nacimiento o el estado de ciudadanía) para poder recibir ingresos o atención médica, presentar una declaración de impuestos, recibir pagos de estímulo o acceder a otros beneficios y servicios.

Puedes llamar a tu oficina del Seguro Social (en inglés) para averiguar si reúnes los requisitos para hacer una cita en persona. La SSA advierte que las "citas tal vez no estén disponibles inmediatamente, dependiendo del personal y de las condiciones locales de salud y seguridad".

¿Puedo solicitar los beneficios del Seguro Social en línea?

Puedes solicitar beneficios de jubilación, beneficios para cónyuges, Medicare o Seguro por Incapacidad del Seguro Social (SSDI) en línea.

Para facilitar el proceso, visita ssa.gov e inscríbete en My Social Security, un servicio gratuito en internet. Con una cuenta de My Social Security también puedes calcular los beneficios futuros, averiguar el estado de una solicitud o una apelación, solicitar un reemplazo de la tarjeta del Seguro Social (en la mayoría de los estados) o imprimir una carta de verificación de beneficios, entre otras cosas.

¿Y puedo hacerlo por teléfono?

Si llamas por teléfono a tu oficina local o a la línea nacional de ayuda de la SSA al 800-772-1213, puedes solicitar cualquier tipo de beneficio, incluso los beneficios para sobrevivientes y la Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI), además de acceder a muchos otros servicios del Seguro Social.

Sin embargo, el tiempo de espera para hablar con un representante en directo puede ser más largo de lo habitual. La SSA recomienda que antes intentes utilizar sus servicios en internet, siempre que sea posible. También puedes resolver muchos problemas si utilizas los servicios telefónicos automatizados que ofrece la agencia desde su número 800 nacional.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


¿Mi solicitud demorará más en procesarse debido a la pandemia?

Es posible. La SSA suele demorar unas seis semanas en procesar una solicitud y comenzar a pagar beneficios. El procesamiento de las solicitudes de pagos por discapacidad generalmente lleva entre cinco y seis meses. Con el amplio cierre de las oficinas locales y la priorización de los casos más críticos en la atención telefónica, no se pueden descartar las demoras.

¿Qué sucede si pierdo mi tarjeta de Seguro Social?

La reposición de una tarjeta perdida no es algo para lo que puedas programar una visita a una oficina del Seguro Social, pero puedes solicitar una nueva tarjeta en internet si cumples con todos estos requisitos:

  • Tienes una cuenta "My Social Security".
  • Tienes 18 años o más.
  • No modificarás el nombre en la tarjeta (si vas a cambiar el nombre, tal vez puedas hacer una cita en persona).
  • Tienes una dirección postal de Estados Unidos (las direcciones militares y diplomáticas cuentan).
  • Vives en un estado que comparte datos de identificación con el Seguro Social. A partir de agosto del 2021, 44 estados y el Distrito de Columbia los comparten. Alaska, Minnesota, Nevada, Nuevo Hampshire, Oklahoma y Virginia Occidental no lo hacen, ni tampoco Puerto Rico ni otros territorios de Estados Unidos. El listado se actualiza con regularidad, por lo que recomendamos consultar el sitio web del Seguro Social para verificar si ha cambiado la situación de tu estado.

Si no cumples con alguno de estos requisitos, deberás llenar una solicitud (en inglés) y enviarla por correo a tu oficina local del Seguro Social (en inglés). Tal vez debas presentar documentos para verificar tu identidad, tu edad y tu estado de ciudadanía, como el pasaporte, la licencia de conducir o la partida de nacimiento. Estos documentos deben ser originales o copias certificadas. 

La SSA puede demorar de dos a cuatro semanas para procesar una solicitud que recibe por correo y devolverte los documentos. 

¿Se están celebrando audiencias de apelación por cuestiones de incapacidad?

Sí, pero solo por teléfono o video en línea. Los sitios físicos del Seguro Social donde se celebran las audiencias han estado cerrados al público desde marzo del 2020. 

Las audiencias por teléfono o video no son obligatorias. Si prefieres tener una audiencia en persona, puedes solicitar un aplazamiento hasta que se reanuden las actividades normales de la oficina. Sin embargo, la SSA sostiene que las oficinas para audiencias permanecerán cerradas “en el futuro previsible” y no puede prever la fecha en que se lleve a cabo un procedimiento presencial solicitado. 

La página de la SSA sobre opciones para celebrar audiencias durante la pandemia ofrece información para organizar y prepararse para una audiencia por video o por teléfono. Para programar una audiencia u obtener más información, te puedes comunicar con tu oficina local de audiencias (en inglés).

¿El Seguro Social me llamará por teléfono si hay algún problema con mis beneficios? 

Por lo general, no. Si hay algún problema, lo común es que el Seguro Social se comunique por correo postal. Sin embargo, te pueden llamar estafadores que se hacen pasar por representantes de la SSA y afirmar que hay un problema con tus beneficios, o que tu número de Seguro Social ha sido vinculado a una actividad ilícita. 

Los impostores pueden amenazar con demandarte, suspender tus pagos o hacer que te arresten a menos que proporciones información personal o efectúes un pago por medio de tarjetas de regalo o de tiendas minoristas, transferencias bancarias, tarjetas de débito prepagadas, criptomonedas o dinero en efectivo. 

Los verdaderos empleados del Seguro Social no harán ninguna de esas cosas. Si recibes una de estas llamadas, cuelga el teléfono y denuncia la llamada a la OIG. 

Estos estafadores también se pueden comunicar contigo por correo electrónico, mensaje de texto o carta. No respondas ni tomes ninguna medida que te exijan en el mensaje, como hacer clic en un enlace o llamar a un número de teléfono. 

Recibí una carta del Seguro Social sobre el SSI. ¿Es legítima?

Es posible. Como parte de su labor para llegar a las poblaciones vulnerables mientras las oficinas de atención al público están cerradas, la SSA está enviando cartas y mensajes electrónicos para notificar a algunos beneficiarios del Seguro Social que también podrían tener derecho a recibir la Seguridad de Ingreso Suplementario, un beneficio para personas mayores, discapacitadas o ciegas que perciben bajos ingresos. 

Estas notificaciones incluyen un número 800 exclusivo con personal especializado en SSI para ayudar a las personas a comprender y solicitar este beneficio. Si recibes una carta o mensaje electrónico de este tipo y tienes preguntas al respecto, llama al 800-772-1213.

Yo recibo beneficios del Seguro Social. ¿También tengo derecho a recibir un cheque de estímulo?

Sí. AARP trabajó mucho para garantizar que los beneficiarios del Seguro Social estén incluidos en los pagos de impacto económico que autorizó el Congreso. Siempre que tu ingreso bruto ajustado (AGI) sea de $75,000 o menos ($150,000 o menos para parejas casadas que presenten una declaración conjunta), tienes derecho a recibir los tres cheques de estímulo. El monto del cheque disminuye gradualmente una vez que tu AGI supera esos límites.

Deberías recibir el pago de la misma manera en que recibes los beneficios del Seguro Social. Si crees que deberías haber recibido un cheque de estímulo, consulta el sitio web del IRS. Tal vez debas presentar una declaración de impuestos del 2020 para recibir tu cheque de estímulo.

Ya cobro los beneficios del Seguro Social, pero no he presentado una declaración de impuestos en mucho tiempo. ¿Debo presentar la declaración para recibir el pago de estímulo?

Es probable. El IRS está a cargo de determinar quién tiene derecho a recibir el estímulo y enviar los pagos. La agencia basó el monto del pago en tu declaración de impuestos federales o en la información proporcionada por medio de la herramienta Get My Payment.

Quienes reciben beneficios de jubilación o incapacidad del Seguro Social, beneficios de SSI, de la Junta de Jubilación Ferroviaria o del Departamento de Asuntos de los Veteranos (VA) y no declararon impuestos sobre la renta pueden haber recibido cheques de estímulo basados en la información proporcionada por las entidades federales correspondientes. Puedes utilizar la herramienta Get My Payment para solicitar los cheques de estímulo de la tercera ronda o llenar una declaración de impuestos federales sobre la renta del 2020 y reclamar el Crédito de recuperación de reembolso (Recovery Rebate Credit). Para recibir los pagos de estímulo anteriores deberás llenar una declaración de impuestos del 2020. 

Si eres el representante de un beneficiario del Seguro Social, recuerda que el pago de estímulo no les pertenece a los hogares de ancianos ni a otros centros, y tú no eres responsable de administrar el pago. La SSA señala que deberías conversar con el beneficiario sobre el pago y que puedes asesorarlo más allá de tu función de representante. 

¿Los pagos de estímulo que recibo afectan la suma de mis beneficios del Seguro Social?

No. Los pagos de impacto económico por COVID-19 no se computan a efectos de los límites de ingresos que pueden afectar tu derecho a recibir el Seguro de Incapacidad del Seguro Social ni reducir los beneficios de jubilación, de cónyuges o de sobrevivientes para las personas que los solicitan antes de la edad plena de jubilación. Estas regulaciones solo tienen en cuenta los ingresos derivados del trabajo.

Otros tipos de ingresos, como algunas formas de asistencia financiera del Gobierno, se computan al determinar si se cumplen los requisitos para la Seguridad de Ingreso Suplementario y el importe de dichos pagos. Sin embargo, la SSA anunció el 4 de agosto que los pagos de estímulo y otras formas de asistencia federal por la pandemia serán excluidos de los cálculos de SSI. La agencia señala que restituirá los beneficios de SSI que se redujeron debido a los cheques de estímulo antes de que entrara en vigencia esta exención.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


¿El Seguro Social se está quedando sin dinero debido a la pandemia?

El aumento del desempleo durante la pandemia redujo provisionalmente los impuestos sobre la nómina que los empleadores y los trabajadores aportan al sistema del Seguro Social. Eso ha afectado a los dos fondos fiduciarios que constituyen las reservas del programa, dijo Kilolo Kijakazi, comisionado encargado del Seguro Social, al presentar el informe anual de la SSA el 31 de agosto.

El informe publicado por los administradores del Seguro Social calcula que los fondos fiduciarios se agotarán para el 2034, salvo que se produzcan cambios legislativos en la forma en que se financia el programa. Esta fecha es un año antes de lo previsto en su informe anual del 2020, que se compiló en gran parte antes de la pandemia y no consideró su impacto económico.

El mayor de los dos fondos fiduciarios, el fondo del Seguro para adultos mayores y sobrevivientes (OASI), proporciona ingresos mensuales a millones de jubilados, dependientes y sobrevivientes. Los administradores calculan que las reservas del fondo OASI se mantendrán hasta el 2033, un año antes de lo proyectado en el 2020. Los trabajadores discapacitados y sus familias están cubiertos por el fondo fiduciario del Seguro por Incapacidad (DI). Se calcula que las reservas de este fondo se mantendrán hasta el 2057, ochoaños antes de lo previsto en el informe del 2020.

El agotamiento de los fondos fiduciarios no significa que el Seguro Social se quede sin dinero. Los beneficios se pagan principalmente con los ingresos que entran al sistema cada año por concepto de impuestos sobre la nómina y otras fuentes. Sin embargo, la SSA calcula que los pagos de beneficios de jubilación y a sobrevivientes se reducirán en un 24% en el 2033 si el fondo OASI se agota en esa fecha, y los beneficios por discapacidad serán 9% menores si el fondo DI se agota en el 2057 como se proyecta.


¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.